Ruta de cine por San Sebastián: escenarios de rodaje

La relación de San Sebastián con el cine va mucho más allá de su Festival de Cine. Hoy te traemos algunos de sus escenarios en los que se han grabado películas conocidas. Descúbrelos

San Sebastián es sinónimo de cine. Su festival internacional recibe cada año a algunas de las estrellas más fulgurantes del celuloide europeo y también del que se gesta al otro lado del Atlántico. El Kursaal, el lujoso hotel María Cristina o el Teatro Victoria Eugenia son algunos de los escenarios de este certamen que ningún cinéfilo puede perderse en su visita a la capital guipuzcoana. Pero la ciudad vasca es mucho más que la sede de uno de los festivales de cine más prestigiosos del planeta.

Playas, montes, barrios con encanto, parques, el río Urumea… son otras señas de identidad que también tienen una estrecha relación con el séptimo arte, pero esta vez en forma de plató. Para que te hagas una idea, solo en 2017 hubo 274 días de rodaje en San Sebastián. Recorre con nosotros esta ruta por los lugares de rodaje de la ciudad a través de las películas que se han rodado en ella. No se nos ocurre mejor adelanto a una nueva edición del festival que está a punto de comenzar – del 21 al 29 de septiembre – que esta guía de las películas rodadas en San Sebastián y sus escenarios.

Del palacio de Miramar al monte Ulía

Aunque la mayor parte de las escenas de ‘Handia’ (2017) se rodaron en interiores, la provincia de Guipúzcoa cobra protagonismo cuando la acción se traslada al exterior. Sobre todo en Alzo, el pueblo del que era originario el protagonista de esta historia real ganadora de 10 premios Goya, el gigante Miguel Joaquín Eleizegi Ateaga, y que cuenta con su propia ruta turística para conocer al popular personaje. Pero también en San Sebastián, donde se rodaron escenas en el palacio de Miramar, la residencia de verano de la reina María Cristina que desde hace tan solo unos meses se ha abierto al público. De estilo inglés, se alza sobre un promontorio en un lugar estratégico: entre las playas de La Concha y Ondarreta. Perteneció a la realeza hasta 1973, cuando fue adquirido por el Ayuntamiento. Los donostiarras saben bien que tumbarse en sus jardines con vistas a la bahía es uno de los mayores placeres que puedes vivir en la ciudad. Y desde el mes de julio también puedes visitar la planta noble del edificio para conocer algunos de sus secretos.

La tercera playa de San Sebastián, La Zurriola, es protagonista en una de las primeras películas de Julio Medem, ‘La ardilla roja’ (1993). Esta historia de amor y mentiras transcurre a medio camino entre Madrid y San Sebastián y es aquí, en la playa de la Zurriola, donde Jota (Nancho Novo) está a punto de quitarse la vida cuando presencia cómo una mujer (Emma Suárez) sufre un accidente de moto, un suceso que cambiará la vida de ambos. La Zurriola, destino de surfistas, windsurfistas y nudistas, tiene otros tres atractivos: la silueta del Kursaal en uno de sus flancos, la escultura de la Paloma de la Paz en otro y el barrio de Gros, en el entorno, uno de los barrios más de moda de San Sebastián.

Donostia La Zurriola

Junto al barrio de Gros nos encontramos con el monte Ulía, desde donde, décadas atrás, oteadores avisaban de la presencia de ballenas a los barcos. En su ladera se esconden dos de los tesoros de San Sebastián que pocos conocen, y que ‘Zipi y Zape y el club de la Canica’, la película española más taquillera de 2013, convirtieron para la pantalla en unos tenebrosos pasadizos. Son los antiguos depósitos de agua de Soroborda y Buskando, que en el siglo XIX abastecieron a la población donostiarra y que hoy están en desuso. La visita guiada al más grande, el de Buskando, es posible desde hace unos años gracias a los vecinos de la zona. Si te acercas a Donostia, no pierdas la oportunidad de adentrarte en sus entrañas si es posible. Pasearte por su interior es una experiencia impactante.

Los mellizos más traviesos del cine volvieron a San Sebastián en la secuela, ‘Zipi y Zape y la isla del capitán’ (2016). El fuerte Ametzagaña, ubicado en el parque de mismo nombre, sirvió de escenario a sus aventuras. El fuerte, del que hoy solo quedan unas evocadoras ruinas, se construyó en la segunda mitad del siglo XIX con motivo de la última guerra carlista. Tenía planta heptagonal y podía albergar hasta 130 soldados. Si quieres sentir que viajas en el tiempo, no dejes de pasar por aquí.

A orillas del Urumea

San Sebastián es una ciudad muy europea y, pese al tiempo, también luminosa. O al menos así es como la describe la directora Juana Macías cuando explica por qué eligió la capital donostiarra para el escenario de su película ‘Embarazados’ (2015). Así, en esta divertida comedia sobre la paternidad con Paco León y Alexandra Jiménez, reconocemos algunos lugares emblemáticos de la ciudad como la peatonal calle Loiola, milla de oro del País Vasco y que desemboca en la catedral del Buen Pastor, de finales del siglo XIX; la acogedora plaza de Bilbao; o el paseo junto al río Urumea, una de las rutas más encantadoras por el casco urbano de San Sebastián.

Junto al Urumea se encuentra, precisamente, el parque de Cristina Enea, una de las localizaciones de ‘Negociador’ (2014), el filme con que el director Borja Cobeaga intenta desdramatizar el conflicto vasco ofreciendo su particular visión de las negociaciones entre el gobierno español y ETA. Con cerca de 95.000 kilómetros cuadrados, se trata del parque más grande de San Sebastián, que además comunica distintos barrios entre sí. Pero es que con sus especies exóticas y el romanticismo que desprenden sus jardines, de estilo inglés, pasear por Cristina Enea supone desconectar del mundo en un pequeño oasis. No dejes de visitarlo.

Son muchas las películas que se han rodado y siguen rodándose en San Sebastián, por lo que siempre encontrarás nuevas paradas en esta ruta por sus escenarios de rodaje.