Ruta del jamón ibérico: de Jabugo, capital del jamón, hasta Barrancos, capital do presunto

10 noviembre | 2015 | Goodyear

Cada vez que nos comemos un pedazo de jamón ibérico, disfrutamos con los cinco sentidos. Es una sensación tan gratificante que siempre estamos dispuestos a disfrutar de un buen jamón, y de un vinito para acompañarlo. Este producto tan exquisito tiene también un origen singular. Para llegar a nuestra mesa, han de pasar muchos meses, desde la cría del cerdo ibérico en la Dehesa hasta que sale de los secaderos listo para el consumo. Vamos pues a trasladarnos hasta el Suroeste de España para proponeros una ruta de 3 días, perfecta para una escapada, que nos hará conocer a fondo el origen y proceso de elaboración del Jamón Ibérico.

Comenzaremos en las sierras del Norte de Huelva, pasando luego a la Dehesa extremeña y finalizaremos en la vecina Portugal, donde también el jamón (“presunto” en portugués) es objeto de una elaboración distinguida.

    37.908791-6.821474

     

    Ruta ibérica de octubre a febrero

    No voy a poneros restricciones para realizar esta Ruta “ibérica”, pero la recomendación es hacerla entre los meses de octubre y febrero. En este tiempo tiene lugar la “Montanera”, el periodo en el cual los cerdos ibéricos campan por la Dehesa y se alimentan de bellotas.

    La Dehesa es un territorio que se encuentra en el noroeste peninsular, entre Andalucía y Extremadura. Un ecosistema único, con gran presencia de encinas, quejigos y alcornoques, que proporcionan las preciadas bellotas, la clave del buen Jamón ibérico.

    Con esta alimentación a base de bellotas, se va generando la conocida infiltración de grasa en la carne del jamón, que luego nos indicará la calidad, sabor y textura del producto.

    Antes de comenzar el viaje, un aviso para navegantes, ya que desde hace ya más de un año ha entrado una nueva Normativa para denominar e identificar el jamón Ibérico. En base a un código de colores: negro, rojo, verde y blanco:

    – Brida de color negro, “Bellota 100% Ibérico”: jamón de cerdo 100% ibérico. Alimentación exclusiva con bellotas.

    – Brida de color rojo, “Bellota Ibérico”: jamón procedente de animales mestizos, de raza ibérica y raza Duroc. Alimentados con bellota.

    – Brida de color verde, “Cebo campo ibérico”: jamón de animales alimentados con pienso en explotaciones al aire libre.

    – Brida color blanco, “Cerdo Ibérico”: jamón de animales criados con una alimentación basado en el pienso, en granja y de modo intensivo.

    jamon1

     

    Día 1: Cortegana, Japugo y Aracena

    Nuestro periplo comienza en la Sierra de Aracena, en el norte de Huelva, territorio del Jamón denominación de Origen Huelva. Para muchos, el santuario del jamón Ibérico, ya que aquí está la localidad de Jabugo.

    El primer punto de la etapa es el precioso pueblo de Cortegana, con sus callejuelas serpenteantes, que se van elevando hacia el cerro de su Castillo. Disfrutando del paseo, podemos comprar algún producto del cerdo ibérico y tomar alguna tapa típica, como las Migas con chorizo o los “distraídos” (pan con tocino y tomate).

    A escasos kilómetros, en plena naturaleza, se encuentra “Finca Montefrío, un lugar donde disfrutar de la Dehesa en todo su esplendor. Cuentan con Granja ecológica, casas rurales, restaurante, y  un espacio para la cría del cerdo ibérico. Especialmente recomendado para ir en familia, con los peques de la casa. Por la N-433 nos dirigimos hacia Jabugo, la localidad quizás más conocida en el mundo del Jamón. En ella se encuentran la mayoría de secaderos donde se curan los jamones ibéricos de la Dehesa.

    Es casi obligado la visita a alguna de las fábricas/secaderos, como la  de Sánchez Romero Carvajal, donde se elabora el afamado jamón “Cinco Jotas”. Durante la misma, conoceremos todas las fases de producción del jamón, y terminaremos con una degustación. Reservas en su web.

    En Jabugo podemos aprovechar para comer, en la misma bodega Cinco Jotas o en el Restaurante Montesierra. También se puede optar por hacer un “tour” tapeando por los bares del pueblo.

    Siguiente parada del día, Aracena, la capital de la Sierra y comarca. Llegaremos tras recorrer apenas 20 kilómetros por la N-433, desde Jabugo. Aquí la estrella indiscutible vuelve a ser el cerdo y el jamón ibérico.

    En lo alto de la villa se encuentran las ruinas del Castillo, desde donde las vistas son espectaculares. En el polo opuesto, en las profundidades de la tierra, podemos visitar la Gruta de las Maravillas.

    No podía faltar el “Museo del Jamón”, donde nos muestran el proceso completo de producción del jamón ibérico. Desde su crianza hasta el consumo final. Toda la información para las visitas en la web municipal.

    Para comer/cenar: : Tapas Jesús Carrión, Mesón El Postigo, El rincón de Juan.

    Para dormir: La Casa Noble, Finca BuenVino, Hotel Aracena Park.

    jamon2

     

    Día 2: Monesterio, Higuera la Real y Frenegal de la Sierra

    Tras el paso por la serranía de Huelva, vamos hacia tierras extremeñas. Cogemos la N-433 (dirección Sevilla), para luego continuar por la autovía A-461 hasta Santa Olalla del Cala. A su altura nos encontramos con la Autovía de la Plata (A-66), que nos llevará directamente hasta Monesterio, primer destino del día.

    Es el paso natural de entrada desde tierras andaluzas para la Vía de la Plata, desde tiempos de los romanos. Hoy es una etapa importante en esta ruta del Camino de Santiago. Un lugar emblemático para observar la Dehesa extremeña y conocer su jamón ibérico, con denominación de origen.

    Es muy conocido el “Jamón de Monesterio”, que celebra su gran fiesta en el “Día del Jamón”, en el mes de septiembre. Un sinfín de actividades se desarrollan en torno a este producto, que es el motor económico de la localidad.

    Son visitas obligadas el Museo del Jamón y el Monasterio de Tentudía. Y otro punto fuerte de Monesterio es su Gastronomía, que evidentemente gira en torno al cerdo ibérico. El Restaurante “El Rinconcillo” es un buen lugar para comprobarlo, con el chef Antonio Parra a los mandos. Después de la comida, seguimos ruta por la Dehesa, en dirección a Higuera la Real, por la carretera EX103. Un tránsito de unos 45 minutos y llegaremos a este punto importante de la Ruta, ya que aquí se encuentra el Centro de Interpretación del Cerdo Ibérico.

    jamon3

    Para cenar y hacer noche nos moveremos hasta la cercana Frenegal de la Sierra, llena de historia y tradición. Destaca su Castillo templario, en cuyo interior se encuentra la Plaza de Toros y el Mercado de Abastos.

    El paseo por su Casco histórico es mágico y acogedor. Calles llenas de edificios blancos, casas palaciegas y salpicadas de iglesias, que delatan su pasado templario.

    Para tapear, tomaos unas cañas en el Bar Nito, muy conocido y emblemático. Un platito de jamón, un potaje de garbanzos o una carne ibérica a la brasa, son los acompañamientos perfectos para entrar en materia.

    La carne de cerdo ibérico está presente en todos los locales, aunque también coexisten otros platos típicos de esta tierra como son las migas extremeñas, el bacalao “engazpachao” y la caldereta de cordero.

    Para cenar: La Dehesa, Mesón Pedro Carloto, La Montanera.

    Para dormir: Hotel Cristina, Hotel Sierra Frenegal, Hotel Rural El Castillo (en Segura de León).

    jamon4

     

    Día 3: capital do presunto

    El jamón ibérico también es protagonista en el país vecino, así que aprovecharemos para extender la ruta y hacerla internacional.

    A tan solo media hora tenemos la frontera, y allí nos dirigimos por la carretera EX301, hasta la localidad de Barrancos, Capital do Presunto (jamón en portugués). Estaremos en la zona del Alentejo, que se extiende hasta el Atlántico.

    Cambiamos de país pero el paisaje es similar, con encinas y alcornoques dominando el terreno. Los pueblos son pequeños, de casas blancas y con un mucha historia. En Barrancos también encontraremos un Castillo medieval dominando desde lo alto, obligado en tiempos de disputas con la Corona de España.

    Encontraremos típicos ultramarinos donde comprar el “Presunto de Barrancos DOP” y otros embutidos y productos derivados del cerdo alentejano. Como referencia, la “Casa do Porto Preto” es sinónimo de calidad y tradición.

    Proseguimos la ruta hasta la cercana Moura (48 km), otro pintoresco enclave del Alentejo, donde disfrutar de un buen paseo por sus calles y parques. Es recomendable visitar el castillo, el Museu de Moura, el Convento do Carmo, el Museu do Azeite y el Jardim das Oliveiras.

    Para comer hay bastante oferta, basada en la comida típica del Alentejo. Una buena opción es parar en “O Trilho”, un local acogedor y con una carta tradicional. Perfecto para empaparse de la gastronomía de la zona.

    Para hacer noche en la localidad, las opciones que os recomendamos son el “Hotel de Moura”, con un precioso edificio palaciego, y el “Hotel Passagem do Sol”, más pequeño y familiar.

    jamon5

     

    ¿A quién no le gusta el jamón?

    Ya veis que todo gira alrededor del cerdo ibérico, el principal protagonista de nuestra historia. Una raza autóctona perfectamente adaptada al medio que a lo largo del tiempo ha ido desarrollando las características que lo hace especial y diferente. Su vinculación con los pueblos de España y Portugal se entiende como una forma y una manera de vivir.

    Pueblos desconocidos, paisajes ondulantes de tonos ocres entre España y Portugal son los mejores embajadores para una ruta que no te puedes perder. Un camino que harás sin pereza en el que reconocerás con dedicación, el incansable trabajo de quienes hacen posible que podamos degustar uno de los manjares más maravillosos que existen. ¿A quién no le gusta el jamón?

    También puedes informarte in situ en todas las zonas de esta ruta, desde las oficinas de turismo de cada pueblo, se pueden organizar multitud de actividades como catas de productos del cerdo ibérico, exhibiciones de corte de jamón, rutas en bicicleta por dehesas, paseos en 4×4… Y no te olvides de visitar alguna fábrica, es dónde comprarás el mejor jamón. ¿A qué esperas para disfrutar?

    Good Year

    Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

    ¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

    Good Year Kilometros que cuentan