Rótula de dirección: qué es, para qué sirve y mantenimiento

30 octubre | 2019 | Goodyear

La rótula de dirección es una pieza mecánica desconocida para la mayoría de los conductores pero, al mismo tiempo, vital para el funcionamiento del coche y para nuestra seguridad. En Goodyear te explicamos qué es, para qué sirve y qué mantenimiento necesita para estar siempre en perfecto estado.

¿Qué es la rótula de dirección?

La rótula de dirección es una de las piezas claves en nuestro coche porque forma parte del grupo de componentes que hace que el vehículo pueda girar. Las rótulas actúan sobre la dirección permitiendo que las ruedas giren de derecha a izquierda y viceversa.

La rótula puede variar según el sistema de dirección que tenga cada automóvil. Los vehículos con sistema de caja de dirección no tienen rótulas como tales, mientras los que están equipados con sistema de cremallera tienen rótulas interiores y exteriores, un total de 4. Este último, el de cremallera, es el sistema más común del mercado.

En los sistemas de piñón y cremallera, la rótula de dirección es la pieza que une la junta axial y las ruedas, transmitiendo la fuerza de la rueda dentada hacia la articulación de la dirección. Esta pieza es clave para el sistema de dirección puesto que es el que propicia que las ruedas puedan girar.

Por eso, la rótula de dirección no solo es vital para el funcionamiento del coche, también lo es para nuestra seguridad. Eso hace que sea un componente mecánico que debemos mantener y de la que hay que estar pendiente si no queremos llevarnos un susto.

La rótula de dirección tiene que estar siempre en perfectas condiciones, ya que cualquier deterioro o desgaste puede terminar en un accidente de tráfico porque el coche no gire con exactitud en el momento que movamos el volante. Además de este riesgo hay que tener en cuenta que un defecto en la dirección desgastará los neumáticos, poniendo en más riesgo aún si cabe nuestra seguridad.

Por todo ello, es importante acudir al mecánico en cuanto tengamos la más mínima sospecha de que nuestra rótula de dirección pueda estar en mal estado. Ir pronto al taller nos permitirá circular de forma segura con el coche y, además, evitaremos averías más costosas. Siempre que se cambian o se arreglan las rótulas, es necesario hacer un equilibrado o alineamiento en las ruedas para que el vehículo circule correctamente.

¿Cómo saber si nuestra rótula de dirección está en buen estado?

Es complicado saberlo a ciencia cierta salvo que vayamos al mecánico y explore nuestro coche exhaustivamente. Aun así, hay ciertos indicios que nos podrían hacer sospechar de su desgaste o mal estado.

Una pista muy común que nos puede hacer pensar que hay un desgaste de esta pieza es cuando se producen una serie de ruidos en la parte delantera del coche. Si esto es así, pásate por el taller porque sería un indicio. Pero, ¿cómo son estos sonidos? Son ruidos secos y metálicos del tipo de ‘clack’. Se escuchan tanto en la compresión como en la expansión de la suspensión y lo escucharemos nítidamente cuando pasemos por un bache o un badén.

Si se produce este ruido es porque algo falla en los anclajes y suele ser a consecuencia de la holgura. El origen es más complicado de averiguar pero posiblemente puede proceder de las rótulas de suspensión, de los tirantes de suspensión o incluso de los anclajes de la barra estabilizadora. Ante el más mínimo ruido o sospecha hay que llevar el coche al taller: al subirlo al elevador y hacer unos cuantos movimientos en la dirección, sabremos al instante qué le pasa al vehículo.

Cómo ver la rótula de dirección

Consejos para ver el estado de la rótula de dirección en vehículos de suspensión independiente:

  • Comprobar que el vehículo tiene sistema de suspensión independiente.
  • Levantar la parte delantera del vehículo.
  • Mover las ruedas y comprobar su holgura.

Consejos para ver el estado de la rótula de dirección en vehículos de suspensión McPherson:

  • Buscar el accesorio de engrase.
  • Levantar el vehículo desde el travesaño delantero.
  • Comprobar la holgura de arriba hacia abajo de la rótula, con la ayuda de la mano.
  • Cualquier sonido similar a un “clac” al mover la dirección quiere decir que hay desgaste.

Es importante revisar las rótulas porque es uno de los puntos que se examinan en la ITV.

Factores que desgastan la rótula de dirección

  • Neumáticos y amortiguadores gastados o defectuosos: es importante sustituirlos cuando sea el momento y no estirar su vida útil. Si se encuentran en mal estado, tendrán un importante impacto negativo en la dirección.
  • Desgaste por los años o kilómetros recorridos: estos factores también producen un alto desgaste. Como en todas las piezas del coche, cuantos más kilómetros, más desgaste.
  • Las condiciones meteorológicas son un condicionante muy importante. Si las rótulas trabajan con mucho frío o mucho calor, hay mayor desgaste.
  • Circular por caminos y carreteras en mal estado llevan a la dirección y suspensión a trabajar más, produciéndose mayor erosión.
  • El uso que hagamos del vehículo: cómo conduzcamos; si llevamos sobrecarga, etc…

Lo mejor para mantener la rótula de la dirección en buen estado es hacer un uso normal del vehículo y tener los mantenimientos al día. Pero lo más importante es que, ante la más mínima sospecha, debemos llevar el coche al taller mecánico para que, cuanto antes, detecten la avería o la eviten. Así podremos hacer kilómetros de calidad de forma segura.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan