Restaurantes en la playa: los mejores de España

¿Buscas buenos restaurantes en la playa? Te presentamos los mejores lugares de España para comer frente al mar

En los momentos en los que el calor aprieta, huir de la playa se vuelve una odisea. De ahí que esté creciendo la tendencia de escoger playa en función del restaurante o chiringuito que esté junto a ella. Y dado que la distancia es importante, en Kilómetros que cuentan te ofrecemos los mejores restaurantes de España que se encuentran a pie de playa.

El Buche, Conil de la Frontera

Si veraneas en Conil de la Frontera o en la Costa de la Luz y te gusta el atún, no dudes en acercarte al restaurante El Buche, pegado a la playa La Fontanilla. El nombre hace referencia a una de las técnicas de pesca empleadas en las almadrabas, dado que esta costa gaditana lleva 3.000 años siendo proveedora internacional de los mejores atunes.

Desde 15 euros podrás degustar tacos, tartares o frituras de sabrosos túnidos, rodeado de una decoración azulada que te recordará al paraíso. Además, el restaurante cuenta con piscina, por si no te apeteciera volver a la arena de La Fontanilla.

El Bigotes, Ibiza

Ibiza está llena de calas de ensueño con arena dorada y aguas turquesas. La Cala Mastella no va a ser menos, situada al norte de la isla, cuenta con un aliciente aún mayor: un espectacular Bullit de peix con arroz a banda hecho con fuego de leña. Para poder degustar este manjar basta con coger mesa en El Bigotes. Un chiringuito a medio camino entre Cala Mastella y Cala Boix que por 25 euros te permitirá probar una de las especialidades ibicencas más aclamadas.

Cala Mestella

Gu, San Sebastián

Gu es un barco. Su estratégica ubicación lo hace estar en las inmediaciones de la playa de La Concha y a un paso de la Parte Vieja de San Sebastián. En él puedes disfrutar de pintxos de sabores sorprendentes y de los cocktails que sirven por las noches. Asimismo, este club náutico suele tener una oferta musical variada que ameniza las noches de la ciudad donostiarra. Un sitio ideal, para hacer de tu escapada a San Sebastián inolvidable.

Guingueta, Barcelona

Imagina que te encuentras en una tumbona de La Barceloneta y llega la hora de comer ¿No sería fantástico que te sirvieran allí mismo alguna tapa? ¿Y si el prestigioso chef Carles Abellan fuese el encargado de crearla? En ese caso la Guingueta es tu sitio.

El local cuenta con una carta amplísima que va desde platos internacionales a opciones healthy donde destacan sus exquisitos zumos naturales.Y sí, la tumbona es una opción, pero el establecimiento pegado a la arena es una oda al buen gusto con vistas al mar.

La Navilla, Marbella

Manolo y Miguel Pedraza están detrás de este restaurante situado en pleno paseo marítimo marbellí. Cuenta con una extensa carta que abarca los paladares más exigentes y que alberga una bodega con caldos selectos que harán que tu entusiasmo se desborde. Sus magníficas especialidades andaluces solamente son comparables a las magníficas vistas del mar que hay desde su terraza.

Gecko Beach Club, Formentera

El Gecko Beach Club es uno de los puntos de interés que vienen marcados en muchas guías de la isla. Y no es para menos, el chef Juan Diego Craywinckel desarrolla allí todo su talento experimentando con la cocina mediterránea y de fusión.

La playa Migjorn es testigo de este templo culinario en el que quedarse clavado disfrutando de desayuno,comida y cena y sumándose después a la posterior sesión de coctelería y música parece obligatorio.

La Boheme, Jávea

La playa del Arenal de la población valenciana de Jávea tiene en La Boheme un lugar coqueto y romántico con el que cenar en pareja con el mar como música de fondo. El restaurante destaca por su cocina mediterránea creativa y sus tapas variadas. Su parrillada de mariscos es conocida en los alrededores por su calidad, al igual que la frescura de sus pescados.

Comer en la playa

Arrocería Duna El Saler, Valencia

A tan solo siete minutos de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, en la playa de Saler se encuentra una de las mejores arrocerías valencianas. El restaurante cuenta con más de 1000 m2 decorados de forma minimalista y moderna, donde encontrarás las mejores vistas al mar.

En la carta el arroz es el protagonista indiscutible con más de 50 variedades. Sin embargo, no es la única de las delicias del chef: las croquetas de bogavante, el foie de manzana o una maravillosa fideuá de fideo fino harán las delicias de los comensales.

Asador Hondartzape, Vizcaya

35 años lleva el Asador Hondartzape en la bahía vizcaína de Gorliz. Su cocina artesanal y su respeto por las técnicas culinarias a la parrilla de sus ancestros hacen que el sabor allí alcance un cariz especial.

Materias primas de calidad y cocina popular hecha para paladares exquisitos son los valores que definen  a Hondartzape, donde no es raro ver a barcos fondeando al lado de sus cristaleras con sus tripulantes dentro del asador.

La Playa, Luanco

El brunch en Luanco sabe a La Playa. Este restaurante de decoración vintage está cuidado al detalle, pero no todo se queda en una cara bonita. Su brunch (por menos de 20 euros) es espectacular, un sinfín de platos donde los sabores juegan con nosotros y todo aderezado con unas vistas impresionantes al Cantábrico más salvaje.