Ruta por Asturias: 5 restaurantes con encanto

Te traemos una ruta por Asturias para degustar lo mejor de su gastronomía. Descubre estos 5 restaurantes con encanto

Una de las ventajas de hacer una ruta gastronómica por Asturias es el tiempo metereológico. Si acompaña, tendremos un escenario de fondo que mejorará la experiencia de una escapada por Asturias y del paladar. Seamos positivos si no acompaña, tendremos una excusa perfecta para refugiarnos en los sabores del revuelto Mar Cantábrico, la húmeda huerta y las sanas carnes de res, ave y cerdo.

    En Asturias no falta la buena oferta de restaurantes con productos de alta calidad transformados por maestros del freír, guisar y servir. En esta pequeña selección de locales que he probado personalmente, os ofrezco opciones desde el Oriente al Occidente para que nadie vuelva con hambre de un viaje a Asturias.

    Restaurante El Corral del Indianu (Arriondas)

    Probablemente el público conozca a la pequeña Arriondas más por ser el punto de salida del Descenso del Sella, cada primer domingo de agosto, pero esta localidad ribereña debería ser conocida por la cocina de El Corral del Indianu.

    El buen hacer del chef Jose Antonio Campoviejo a los fogones se complementa con la decoración en los varios rincones donde se sirven comidas tradicionales con un toque genial. Por ejemplo, una crema fría de vinagre de sidra aderezando una ensalada o la sorpresa estética que esconde “Sabores de antaño, texturas de hoy” (la fabada menos típica que veréis nunca).

    Nada os prepara, y menos la fachada, para lo que os espera en este prestigioso y premiado restaurante. Dos recomendaciones, la mesa del jardín si está libre y el gochín astur celta asado y prensado con jugo de cebolla roja.

    Gastronomia con encanto

    Los Llaureles (Torazo)

    Una mínima casa rural de sólo cuatro habitaciones alberga un máximo restaurante, con un chef que ha cocinado para la Familia Real de Qatar. Y eso, dentro. Fuera, los verdes paisajes del municipio de Cabranes pues Los Llaureles se encuentra enclavado en Torazo, premiado “Pueblo Ejemplar de Asturias” en 2009. La terraza de Los Llaureles es tan atractiva como el arroz mediterráneo o el taco de cochifrito de Carlos Gallego.

    Os advierto, eso sí, de un peligro que los dueños pasan por alto: los rollos de canela y cardamomo son una tentación. De probarlos antes de sentaros a la mesa es posible que su delicioso sabor os obligue a repetir y vuestras ganas de probar la comida se resientan.

    Restaurante Laureles

    La Cuadra de Antón (Gijón)

    Me resulta curioso que un restaurante que está en pleno centro de Gijón, en una zona llena de edificios, en segunda línea de playa, tenga vistas al mar, pero las tiene. Desde su salón del restaurante La Cuadra de Antón, el ventanal del fondo nos ofrece una vista de algo que bien atesoran los gijoneses, la playa urbana de San Lorenzo.

    Otro pequeño gran tesoro es la filosofía y los títulos y certificaciones que la refrendan cuando se proclaman ecológicos, sostenibles y preocupados por la calidad de la materia prima.

    Recomendación para vegetarianos, milhojas de berenjena y manzana con salsa César Varé y agridulce de higos y manzana. Recomendación para carnívoros, pollo de pita pinta con salsa César Varé y agridulce de higos y manzana. Lo se, es berenjena contra pollo.

    Restaurante Bar Blanco (Cangas del Narcea)

    A Engracia no la echa ni la edad de la cocina pero ha cedido la gloria, del sabor, y la fama, de los platos, a su hijo Pepe Ron y la de la gastronomía líquida al hermano de este, Quique. No conozco a nadie que vaya a Cangas del Narcea de paso para otro sitio. A Cangas del Narcea, en el montañoso y vinícola centro interior del occidente de Asturias hay que ir ex profeso. Y desde que se conoce por primera vez al Bar Blanco, es una excusa perfecta.

    Desde fuera, un bar de pueblo. Dentro, un bar de pueblo. Pero, ojo, porque la comida no es ni básica ni típica: probablemente el mejor steak tartar de Asturias lo sirvan ellos aunque no renuncian al tradicional pote de berzas, donde verdura y compango son prácticamente de su huerta y de su cuadra.

    Bar Blanco

    Mesón El Centro (Puerto de Vega)

    Me proclamo inventor, salvo que alguien pueda demostrar lo contrario, del término que le encaja al Mesón El Centro como una púa a una guitarra: Gastrorockmía. Es el espíritu musical y rockero que inspira a Mari como cocinera y a su pareja Mon como consejero para maridar en copa lo que se sirve en plato.

    El Mesón el Centro está en una localidad de la costa asturiana, pero no tiene vistas al mar. Escondido entre las callejuelas de Puerto de Vega, su terraza en la coqueta Plaza de Cupido es tan demandada como sus mesas altas frente a la barra o a la discretamente náutica sala del interior.

    Empezad a pensar lo que vais a comer con un vermut y buscad pescados y mariscos, son frescos y – salvo las gambas de Huelva, claro está – son locales. El “Timbal la mar de bueno” (con sardina) o el “Falso carpaccio de pulpo” son dos buenos platos ligeros, o para compartir, antes de atacar una prestosa merluza.

    Mesón Puerto Vega

    Otros restaurantes que no te puedes perder

    Cinco restaurantes son sólo cinco comidas o cenas. Si tienes más días en Asturias, considera añadir a tu ruta gastronómica estas recomendaciones cuyos productos están en boca de cualquier entendido que se precie de serlo.  Casa Ramón en Oviedo dispone de una terraza en plena Plaza del Fontán; Restaurante Auga en Gijón  está en pleno puerto deportivo con una cocina a la altura del entorno; Casa Tataguyo en Avilés es una casa centenaria que resiste rodeada de altas viviendas y con un interior de bar de pueblo de otro siglo; Real Balneario de Salinas  en el concejo de Castrillón, a pocos minutos de Avilés, tiene unas vistas sobre la playa con las que sólo puede competir el paseo marítimo; y Restaurante Regueiro  en Tox, junto a Puerto de Vega y Navia, de camino a Galicia, un oasis para redescubrir sabores con propuestas originales.

    Una advertencia final. La carta y los menús de degustación varían con la temporada y con la selección de productos disponibles para preparar los platos. Los chefs no son una especie inmovilista así que tal vez no encontréis alguno de los platos que menciono pero no me cabe duda de que habrán sido sustituidos por otros que estarán a la altura de vuestras expectativas.

    The following two tabs change content below.
    José R. Pérez
    Desde el año 2008, tras un viaje de 12 meses recorriendo Asia y Oceanía, soy uno de los cuatro editores (y además amigos) de Viajablog, uno de los blogs independientes de viaje más populares en habla hispana. Con varios viajes de más de 6 meses a nuestras espaldas y una media de un viaje cada 15 días, escribimos información práctica y experiencias sobre destinos tan dispares como los Carnavales de Frankfurt, las mejores vistas de Barcelona, cómo preparar la mochila para viajar con Ryanair o consejos para visitar Myanmar. Viajablog es miembro fundador (2012) de Travel Inspirers.