Turismo en Extremadura y Alentejo: una ruta por castillos con encanto

28 septiembre | 2015 | Jose Luis Sarralde

Sumérgete en la época medieval con esta ruta por castillos de Badajoz y el Alentejo. Una ruta pensada para conducir y disfrutar.

TEXTO Y FOTOS: José Luis Sarralde

Debes de reconocer que los castillos tienen algo que fascina. Son la mejor expresión de lugares donde han acontecido hechos históricos, rodeados de leyendas y aventuras, y en la actualidad, a la hora de viajar, nos provocan una indudable atracción. Personalmente me encantan hacer las rutas en coche descubriendo pueblos históricos con castillos. Y por suerte, en la península ibérica es fácil hacerla realidad. Y no solo en España, sino también en la vecina Portugal.

A continuación te voy a proponer una ruta por tierras del Alentejo portugués y del sur de Extremadura en la que podrás encontrar pueblos que tienen muchas características que les asemeja, y en concreto tienen en común su asentamiento junto a un castillo.

    39.393944-7.376536

    Marvao (Alentejo)

    De entrada te diré que, desde mi punto de vista, Marvao es uno de los pueblos más bonitos de la península. Pueblo amurallado en lo alto de una gran colina rocosa que se extiende a partir de un castillo, Marvao lo encuentras en el Alentejo portugués, junto a la frontera española. A Marvao puedes llegar desde Cáceres por la N-521, y ya desde lejos, cuando lo veas en lo alto de la montaña, estarás deseando subir a su castillo. Situado en el entorno del parque natural de Sierra de San Mamede, las vistas panorámicas que verás desde las murallas del castillo son impresionantes.

    Antes habrás tenido que dejar aparcado el coche en las puertas de la muralla, y habrás subido andando por las estrechas callejuelas en las que se suceden luminosas casas blancas. Debido a su defensivo emplazamiento, el actual Marvao vivió la ocupación de los romanos y luego los musulmanes, y fue a final del siglo XII cuando se incorporó al reino de Portugal y se amplió su fortaleza. Ahora es un pueblo bastante turístico, aunque si viajas en épocas no vacacionales, puedes llegar a Marvao y apenas encontrarte visitantes.

     

    Castelo de Vide (Alentejo)

    A apenas 10 kilómetros de Marvao encuentras Castelo de Vide. Es un pueblo bastante más grande que Marvao, pero en gran parte rodeado de una muralla, también se extiende por las laderas de un monte en cuya zona alta se sitúa el castillo medieval. Para visitar Castelo de Vide deberás llegar con el coche a la gran plaza Mayor donde se encuentra el edificio del ayuntamiento y la iglesia de Santa María de Devesa. Desde ahí, ya a pie, irás subiendo hacia el castillo por las estrechas callejuelas del antiguo burgo medieval.

    En el castillo, que se encuentra semi-derruido, te aconsejo que subas a lo alto de la Torre del Homenaje, desde donde tendrás espectaculares vistas panorámicas. Seguro que te llamará la atención comprobar que en el interior de las murallas del castillo perviven una pequeña ermita y varias viviendas habitadas, cuya imagen te trasladará a cómo se debía de vivir durante el siglo XV, cuando fue construido. No dejes de bajar por las calles con escalinatas que te llevan por el antiguo barrio judío, donde todavía puedes entrar en el edificio de lo que fuera una sinagoga.

     

    Elvas (Alentejo)

    En ruta por el Alentejo ya hacia la provincia de Badajoz, llegarás a Elvas, la ciudad fronteriza con España donde no vas a encontrar un castillo…sino mucho más. ¿Sabías que Elvas ha sido recientemente declarada Patrimonio de la Humanidad por ser la fortificación terrestre de mayores dimensiones que se conserva en el mundo? Efectivamente, Elvas es una verdadera ciudad fortaleza, con diversas líneas de murallas y fosos, la más antigua de las cuales se remonta al siglo IX, lo que se explica dado su carácter de ciudad fronteriza desde 1297.

    Subiendo hacia la zona alta de Elvas, cruzarás por la puerta de la antigua alcazaba y desde los miradores podrás ver el citado entramado de murallas, así como los cercanos fuertes de Santa Lucía y Graca, construidos por los holandeses en el siglo XVII.

    Castillo de Feria (Badajoz)

    Desde Elvas te propongo que cruces a Badajoz y por la N-432 bajes hasta el pueblo de Feria, a unos 60 kilómetros, donde podrás visitar su castillo, en realidad, una característica torre defensiva con un recinto amurallado. La silueta del castillo ya la verás desde bastante lejos, en lo alto de una montaña, según te acercas por la carretera que discurre por la llanura conocida como Tierra de Barros. Por su parte, el pueblo de Feria se asienta a los pies de dicha montaña.

    El castillo de Feria tiene sus orígenes en una alcazaba árabe del siglo XI, si bien la fortaleza defensiva que ahora podrás visitar se construyó a finales del siglo XV por quien fuera primer Duque de Feria. Cuando subas a lo alto de la Torre del Homenaje, o incluso desde las murallas que la rodean, una vez más tendrás unas excelentes vistas de los paisajes de los alrededores.

     

    Zafra (Badajoz)

    Muy cerca, a apenas 20 kilómetros hacia el sureste se encuentra el castillo donde en el siglo XV residía el citado Duque de Feria. Es en el pujante pueblo de Zafra, una importante localidad con gran tradición ganadera y un centro histórico con un muy interesante patrimonio cultural, el cual bien merece una visita para conocerlo. En el principal edificio de lo que era el castillo, ahora conocido como palacio de los Duques de Feria, ahora se ubica el parador nacional de Zafra.

    Cuando lo veas desde la gran plaza que en su día fuera el patio de armas del citado castillo, constatarás que más que un edificio palaciego, se trata de una fortaleza defensiva con altas murallas y su propia Torre del Homenaje. Construido a partir de 1437, su configuración actual, con un patio central de estilo herreriano, es el resultado de la gran reforma llevada a cabo en el siglo XVII, la cual acentuó su carácter de palacio residencial.

     

    Burguillos del Cerro (Badajoz)

    Puedes completar esta ruta acercándote a Burguillos del Cerro, pueblo que encuentras a 25 kilómetros al oeste de Zafra. Ahí te espera otro castillo. La historia de este pueblo está ligada a la Orden del Temple, a la que fue cedido tras su reconquista en el siglo XIII de la ocupación musulmana.

    El castillo, una fortaleza defensiva cuadrangular con doble muralla y cuatro torres, se sitúa en lo alto de un cerro que se eleva junto al pueblo. Pero en Burguillo del Cerro, más que el castillo, te debe interesar la visita de la antigua iglesia de Santa María de la Encina, también del siglo XIII, un edificio que combina el románico y el gótico y que ahora alberga un centro de interpretación de arquitectura popular extremeña. Y sobre todo la antigua iglesia de San Juan Bautista, otro centro de interpretación, esta vez dedicado a la presencia de los templarios en esta zona de la provincia de Badajoz.

    Concurso - Kilómetrosquecuentan

     

    Concurso cerrado

    Good Year

    Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

    ¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

    Good Year Kilometros que cuentan