Rutas por el norte de España para descubrir sus encantos

24 enero | 2020 | Goodyear

Descubre estas 7 rutas por el norte de España y enamórate de sus pueblos, paisajes, gastronomía y tradiciones. ¡Prepara la maleta porque comienza el viaje!

Da igual que sea invierno o verano, primavera u otoño: cada estación del año tiene sus pros y sus contras de cara al turismo y quienes disfrutan de viajar con su coche encuentran excusas tanto en los largos y cálidos días de verano como en los paisajes otoñales, la contundente gastronomía invernal o la colorida primavera. Si estás buscando una ruta por el norte de España, este es tu sitio. Descubre con Goodyear las paradas imprescindibles que tienes que hacer en tu próxima escapada con 8 rutas desde Galicia a Cataluña, pasando por Asturias, Cantabria, País Vasco, Navarra o Castilla y León, para conocer lo mejor del norte de España.

Galicia, desde la Ribeira Sacra a las Catedrales

  • Parada de Sil -Cíes – Carnota – A Coruña – Ribadeo

La primera ruta por el norte de España comienza en la provincia de Ourense que guarda tesoros que merecen ser visitados: pueblos espectaculares como Allariz o Ribadavia, una oferta termal inigualable en su capital y paisajes sobrecogedores en la Ribeira Sacra. Ahí será el primer alto en nuestra ruta por el norte de España.

Parada de Sil es un lugar ideal para dejarse seducir por la naturaleza. Los escarpados cañones de que se encuentran a orillas del río Sil enmudecen a cualquiera. Los Balcones de Madrid o el Mirador do Castro son dos indispensables dentro de la ruta que conecta el Bierzo con la Ribeira Sacra. En sus empinadas laderas sorprenden cepas centenarias que forman parte de una de las denominaciones de origen (Ribeira Sacra) con las vendimias más intrincadas y difíciles de realizar. Aún así merece la pena probar el vino de cualquiera de las 88 bodegas inscritas en la denominación. Vinos con tradición que siglos atrás llenaban las despensas de los monasterios que se encuentran en la zona (otra visita obligada).

Ribeira Sacra Cañones Sil

De Ourense saltamos a la provincia de Pontevedra y llegamos a uno de los lugares más visitados de toda Galicia: las Illas Cíes. El archipiélago perteneciente a las Illas Atlánticas se asemeja a una isla caribeña con sus aguas cristalinas, su vegetación y sus envidiables playas de arena blanca y fina. Un lugar paradisíaco que ha copado los periódicos internacionales y que resulta parada imprescindible en cualquier ruta entre Galicia y Portugal (otra gran alternativa para realizar en temporada estival).

Abandonar la provincia de Pontevedra no resulta fácil sin hacer más paradas (la propia capital, hospitalaria y ejemplo de urbanismo, Combarro y Cambados, entrañables pueblos marineros y toda la zona del Baixo Miño). En cualquier caso, nuestro próximo destino es una de las playas más largas de España: Carnota. Con sus 7 kilómetros de arena encontrar hueco para poner tu toalla y descansar en tus vacaciones no será complicado.

Carnota cuenta además con el hórreo más largo de Galicia y sus alrededores ofrecen grandes lugares para visitar: puedes ver la cascada de Ézaro, uno de los destinos románticos más espectaculares de España o realizar una ruta por la costa donde se rodó Mar Adentro visitando lugares increibles como Noia o Porto do Son.

Para llegar a Coruña desde Carnota, sin duda la mejor alternativa en vacaciones es atravesando el impresionante paisaje de A Costa da Morte que llega hasta Malpica haciendo parada en alguno de sus inigualables pueblos (Fisterre, Muxia, Camariñas…). Una vez en la ciudad, dejarse conquistar por la magia de su casco histórico con sus galerías y balcones con vistas a Riazor, sus museos o su Torre de Hércules será inevitable. A tiro de piedra de Santiago de Compostela o Ferrol, A Coruña se erige como una ciudad cosmopolita frente al Atlántico, llena de actividad cultural y buena gastronomía.

Playa de Las Catedrales

Y de gastronomía, Galicia sabe mucho. La comunidad gallega tiene mucho que decir en los fogones gracias a su buena materia prima. Sin embargo, no vive solo de marisco, pulpo á feira o lacón con grelos, la vanguardia también se encuentra en los platos de sus restaurantes más originales. Alguno de ellos, se encuentra cerca del último punto de nuestra ruta por el norte español antes de pasar a tierras asturianas.

Mucha gente no sabe cuál es la Praia de Augas Santas, pero no se debe a que esté muy escondida (de hecho es una de las playas más visitadas de España) Lo que ocurre es que es más conocida con el nombre de Playa de las Catedrales. Un espectáculo de la naturaleza moldeado por el mar que ha creado arcos en las rocas que rodean a la playa.

La costa asturiana, de Cudillero a Llanes

  • Cudillero – Gijón – Cangas de Onís – Ribadesella – Llanes

Desde Galicia podemos cruzar hacia Asturias haciendo una parada en Taramundi, un pueblo muy bien conservado con uno de los mejores museos etnográficos de toda España y acercarnos a ver Pumares o Villanueva de Oscos o bien seguir directos por la costa asturiana y, si disponemos de tiempo, conocer calas asombrosas en Tapia de Casariego, Viavélez, La Playa del Silencio o Luarca. En cualquier caso, nuestro el primer alto en el camino en tierras asturianas dentro de nuestra ruta por el norte de la Península Ibérica será Cudillero.

Cudillero es una parada imprescindible en nuestro viaje por el norte de España. De hecho, parar es casi obligatorio para entrar en el pueblo. Deja tu coche en el enorme parking que hay en la entrada junto al puerto y disfruta de este municipio escondido del mundo. Sigue sus tres rutas para disfrutar de sus miradores o juega a perderte por sus intrincadas callejuelas y escaleras, visita su faro, su lonja o disfruta de la mejor gastronomía asturiana.

Ruta por la costa asturiana

Eso sí, la ruta gastronómica por Asturias no se limita a Cudillero. En Gijón encontrarás exquisitos platos de la cocina asturiana tanto en Cimadevilla como cerca de la espectacular Playa de San Lorenzo. La ciudad ofrece muchas alternativas para aquellos que les gusta la arquitectura (es una de los lugares con más edificios Art Nouveau de España), para los amantes de la naturaleza (que pueden recrearse en el Jardín Botánico Atlántico o el Parque de Isabel la Católica) o para los que buscan sidra de calidad.

Gijón es también un lugar ideal para hacer de centro logístico en tu viaje por Asturias, la ciudad está cerca de los sitios más visitados. Luanco, Avilés u Oviedo se encuentran a menos de media hora de Xixón, e incluso la playa de Merón, una de las mejores playas nudistas de nuestro país. En el caso de nuestra siguiente para en la ruta por el norte de España, el trayecto es un poco mayor pero igualmente merece la pena.

Cangas de Onís es la puerta de entrada a los Picos de Europa, el primero de los parques nacionales de España. Destino obligado para los amantes de la vida silvestre y de las fotografías panorámicas. Tanto los famosos lagos de Enol y de la Ercina, como hacer senderismo por la ruta del Cares o conocer el Naranjo de Bulnes son actividades que te harán conectar con la naturaleza.

Esa unión con el medioambiente también la sentirás en Ribadesella. La localidad, famosa por el descenso de su río Sella a principios del mes de agosto, es un paraíso natural que se encuentra muy cerca del Museo Jurásico de Colunga, de los Bufones de Pría y de la impresionante playa de Gulpiyuri.

Antes de terminar nuestro periplo por la patria querida, podemos hacer parada en Llanes, un lugar emblemático que ha triunfado en el cine y cuya costa escarpada, sus palacios y su puerto perduran en la memoria de sus visitantes.

Santander

La arquitectura cántabra, de Comillas a Santoña

  • Comillas – Santillana del Mar – Santander – Santoña

Si la tarjeta de presentación de Cantabria es Comillas, sabes que el viaje tendrá éxito. El lugar famoso por El Capricho de Gaudí es un alto en el camino imprescindible en nuestro itinerario por el norte de la Península Ibérica. Pero Comillas no se acaba en la obra del arquitecto catalán, tanto su playa como el palacio neogótico de Sobrellano son impresionantes.

De una joya cántabra saltamos a otra. Santilla del Mar es uno de los pueblos más bonitos de España. La villa de las tres mentiras enamora con sus calles empedradas, su Colegiata y con las cuevas de Altamira, la Capilla Sixtina del arte paleolítico. Además, cerca de la localidad se encuentra el Laberinto de Villapresente, el laberinto más grande de España, todo un aliciente para jugar en familia.

Santander es el centro neurálgico de Cantabria. Su conjunto histórico de “El Sardinero”, su Museo de Prehistoria y Arqueología y su Palacio de la Magdalena (lugar de rodaje de la serie Gran Hotel), son un ejemplo de una ciudad que respira arte. Aunque no exclusivamente este arte se encuentra en museos o palacios. Santander es una de las capitales españolas del grafiti gracias, en gran medida, a los murales de Okuda San Miguel, uno de los mejores grafiteros españoles que ha plagado de sus coloridas composiciones geométricas el norte de nuestro país y gran parte de las capitales del mundo.

Pasear por la arena de la playa de “El Sardinero”o por la Península de la Magdalena son opciones muy buenas para abrir el apetito. No en vano, Santander tiene grandes alternativas para comer. Reponer fuerzas será necesario si queremos acercarnos a conocer el Parque de la Naturaleza de Cabárceno o seguir con nuestra ruta hasta Santoña.

La villa de la comarca de Trasmiera nos espera frente al Parque Natural de las Marismas de Santoña Victoria y Joyel, una reserva asombrosa para observar aves migratorias. La playa de Berria y el faro del Caballo no pueden faltar en nuestro recorrido.

Bilbao

Las capitales del País Vasco

  • Bilbao – Vitoria- San Sebastián

Entramos en el País Vasco por la puerta grande: por Bilbao. Una ciudad que como mínimo necesita dos días para verla. El Teatro Arriaga, el Museo Guggenheim, las siete calles del casco viejo… La urbe ofrece mucho a sus visitantes. No importa la hora del día, Bilbao siempre tiene cosas que ver.

Antes de alejarnos de Bilbao y seguir nuestra ruta por el norte de España, podemos acercarnos a San Juan de Gaztelugatxe, una de las localizaciones de Juego de Tronos. El islote de Bermeo asombra por su tortuoso puente que lleva a la ermita de San Juan. Cerca del destino seriéfilo se encuentra Lequeitio otro de los pueblos vascos mucho encanto, famoso por su basílica y su costa.

Avanzamos hacia el sur y llegamos a Vitoria. El museo del Artium, la catedral de Santa María y la plaza de la Virgen Blanca son lugares de obligada visita para empaparnos del ambiente y la cultura de la capital vasca. No puede faltar una ruta por los mejores locales de pintxos y las mejores sidrerías de la zona.

Dejamos atrás Vitoria, la puerta de entrada al Pais Vasco desde Logroño y nos dirigimos a San Sebastián. La ciudad nos acoge con el mar bañando su famosa playa de la Concha y un casco viejo que enamora.

San Sebastián es un lugar ideal para pasar un fin de semana de ensueño. El Monte Urgull, la iglesia de Santa Maria del Coro, la plaza de la Constitución, Ondarreta, El Peine del Viento de Chillida, el hotel María Cristina… Las opciones son innumerables en una localidad que respira a cine por los cuatro costados.

Costa de San Sebastián

La montaña navarra de Baztan a Olite

  • Elizondo – Pamplona – Olite

Si San Sebastián es sinónimo de cine, Elizondo lo es de literatura. Gracias a la trilogía de Baztan de Dolores Redondo hemos conocido uno de los valles más impresionantes que encontraremos en nuestro recorrido por el norte de España. Bidasoa, el puente de Txokoto o el Parque Natural Señorío de Bertiz son lugares que encandilan.

No hay ruta por Navarra que se precie que no pase por Pamplona. Conocida por San Fermín, la capital de Navarra destaca por su ciudadela, la catedral o el parque Yamaguchi.

El siguiente paso en esta ruta por el norte es Olite. Tras atravesar uno de los paisajes de montaña más bellos de la Península (las Bárdenas Reales), nos adentramos en un municipio que destaca por su impresionante Palacio Real y sus galerías subterráneas. La joya arquitectónica navarra ordenada construir por el monarca Carlos III, nos recuerda la majestuosidad de los lugares visitados a lo largo de nuestro recorrido.

Ruta por Palencia

El Románico palentino

  • Palencia – Amusco – Támara de Campos – Frómista – Carrión de los Condes – Saldaña – Montaña Palentina

Dicen los amantes del arte que Palencia es la cuna del mejor arte románico de la Península Ibérica. Desde el sur de la provincia y hasta el norte, en las faldas de los Picos de Europa, la provincia palentina está repleta de restos de arte románico. Comenzamos la ruta en la capital, una coqueta ciudad que alberga a la Bella Desconocida. Así se llama a la Catedral de Palencia, una majestuosa construcción levantada sobre la cripta de San Antolín, el patrón de la ciudad, en la que predomina el estilo gótico. Pero Palencia es San Miguel (donde la leyenda sitúa la boda del Cid Campeador y su esposa doña Jimena), es la Calle Mayor y sus entrañables soportales, es su modesta Plaza Mayor, su Plaza de Abastos y su Diputación Provincial. Y, además, es cuna de buen comer como te contamos en este reportaje sobre qué ver en Palencia.

Para comenzar la ruta del Románico Palentino salimos de la capital hacia el norte para llegar a Amusco, donde encontramos la Ermita de Nuestra Señora de las Fuentes; antes de llegar a Frómista y a su famosa iglesia de San Martín, haremos una parada en Támara de Campos: una población que pese a no llegar a los 1000 habitantes posee una majestuosa iglesia gótica, San Hipólito el Real, que maravilla a los visitantes. Y una vez en Frómista, en pleno Camino de Santiago, es momento de maravillarse con San Martín de Tours, el que dicen que es el mejor ejemplo de arte románico que hay hoy en día en pie.

Siguiendo el Camino de Santiago llegaremos a Villalcázar de Sirga, un buen lugar para almorzar, y después a Carrión de los Condes, donde debemos visitar el Monasterio de San Zoilo y la iglesia de Santa María del Camino. La siguiente parada nos dejará en Saldaña, cuna de famosas alubias, pero que alberga una de las villas romanas más grandes de toda Europa, ‘La Olmeda’. Restaurada y convertida en un espectacular museo, merece la pena visitarla con las acertadas explicaciones de los guías.

La ruta termina en la conocida como Montaña Palentina, y es que el norte de la provincia tiene su propia ruta del románico: en Aguilar de Campoo, el Monasterio de Santa María la Real; el Monasterio de Santa María, reconvertido en hospedería, en Mave; la Iglesia de San Esteban, en Lomilla; el Monasterio de San Vicente, en Becerril del Carpio; el Monasterio de San Andrés de Arroyo, en Santibáñez de Ecla; o la iglesia de San Juan Bautista, en Moarves de Ojeda, son solo algunos ejemplos de la enorme cantidad de destinos románicos en la zona norte de la provincia. Si después de este impresionante recorrido aún tienes ganas de más, aquí tienes una ruta por el Románico de Castilla y León.

Ruta por Cadaqués

Girona, del Mediterráneo hasta los Pirineos

  • Palafrugell – Pals – Girona – Figueras – Cadaqués – Roses – Camprodón – Vallter 2000

Hay pocas provincias en España que puedan ofrecer una variedad paisajística tan enorme en tan poco espacio. Una de ellas es Girona, con sus preciosos pueblos costeros en el Mediterráneo, el origen medieval de su capital y su impresionante ascensión a los Pirineos. Una preciosa ruta para disfrutar en coche recorriendo que comenzamos en Palafrugell, de la que te hablamos en este reportaje sobre las playas y villa del Baix Empordá, y que continuamos en Pals, uno de los mejores lugares para ver toda la comarca desde lo alto de la iglesia de San Pedro, mientras disfrutamos de sus estrechas y preciosas calles de origen medieval.

La ruta nos llevará desde allí a Girona, la capital de la provincia y cuyo casco antiguo nos hará retroceder en el tiempo. Calles peatonales, rincones preciosos, puentes que cruzan el río Onyar… El centro es una maravilla, sobre todo su Catedral, alrededor de la cual se encuentra el barrio judío, que conserva parte del antiguo trazado medieval. Perderse por sus calles es la mejor manera de descubrir estas calles milenarias.

Tras la visita a Girona es hora de continuar hacia el norte camino de Figueras, el lugar en el que nació el genial Salvador Dalí y que hoy alberga un museo con la mayor colección de este genio de las artes y que no nos podemos perder. Apenas a unos kilómetros de allí se encuentra Cadaqués, donde el artista pasaba sus veranos, y Roses, una bella localidad a orillas del Mediterráneo a la que el restaurante El Bulli colocó en el epicentro del turismo gastronómico.

Es hora de poner rumbo hacia los Pirineos y lo hacemos cruzando la comarca de la Garrotxa, que alberga alguna de las mejores vías verdes de España para practicar senderismo o bicicleta de montaña. Después llegaremos a Camprodón, una pequeña pero preciosa localidad gerundense donde no podemos dejar de hacernos una foto en el Pont Nou ni visitar el Monasterio de Sant Pere. Por último, llegaremos hasta la estación de Vallter 2000, una de las clásicas para practicar esquí en esta zona de los Pirineos y que recibe cada año a miles de deportistas.

Desde Galicia a Girona, pasando por Asturias, Cantabria, Castilla y León, País Vasco y Navarra, estas rutas por el norte de España son la excusa perfecta para conocer algunos de los secretos mejor escondidos de nuestro país. No lo dudes, pon tu coche a punto, carga la maleta y prepárate para hacer kilómetros de calidad.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan