¿Qué es la reprogramación de la centralita? Ventajas e inconvenientes

16 mayo | 2019 | Goodyear

Hace décadas que la electrónica llegó al mundo del automóvil y lo hizo para quedarse. Los coches actuales cuentan con un altísimo componente electrónico en comparación con la mecánica que imperaba en los vehículos del siglo XX. Por eso es imprescindible estar al corriente de algunas de las modificaciones que podemos hacer en nuestro coche para mejorar sus prestaciones y una de ellas es la reprogramación de la centralita. Desde Goodyear te explicamos en qué consiste este proceso y sus ventajas e inconvenientes.

¿Qué es la reprogramación de la centralita?

Todos los vehículos que se venden hoy en día llevan incorporado un ordenador central que controla todos los componentes electrónicos que afectan al motor. Se llama Unidad de Control del Motor (ECU, por el acrónimo en inglés de Engine Control Unit) y es la encargada de almacenar los parámetros de funcionamiento del vehículo y cómo debe actuar el motor en cada caso.

Esos parámetros son muy amplios ya que cuando los fabricantes diseñan un nuevo modelo de vehículo lo hacen pensando en un mercado global, pero cada país tiene unas regulaciones y unas necesidades distintas. Por eso, aunque el motor sea el mismo, en cada mercado funciona de una manera o de otra, dependiendo de sus particularidades.

Eso se consigue con el software que lleva esa Unidad de Control del Motor pero, como sucede con todos los ordenadores y programas, ese código se puede cambiar. Es lo que se conoce como reprogramación de la centralita, alterar la información del ordenador que controla los componentes electrónicos del vehículo para que responda de la manera que nosotros queremos.

Lo que se altera no es el motor en ningún caso, sino un chip llamado ‘Eprom Flash’ que es donde se almacena la información que se transmite al motor. Cambiando el código que hay en ese chip se alteran las órdenes que se envían al motor, por lo que éste responderá de una manera diferente a como lo hacía antes de la reprogramación.

Reprogramar la centralita

Ventajas de reprogramar una centralita

Al alterar los parámetros de la ECU podemos cambiar la temperatura del motor, la respuesta del acelerador, las revoluciones a las que actúa el motor, etc. Todas las funciones pueden ser modificadas al reprogramar la centralita, aunque se hará de una manera u otra dependiendo de nuestras necesidades. Éstas son algunas de las ventajas de una reprogramación de la centralita:

Menos consumo de combustible

Modificando el momento de inyección adecuado, la cantidad de combustible idónea o la presión de admisión se puede conseguir reducir el consumo de combustible tanto en vehículos diesel como gasolina.

Más potencia

Al alterar algunos parámetros del motor conseguimos más potencia que nos puede servir para acelerar en un momento de necesidad al adelantar, cuando nos incorporamos a una autovía, etc.

Adaptado a nuestro estilo

Cada persona conduce de una manera, unos de forma suave y otros con un estilo más agresivo. Reprogramando la centralita podemos adaptar el funcionamiento del motor para que responda eficazmente a nuestras necesidades específicas.

Inconvenientes de reprogramar una centralita

No todo son ventajas cuando se trata de alterar la programación que tiene el motor de nuestro coche. Hay que ser conscientes de que es una operación delicada y que sólo pueden llevarla a cabo profesionales expertos y con experiencia en este tipo de modificaciones. Éstos son algunos de los inconvenientes de una reprogramación de la centralita.

Se pierde la garantía

Oficialmente sí, a no ser que la operación se haga en el taller oficial del fabricante. Sin embargo, es muy complicado detectar y probar que se ha llevado a cabo si se realiza en un taller experto que es capaz de borrar el rastro de lo que se ha realizado.

Hay que comunicarlo a la ITV

Como en el caso anterior, oficialmente sí. Sin embargo, con las herramientas habituales de las estaciones de ITV no es fácil detectar una reprogramación de la centralita, por lo que en la mayoría de los casos ésta pasa desapercibida.

Puede aumentar el consumo

Si lo que queremos es tener más potencia en el coche es probable que, a cambio, el vehículo comience a gastar más combustible ya que esa potencia extra debe de llegar desde algún sitio.

Acorta la vida del motor

No tiene por qué pasar si la modificación se hace por medio de profesionales o de talleres oficiales; pero si la alteración es para tener un estilo más agresivo en la conducción, eso provoca el mayor desgaste de algunos componentes y, por tanto, que la vida útil del motor se reduzca.

Ya conoces en qué consiste la reprogramación de la centralita y todo lo que debes tener en cuenta antes de plantearte esta modificación en tu vehículo. Pero no olvides tomar todas las precauciones posibles si, finalmente, decides llevarlo a cabo: hazlo en un taller oficial o con profesionales de garantía, ya que es una actuación muy delicada.

Good Year Kilometros que cuentan