Ruta del Spaghetti Western: los escenarios de las películas del oeste

Descubre con Jordi Canal Soler y Goodyear las mejores películas del oeste rodadas en nuestro país

Un soplo de aire levanta el polvo frente a la iglesia en un remolino que se escapa tras una esquina; un caballo sacude su cola espantando moscas y un arbusto seco atraviesa rodando la calle hasta chocar contra las escaleras de madera frente al Saloon. Desde su interior, varias mujeres vistiendo un colorido traje de can-can espían la acción a través de la ventana. Bajo el sol implacable, los dos pistoleros se miran fijamente, con sus ojos inyectados en sangre bajo sus sombreros de ala ancha. Sus manos, ansiosas, sacuden dedos prestos a coger las pistolas enfundadas. El duelo está a punto de empezar…

Esta escena podría ser la de cualquier película de Hollywood sobre la gran aventura del Oeste, pero no se trata de una película ni estamos en Hollywood. Es una representación y estamos en Tabernas, Almería, una pequeña población de España, donde se encuentran tres grandes decorados de cine ambientados en el Far West.

Películas del Oeste tan míticas como “El bueno, el feo y el malo”, “La muerte tenía un precio” y “Por un puñado de dólares” se filmaron no en Estados Unidos sino en España, en las desoladas extensiones del desierto de Tabernas, el único desierto de Europa. Aquí se rodaron los llamados spaghetti western, películas del Oeste rodadas por directores y productores italianos y filmadas en España que gozaron de mucho éxito en las décadas de 1960 y 1970.

Con el tiempo, se construyeron varios sets de rodaje como si se trataran de viejas ciudades fronterizas del Far West, y aún hoy siguen abiertas para ofrecer espectáculos a los visitantes además de servir para filmar películas y anuncios.

Fort Bravo

Clint Eastwood en el Far West de Almería. Por las calles del Poblado Oeste de Oasis Mini Hollywood anduvieron (y actuaron) Clint Eastwood, Brigitte Bardot, Anthony Quinn, Claudia Cardinale, Alain Delon, Sean Connery, Raquel Welch Orson Welles,… Hay una iglesia, oficina del Sheriff, un Saloon (con espectáculos de Can-Can) e incluso un banco, que alberga un Museo del Cine con una colección de varias cámaras y 213 afiches de películas del oeste rodadas en Almería. También hay un museo de carros con algunos de los vehículos usados en las películas por actores como Gary Cooper y Lee van Cleef.

Varias veces al día la visita se complementa con un espectáculo en vivo del Oeste, en el que varios pistoleros se enfrentan por las calles y balcones del poblado. Tiroteos, puñetazos, caballos y caídas nos van a transportar dentro de un western.

Unos kilómetros hacia el interior del desierto de Tabernas se encuentra Fort Bravo, otro set de rodaje que incluye cuatro partes: la zona americana, la mexicana, el fuerte Bravo y la zona de los nativos americanos con varios tipis. Todos los decorados fueron construidos en los años sesenta para el rodaje de varias películas de Sergio Leone. El estudio también cuenta con espectáculos de duelos entre pistoleros, bailarinas Can-Can y una muy bien surtida tienda de souvenirs.   

Por un puñado de dólares. Junto a un pequeño río seco, en uno de las valles profundos del desierto de Tabernas, entre colinas sembradas de arbustos resecos, se encuentra Western Leone. Aquí también filmó algunas películas Sergio Leone, como “Por un puñado de dólares”, y el ambiente que se respira es de pura tensión. Uno espera que en cualquier momento salgan algunos bandidos entre las esquinas para empezar a disparar. Hay un pueblo del Far West, un pueblo mexicano e incluso un rancho. Entre otras actividades se organizan rutas a caballo, la mejor manera para emular a El Hombre Sin Nombre, el personaje que interpretó Clint Eastwood en la Trilogía de Leone.

Todos estos parques tienen también restaurante ambientado, con lo que se puede estar todo un día disfrutando de los escenarios, los espectáculos y la comida ambientada. Todos, además, ofrecen también la posibilidad de disfrazarse por unos momentos de Sheriff, forajido o soldado y llevarse un recuerdo de la jornada en forma de fotografía, como las de entonces. Quedará bien en el comedor de casa, junto al televisor. Y quizá la próxima vez que veamos un western por la tele nos preguntemos: ¡Eh! ¡Un momento! ¿Quizá fue rodada en Tabernas?

The following two tabs change content below.
Jordi Canal-Soler
Nacido en Barcelona en 1977, es un aventurero, escritor y fotógrafo especializado en viajes. Tiene un par de libros de viaje publicados: TIERRAS DEL NORTE (Nova Casa Editorial 2016) sobre un viaje por Alaska y el Yukon y VIAJE AL BLANCO (Editorial UOC 2014) sobre una expedición al Polo Norte. Además, ha colaborado en otros seis libros, participa habitualmente en varios programas de radio de viaje, ha publicado más de un centenar de artículos en diferentes revistas especializadas y es reportero de viajes en NewsCat TV.