Remolques para coches: tipos y características a tener en cuenta

Circular con remolque tiene una especificacines que debemos tener en cuenta. Descubre con Goodyear lo que debe saber

Circular con un remolque para coches tiene una serie de características y especificaciones que debemos tener en cuenta para una mayor seguridad en carretera. El uso de un remolque supone la utilización de un sistema de acoplamiento compatible con nuestro vehículo además de cumplir una serie de requisitos legales y de seguridad. Descubre con Goodyear todo lo que debes saber sobre los remolques para coches.

En cuanto al sistema de anclaje, es importante asegurarnos a la hora de adquirir el remolque que está homologado y que recibimos la tarjeta ITV que avala su correcta instalación. La normativa de Tráfico considera que el montaje de un sistema de acoplamiento es una reforma, es decir, una modificación de los elementos del vehículo. Por lo tanto, al realizarla disponemos de un plazo de 15 días para verificar y legalizar la reforma en un centro de Inspección Técnica de Vehículos (ITV).

Tipos de remolques y permiso de conducir

¿Qué tipo de remolques existen y que especificaciones de seguridad o conducción requieren? Según la masa máxima autorizada, los remolques pueden ser ligeros y pesados. Y necesitarás un permiso de conducir superior al B en caso de exceder el peso máximo permitido.

Los remolques ligeros son aquellos cuya masa máxima autorizada (MMA) es inferior o igual a 750 kilos y para circular no precisan permiso de circulación ni matrícula propia, aunque sí la del vehículo tractor; tampoco necesitan un seguro independiente. Para acoplarlo al coche necesitas permiso de conducir B sin autorización especial.
Los remolques no ligeros son aquellos cuya MMA es superior a 750 kg. En este caso precisarán de un permiso de circulación propio para el remolque, así como matrícula específica, con fondo rojo y la letra R, así como la placa de matrícula del vehículo tractor, y seguro obligatorio propio. Necesitarás un permiso de conducir B con la autorización B-96 siempre y cuando el conjunto de vehículo y remolque no supere los 4.250 kilos. Si se supera ese peso, necesitarás el permiso de la clase B+E que permite remolcar una MMA de hasta 3.500 kg siempre que el vehículo tractor no exceda esa misma MMA.

Remolque de coche

¿Los remolques tienen que pasar la ITV?

Los remolques ligeros están sometidos a los mismos plazos que el vehículo el que van acoplados, generalmente un turismo (los turismos tienen la obligatoriedad de pasar la ITV 4 años después de su primera matriculación; a partir de esa fecha será cada 2 años hasta que el vehículo tenga 10 años, entonces la revisión será cada año). También deberás aportar toda la documentación necesaria sobre este remolque y sobre la instalación del sistema de anclaje, certificando que ha sido realizada por un profesional y garantizando su compatibilidad con el vehículo.
La ITV considera a los remolques pesados como un vehículo en sí por lo que tendrá que pasar su propia inspección. Para ello tendrá sus propios plazos establecidos y serán independientes de cuándo la pase el vehículo al que están enganchados. Cuando se cumplan 2 años de su primera matriculación, el remolque pasará la primera ITV y mantendrá la periodicidad bianual hasta los 6 años. Los remolques superiores a 750 kg que tengan entre 6 y 10 años pasarán la ITV una vez al año, y a partir de los 10 años, lo harán cada 6 meses.

Qué debes tener en cuenta al circular con un remolque

Circular con un remolque implica una serie de precauciones al volante y un extra de prudencia. La distancia de frenado se reduce un 15-20% debido a la inercia de la masa extra. Por lo tanto es recomendable aumentar la distancia de seguridad para circular con precaución y las garantías de seguridad. El aumento de peso debido al remolque tiene una serie de consecuencias a la hora de tomar curvas cerradas, circular con ráfagas de viento lateral y también en cuanto a la presión de los neumáticos que es conveniente revisar y adaptar. La duración de los neumáticos se ve afectada por varios factores, entre ellos, el exceso de carga. Para un correcto funcionamiento del remolque, además, se recomienda que colocar la carga entre 10 y 20 centímetros adelantada respecto al eje de la ruedas para facilitar el giro correcto del remolque.

La normativa vigente establece una limitación de velocidad especial para vehículos con remolque. En autopistas y autovías, el límite es de 90 km/h con remolque ligero y 80 km/h con remolque no ligero. En carreteras convencionales con arcén pavimentado de más de un metro y medio o con más de un carril para alguno de los sentidos de circulación el límite es de 80 km/h y en el resto de vías fuera de poblado la velocidad está regulada a 70 km/h. En el medio urbano la velocidad máxima permitida es de 50 km/h.
Los remolques para coches tienen una serie de especificaciones que debemos conocer para garantizar la seguridad en carretera y la vida útil de nuestro vehículo y del propio remolque. Por ejemplo, para facilitar el rodaje de un coche nuevo es importante que durante los 3.000 primeros kilómetros no sobrecarguemos ni el vehículo ni el remolque de ser necesario su uso. Trucos y conocimientos que nos ayudarán a sacar un mayor partido a nuestro coche.