Ruta de cine por Madrid: los escenarios de la película “Abre los ojos”

Goodyear y Mindful Travel te presentan una ruta de película por Madrid por los escenarios de la película “Abre los ojos”, de Alejandro Amenábar. ¡Abre los ojos y dale al play!

En Madrid se han rodado numerosas películas, pero ninguna con escenas tan memorables como una de las obras maestras de Alejandro Amenábar: Abre los Ojos.

Fue la segunda película que rodó Amenábar y fue protagonizada por Eduardo Noriega, Penélope Cruz, Nawja Nimri y Fele Martínez. Esta película le hizo tan famoso en Hollywood, que Tom Cruise protagonizó el remake, Vanilla Sky, unos años después.

Muchas de sus escenas se rodaron en el Parque de Berlín, donde se conocen Eduardo Noriega y Penélope Cruz; el Faro de Moncloa, la Plaza Mayor y la azotea de la Torre Picasso, donde acaba la película. Pero sin duda, la Gran Vía ha dejado huella en esta película. Una de las escenas más impactantes de la historia del cine español, se rodaron allí.

Eduardo Noriega se despierta en su apartamento, mientras escuchamos como una sugerente voz le susurra una y otra vez “Abre los ojos, abre los ojos…”  

Escenarios de Abre los ojos

Gran Vía. La Gran Vía, en dirección hacia Plaza de España, completamente vacía en la que Eduardo Noriega corre asustado al no encontrar a nadie. Ver una de las calles más concurridas de Madrid, totalmente desierta, es algo que sólo el cine puede conseguir. Alejandro Amenábar consiguió vaciar la calle durante unas horas para rodar tan solo unos minutos de película. Y tuvo que hacerlo a primerísima hora de la mañana.

En la ruta perfecta por Madrid, no puedes dejar de pasear por Gran Vía, y descubrir sus famosos teatros donde se estrenan las mejores obras de teatro y musicales del país.

Plaza de España. Paseando por Gran Vía, acabamos en Plaza de España, uno de los lugares más visitados de Madrid. En el centro de la plaza nos encontramos el monumento al novelista español Miguel de Cervantes Saavedra; y si levantamos la cabeza, podremos observar por dos de los que fueron los primeros, y más importantes, rascacielos de Madrid, construidos en los años 50: la Torre de Madrid y el Edificio España.

Plaza Mayor. Esta plaza porticada es el corazón del Madrid de los Austrias, el casco viejo de la ciudad y uno de los barrios con más encanto. Una ruta por Madrid no es tal sino se visita la Plaza Mayor, su Casa de la Panadería, el Arco de Cuchilleros y la famosa estatua de Felipe III.

Plaza Mayor de Madrid

Faro de Moncloa. El Faro de Moncloa es un icono de Madrid, que ha tenido una historia controvertida y ha sido abierto y cerrado varias veces a lo largo de su historia. Cuando permiten subir, puedes deleitarte con una de las mejores vistas de esa zona de la ciudad.  En Abre los Ojos, sirvió como clínica de cirugía privada donde el personaje de Eduardo Noriega intenta reconstruir su rostro.

Parque de Berlín. Siguiendo con las escenas de la película, no podemos dejar de visitar el parque de Berlín, donde aparece el personaje de Penélope Cruz mojándose con la lluvia.

Torre Picasso. No podríamos terminar esta ruta de cine por Madrid en otro lugar. La última escena de Abre los Ojos se rodó justo en este rascacielos ubicado en el corazón financiero de la ciudad. Pero no te cuento más, porque si no la has visto, no quiero contarte el final. Sin duda, te sorprenderá.

Ya sabes, la próxima vez que quieras explorar Madrid, puedes hacerlo a través de las inolvidables escenas de la película Abre los Ojos.

The following two tabs change content below.
Sara Rodríguez Mindful Travel
Blogger de viajes y amante de la naturaleza y la aventura, Sara Rodriguez, creó su blog Mindful Travel para compartir su pasión por descubrir nuevas culturas y experiencias e intentar ayudar a esos viajeros que quieren descubrir el mundo. Sara es una emprendedora que siempre busca su camino para ser feliz a través de los diferentes proyectos que tiene entre manos, como su revista de viajes de lujo Kaleidoskope Travel y sus guías para viajar con perro, como hace ella con su perrito salchicha Kiba. Su lema: “Cuando viajes, abre tu mente y tu corazón de tal manera que aprendas con todos los sentidos. No juzgues, experimenta y déjate llevar”.