Ruta por Huelva, capital gastronómica de España en 2017

Acompáñanos a Goodyear y David Escribano a una espectacular ruta por la provincia de Huelva. ¡Descúbrela!

La antigua Onuba – tal y como aparece en los ancestrales textos latinos – es una ciudad cálida en todos los sentidos. A su temperatura hay que añadirle la de su gente, siempre abierta al forastero, y el perfil suave de sus edificios junto al mar.

Precisamente de ese mar proviene una gran parte de la materia prima que es utilizada en los platos que se sirven en los muchos buenos restaurantes de la ciudad. Huelva posee una gastronomía diferenciada en cocina del mar y cocina de la sierra. Caballa, corvina, rodaballo, gamba blanca, langostinos, coquinas y atún complementan al cerdo y las setas de la sierra. Esta combinación le ha valido el honor de ser declarada Capital Gastronómica de España 2017. Y ser la capital gastronómica de uno de los países donde mejor se come en el mundo, no es algo al alcance de cualquiera.

    Además de sus sabrosos platos, la provincia de Huelva – ubicada entre Portugal, Sierra Morena y las aguas del Atlántico – ofrece un buen repertorio de paisajes naturales, playas y pueblos blancos que merece la pena ser disfrutado en una ruta en coche:

    Parque Nacional y Natural de Doñana

    Las marismas de Doñana forman parte de uno de los hábitats preferidos por las numerosas especies de aves acuáticas que pasan el invierno en ellas. Aunque la superficie del parque se reparte entre las provincias de Sevilla, Cádiz y Huelva, la mayor parte de él se encuentra en esta última.

    La localización de Doñana es clave. El lugar donde se encuentran el Mediterráneo y el Atlántico y África y Europa es el paraíso de los ornitólogos y los amantes de la naturaleza. Más de 350 especies de aves están de paso o nidifican aquí cada año. Águilas culebreras, colirrojos reales, fochas morunas, patos colorados… Reptiles, mamíferos y peces también hacen de este bello ecosistema, en el que destacan sus dunas móviles, su casa.

    Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1994, es uno de los lugares más emblemáticos que visitar en la provincia de Huelva.

    Dunas de Doñana

    Parque Natural de Sierra de Aracena y Picos de Aroche y pueblo de Aracena

    Si Doñana te ha parecido hermoso, este parque natural no se queda rezagado. En sus más de 186 hectáreas de superficie habitan unas 40.000 personas en pequeños pueblos esparcidos entre montañas, valles y vastos campos. Es el segundo parque natural más grande de Andalucía, sólo superado por el de la Sierra de Cazorla.

    La Sierra de Aracena mantiene un aire intemporal, propiciado por sus impenetrables bosques y la modestia de sus pueblos, algunos de los cuales parecen haber cerrado la puerta al progreso, prefiriendo mantener una inocencia que los hace muy atractivos a los ojos de los turistas que añoran tiempos pasados.

    En sus dehesas pacen los cerdos ibéricos, tranquilos en su desconocimiento de que tantos buenos tratos por parte de sus cuidadores sólo tienen un fin: que puedan dar uno de los mejores jamones ibéricos de España.

    Uno de los lugares donde puedes probar este magnífico jamón es en el pueblo de Aracena. Sus calles adoquinadas y blancas casas bajas abren una pequeña puerta a otro mundo: la Gruta de las Maravillas. Se trata de un mundo subterráneo, exótico, donde las estalactitas y pozas de agua transparente te traen imágenes que se graban a fuego en tu mente.

    En Aracena puedes alojarte en un convento del siglo XVII, comer el mejor jamón de Huelva en el restaurante Huerto by Arrieros y acabar un día perfecto observando el firmamento estrellado de Aracena, considerado uno de los cielos más limpios y oscuros de Europa, según la fundación Starlight.

    Minas de Río Tinto

    Aunque muchos de los visitantes que llegan a las minas de Río Tinto creen que contemplan el paisaje de un Marte terrestre, en realidad se hallan ante la que fue la primera colonia británica en España. Las minas de Río Tinto, además, trajeron el fútbol y el tenis a la España de finales del XIX.

    Súbete al viejo vagón restaurado tirado por una locomotora  que te interna en otro mundo. Cuando se inicia el traqueteo, abandonas Huelva.

    Un río recorre una garganta de colores surrealistas. Rojos intensos en el agua bañan tierras de tonos amarillos y ocres, montículos negros de aspecto volcánico y acantilados púrpuras y naranjas, como si del cuadro de un genio loco se tratara.
    Las minas de Río Tinto no pertenecen a Huelva, Andalucía, España… Tampoco al Reino Unido. Es un lugar mágico y descontextualizado del que volverás al despertar.

    Huelva Doñana

    Moguer y Juan Ramón Jiménez

    En el pueblo en el que nació el gran poeta Juan Ramón Jiménez hay claros rasgos de arquitectura colombina. Las antiguas casas de estilo colonial parecen recordar a todo el mundo que fue del onubense Puerto de Palos desde donde partió la expedición de Cristóbal Colón que descubriría América.

    Moguer sirvió de inspiración y nostalgia a su poeta más famoso. Su antigua casa se ha reconvertido en museo y es una de las visitas obligadas. Observando los efectos personales y libros de Juan Ramón Jiménez, te acercarás un poco más a la figura del ganador del Premio Nobel de Literatura de 1956.

    Un buen lugar para comer en Moguer es el mesón El Lobito, una especie de antigua posada en el que cualquier bandolero de Sierra Morena se sentiría como en casa.

    El Rocío

    Cerca de Doñana se encuentra el destino de uno de los peregrinajes más famosos de España. La aldea de El Rocío se encuentra a medio camino entre el polvo y el folclore. Sus desnudas calles, cubiertas de arena, tienen el aire de un pueblo de frontera en el que solo rompen el silencio las voces procedentes de las casas bajas y alineadas frente a las cuales encontrarás maderos para amarrar caballos. Mirando ese espectáculo desolador, parece irreal la naturaleza vibrante que se halla a poca distancia de allí, en el Parque Nacional y Natural de Doñana.

    Cada fin de semana del Domingo de Pentecostés, la aldea cobra vida con los peregrinos de la romería. La imagen y alma andaluza elevada a la enésima potencia. Un museo al aire libre donde podrás observar las estampas costumbristas más coloridas y representativas de una Andalucía pintoresca y mágica.

    Isla Cristina

    Si quieres conocer un verdadero pueblo pesquero onubense, debes visitar Isla Cristina. Su lonja es la segunda en importancia por venta de pescado fresco de España. En el muelle, los pescadores de rostros curtidos depositan sus capturas esperando conseguir un buen precio por ellas. Es una vida dura y algunos intentan completar sus ingresos con una incursión en la pesca turística.

    Alrededor de la isla encontrarás unas salinas donde aún se obtiene sal de manera tradicional. Además, tienen una historia de película, ya que fueron adquiridas por un alemán cuyo hermano resultó ser el espía nazi más importante de la península. Desde entonces, los rumores de que esa sal se utilizaba para la fabricación de bombas en Alemania comenzaron a ser creídos por todos.
    Huelva es un destino en el que merece la pena perderse en un ruta de varios días. Este año, además, podrás hacerlo con el orgullo y la tranquilidad de saber que lo estás haciendo en el lugar de España con mejor gastronomía.

    The following two tabs change content below.
    David Escribano de
    David Escribano es un redactor de viajes freelance que trabajó durante años en fondos de inversión antes de descubrir su verdadera vocación. Ha realizado viajes de larga duración por los cinco continentes, contándolo en Viajablog desde el 2007. Colaborador habitual en Skyscanner y Rumbo y ocasional en Ocholeguas, se declara como un enamorado de África y los viajes improvisados