Ruta de grafitis: siguiendo a Okuda por España

Te proponemos una ruta de graffitis en la que seguiremos al artista Okuda. ¡Descubre sus espectaculares obras!

El arte se cuela en las paredes y los muros de las ciudades fuera de museos y rincones academicistas. Se nutre de experiencias, resiste en la intemperie, se rebela contra la realidad y otorga un remanso de paz al viajero. En nuestra próxima ruta seguimos la estela (al menos de sus pinturas) de uno de los máximos exponentes del arte callejero en España. Okuda San Miguel conquista desde su Santander natal con obra dispersa por más de 20 países. Hoy iniciamos una ruta de grafitis: siguiendo a Okuda por España.

    A pesar de su internacionalización como artista, ha sido en Llanera, Asturias, Santander y Cuchía (donde pasa temporadas con su familia) los lugares donde podemos encontrar una mayor presencia del “street art” de Okuda. Primera parada: Llanera. Obligada y fundamental para entender la filosofía y el concepto artístico que se esconde tras los sprays de Okuda. La Iglesia Skate, Templo del Kaos o Kaos Temple: más de quinientas latas de spray, ciento cincuenta litros de pinturas sobre las paredes de la iglesia desacralizada de Santa Bárbara, recuperada para uso civil por el colectivo de skaters de La Church Brigade. Construida en 1912, la iglesia de Santa Bárbara prestó servicios religiosos hasta su abandono en los años 60. Sus puertas volvieron a abrirse cuando el colectivo de skaters decidió reactivarla para la vida cultural de la zona.  Más de 2.000 muros pintados por Okuda, pero ninguna iglesia. ¡Hasta entonces!

    Okuda Iglesia Skate

    Cuchía, Cantabria. En el pueblo y alrededores, Okuda ha dejado su sello en varios grafitis y esculturas. Desde sus comienzos, hasta obras más recientes, Cuchía es uno de los centros de actividad de Okuda. De entre todas sus obras y grafitis en la zona, destacamos una: Equilibrium. by Remed & Okuda. No es un grafiti, es una escultura; lo que ejemplifica muy bien el carácter multidisciplinar que Okuda ha ido explorando a través de años de autodidacta.

    La obra de Okuda en Cantabria

    Sin abandonar la cornisa cantábrica, continuamos nuestra ruta de Okuda hasta Reinosa, donde el grafitero ha sido el protagonista de una reciente instalación artística. El oso de Okuda es la representación animal más grande que ha realizado. La obra, que pesa unos mil kilos y está formada por 200 piezas triangulares de diversos colores, se ubica a la orilla del Ebro, al final de la calle Sánchez Díaz, junto a la antigua Casa de Cultura de la localidad.

    Santander. ¡Bienvenidos/as de Desvelarte 2015! Welcome to Serzokudaland! Un impresionante mural en la calle General Davila da la bienvenida al viajero. La obra es el resultado del proyecto Huellas, uno de los más veteranos del festival Desvelarte, que en su edición de 2015 contó con la acción conjunta de Okuda y José Luis Servo en un mural de grandes dimensiones: 15 metros de altura por ocho de ancho. Objetivo: aproximar el arte a la calle e intervenir en edificios con el objetivo de dejar vestigios artísticos muy visibles.
    No es el primer mural que se pinta en Pradejón (La Rioja) pero probablemente es el más espectacular de todos los que se han visto hasta ahora. Las tres Gracias de Rubens reinventadas por Okuda. La obra, de dimensiones gigantescas, está ubicada en la calle Carretera, justo a pie de la travesía por la que pasa la LR-280.

    La siguiente parada en nuestra ruta de grafitis de Okuda la encontramos como parte de las instalaciones artísticas del festival Octavo Asalto 2013. Zaragoza es el escenario para uno de los murales de grandes dimensiones que caracteriza la obra callejera de Okuda. Data del 2013 y ejemplifica su fase antropomórfica.

    Grafiti de Okuda

    El salto a Madrid: siguiendo a Okuda

    En la última fase de nuestro periplo siguiendo las huella de Okuda, nos acercamos a la capital: la estación de Metro de Paco de Lucía. Okuda, junto al artista Rosh333, han creado un “impresionante” mural en homenaje al guitarrista. El proyecto,  “Entre dos universos” es una  alusión al tema musical del guitarrista “Entre dos aguas”. Okuda y Rosh333 trabajaron en ella más de una semana encima de andamios en jornadas de hasta 13 horas, lo que da idea de la monumentalidad del grafiti.

    Hasta el pabellón 12 de Ifema nos trasladamos en nuestro viaje por Madrid siguiendo los grafitis de Okuda San Miguel para descubrir el mayor mural intervenido en España: R-Evolución. Un total de 1.800 metros cuadrados fueron modificados por seis artistas grafiteros de renombre internacional, entre ellos Okuda, para el Mulafest (Festival de Tendencias Urbanas).
    El final de la ruta de grafitis de Okuda nos lleva a Mo Evolution, un proyecto de la Fundación Movember para concienciar sobre la importancia de la salud masculina. La iniciativa Movember se plasma, a través de la visión de Okuda, en un mural de 250 metros cuadrados que repasa algunos de los bigotes más famosos de la historia: Chaplin, Gandhi o Dalí. Busca la nave de Palibex en el Polígono Industrial de Villaverde Alto y encontrarás el final de este viaje.

    ¿Quién es Okuda San Miguel?

    Okuda San Miguel (Santander, 1980), licenciado en Bellas Artes, es uno de los más reconocidos miembros del street art español contemporáneo, un espíritu autodidacta que ha basado su evolución artística en la investigación personal fuera de los cánones académicos. De artista callejero a multidisciplinar, del grafiti a instalaciones con esculturas y otras formas de expresión, de su Santander natal al mundo sin olvidar nunca el por qué de su alter ego creador: una respuesta orgánica y visceral a la degradación del medio ambiente y crisis social, económica, política y de valores.

    Después de una primera etapa estética de apariencia hippie con revólveres que disparan flores, en torno a 2008, Okuda incorpora en sus líneas artísticas sus señas de identidad: escenas de animales decapitados, troncos cortados y figuras antropomórficas para entrar luego en su parte abstracta y poliédrica y caleidoscópica. Ejemplo de ello es el Kaos Temple en Asturias y el exterior de la iglesia en Youssoufia, en Marruecos.

    Estructuras geométricas y estampados colores se unen con cuerpos grises, formas orgánicas y otros símbolos que invitan a la reflexión. Su icono más emblemático: la estrella del Kaos, porque Okuda tiene “fe en el caos” por encima de todas las cosas, la encontrarás en Moscú. La mayoría de su obra jalona las calles de media España y medio mundo (uno de sus últimos murales en Hong Kong se situtlar The Rainbow Thief) pero hoy, Okuda es un creador multidisciplinar que ha hecho desde vidrieras hasta tapices, fotos, esculturas, murales y pintura. Englobado en el denominado ‘Surrealismo pop‘, Okuda acaba de montar una exposición en Londres para preparar otra para Los Ángeles, la inauguró el 1 de abril, y que será la primera que lleve a cabo sólo en Estados Unidos.

    Si quieres saber más de la obra de Okuda, no dudes en seguir la ruta de grafitis por el tercio norte de España y Madrid para recorrer algunos de sus mejores trabajos artísticos en calles, muros y fachadas. ¡Sin salir de España!