Ruta Gaudí en Barcelona: los itinerarios más interesantes

Entra y descubre el itinerario que sigue la ruta Gaudí que atraviesa Barcelona y nos muestra algunas de las mejores obras de este conocido autor.

Barcelona encierra la esencia de Antoni Gaudí. Es mundialmente conocida por contener algunos de los monumentos más espectaculares de nuestro país, muchos de ellos firmados por el arquitecto catalán. Si sales de España da igual a donde viajes, si eres español en cuanto hables dos minutos con un extranjero te preguntará por Barcelona. Y es que es destino por excelencia para millones de turistas cada año por su encanto y por su personalidad, sinónimo de Antoni Gaudí.

Por eso este viernes quiero enseñarte Barcelona a través de Gaudí, un artista que desafió la rectitud y formalidad de la arquitectura de su tiempo hasta encontrar su estilo propio y que redefinió la esencia de la ciudad tiñéndola de miles de colores.

Barcelona tiene 14 obras que llevan la firma de Gaudí, aunque no todas ellas están abiertas al público, algunas son propiedades privadas que sólo pueden ser vistas por fuera. La mayor parte de las obras que podremos visitar se encuentran en el barrio de Gracia, uno de los barrios más populares de Barcelona, que tiene una amplia oferta de ocio, cultura y gastronomía.

Así, comenzamos nuestra aventura en la Plaza Real, en la que podemos encontrar su primera obra en la ciudad, dos farolas chulísimas situadas en el centro de la plaza, muy próxima a la Rambla, y donde además podremos aprovechar para tomar un auténtico “Pa amb tomàquet” todo un clásico para desayunar en la ciudad condal.

A pocos minutos a pie encontramos el Palau Güell (1886-1888), un edificio que puede pasar desapercibido si no prestamos atención. En él, Gaudí empezó a trabajar el trencadís, que quiere decir “troceado” en catalán, y con el que nos referimos al mosaico cerámico de colores que podemos encontrar en muchos de las obras de Gaudí de Barcelona, como el Park Güell (1900-1914). El parque es uno de los iconos más característicos de la ciudad, protagonista de múltiples escenas de películas como El Reportero –The Passenger, Vicky, Cristina, Barcelona o Una casa de locos-L’Auberge espagnole. Y es que si te sitúas en la parte superior del parque la vista de Barcelona es espectacular. No dejes de ir a verlo si tienes oportunidad, ¡porque es un parque único!

Si continuamos nuestra ruta, más adelante encontramos la Casa Batlló (1904-1906), otra parada obligada en la ciudad. Se trata de uno de los edificios más emblemáticos, lleno de luz y color. Si quieres disfrutar a tope de la visita elige la visita combinada con audioguía y copa y música en directo en la terraza, ¡es una chulada!

barcelona2

Una vez finalizada, un poco más adelante en el Paseo de Gracia encontramos Casa Milà (1906-1912), otro imprescindible de Barna también conocido como La Pedrera. El edificio, que destaca por sus formas naturales y onduladas así como por sus balcones de hierro forjado y el uso del trencadís en la parte de la azotea, también puede visitarse de noche durante el verano, aunque solamente por visitas de grupos. Merece la pena, sobre todo si no es la primera vez que la ves.  ¡Además podrás disfrutar de una copa de cava catalán al finalizar la visita!

Tras ella, no podemos dejar de hablar de la obra gaudiana por excelencia de la ciudad barcelonesa, la inacabada Sagrada Familia (1883-1926) que se prevé estará terminada para el 2030. La basílica, que refleja la creatividad y el ingenio de Antoni Gaudí, destaca por su decoración exuberante y por la complejidad de su estructura. En lo que respecta a su interior, es impresionante nada más entrar debido a su tamaño gigantesco y al juego de luces producido por las vidrieras. El paseo por su interior y exterior resulta espectacular, y desde las torres se observa una panorámica increíble de la capital catalana. No te quedes solo en su exterior y entra, ¡porque no te arrepentirás!

Por último, encontramos la Torre Bellesguard o Casa Figueras, residencia privada de verano, que fue abierta al público en 2013. Seguramente una de las obras menos conocidas, y claramente diferencial respecto a otras ya que más bien recuerda a una fortificación medieval. Lo mejor es visitarlo por la tarde coincidiendo con el atardecer, ya que puedes disfrutar de una vista muy bonita que contrasta con las luces de la ciudad. Asimismo, en los alrededores hay bastantes sitios para cenar y tomar una copa después.

Aunque como decíamos al principio estas no son las únicas obras de Gaudí en Barcelona, ya que hay algunas de carácter privado que no se encuentran abiertas al público, como la Casa Vicens (1883-1888) o la Casa Calvet (1898-1899). Además, está la Iglesia de la Colonia Güell, el Colegio de las Teresianas, los Pabellones de la Finca Güell y la Puerta Miralles, obras menores que pueden visitarse únicamente desde el exterior.

Horarios y precios:

Palau Güell: Horario hasta el 31 de octubre: de 10 a 20 h – 12 €

Park Güell: Horario hasta el 6 de Septiembre: de 08 a 21.30h -7 €

Casa Batlló: horario de 09 a 21h todo el año – 21,5 €

Casa Milà: horario de 09 a 20h todo el año – 20,5 €

Basílica Sagrada Familia: horario hasta septiembre de 09 a 20h– 15 € (sin guía), 19,5 € (con guía)

Torre Bellesguard: horario todo el año: de 10 a 15h – 16 €

 

Ahora… sólo te queda disfrutar y decidir cuál de todos es tu lugar favorito.