Recargar un coche eléctrico: cómo y dónde hacerlo

Te contamos todo lo que necesitas saber sobre recargar coches eléctricos: conoce cómo se recargan y dónde hacerlo

Los coches eléctricos se abren paso en el tradicionalmente vetado mundo de los automóviles de combustión fósil. Cada vez son más las personas que, concienciadas de la necesidad de reducir las emisiones de CO2, se abren a la posibilidad de comprar un coche eléctrico

Entre las principales ventajas con las que contarás al elegir un coche eléctrico, además de no contaminar, de no generar residuos y de no emitir tampoco ruidos molestos y perjudiciales para la salud, se encuentra que no tendrás límites para circular. Madrid empezó a aplicar a inicios de 2017 el protocolo anticontaminación en el cual se establece que solo los vehículos con matrículas pares o impares podrán circular en determinados días en los que se superen los niveles establecidos de polución. No obstante, esto no afecta a los coches eléctricos, pues su conducción no aumenta estos niveles, sino que, más bien ayuda a reducirlos.

Por otra parte, estos coches eléctricos tampoco están obligados a pagar los gastos de estacionamiento en la zona azul, y pueden circular también por lugares de los centros históricos y antiguos que suelen estar cerrados al tráfico rodado.

consejos-coche-electrico_1280x500

Hasta ahora, un inconveniente de estos coches era la escasez de la red de recarga. No obstante, esta es cada vez mayor tanto en Madrid como en sus alrededores y en diferentes lugares de España. De este modo, en lugares con movilidad eléctrica en Madrid puedes consultar los lugares de recarga que hay en la capital y acudir con libertad a cada uno de ellos. Y en otros como electromaps puedes ver los que hay en toda España. Por otra parte, los vehículos eléctricos están cada vez más evolucionados, cuentan con mayor autonomía, alcanzan velocidades más elevadas y también tienen más potencia. Además, las baterías son cada vez mejores y también requieren menos tiempo para recargarse, con lo que no hay que esperar demasiado. Lo más habitual es que tengas autonomía más que suficiente para tus trayectos cotidianos en ciudad, por lo que también lo puedes recargar tranquilamente por la noche ya en tu casa.

Actualmente, los coches eléctricos todavía son algo más caros que sus hermanos de motores de combustión. No obstante, cada vez existen modelos más competitivos. Además, has de tener en cuenta que el gobierno cuenta con ayudas para el fomento de este tipo de vehículos eléctricos que pueden llegar incluso a los 5.500 euros.
A la hora de apostar por un coche eléctrico también has de saber que el coste por kilómetro es mucho menor que en uno convencional; aproximadamente entre 0,90 a 1,30 euros cada 100 kilómetros. Sobre todo si lo cargas durante la noche que es cuando la tarifa eléctrica suele ser más económica. También hay que tener en cuenta que al tener menos piezas y complejidad que un coche de combustión, pues no hay aceites, ni filtros ni tanta corrosión, las averías son menos frecuentes y también más baratas de reparar.
Los coches eléctricos, sobre todo los más pequeños de uno o dos pasajeros, son muy recomendables para las personas que realizan trayectos urbanos o que usan el coche para ir, solos, al trabajo. No contaminan, no emiten ruidos, son ligeros y ocupan, en muchos casos, menos espacio en la calzada, con lo que aparcar también es más fácil. Conoce con Goodyear todas las ventajas de este tipo de vehículo y ¡conéctate a los coches eléctricos!