Turismo en Soria: Doctor Zhivago, una ruta de película

Hemos preparado una ruta de película por Soria con motivo del 50 aniversario del rodaje de Doctor Zhivago. ¡Anímate a descubrirla!

Se cumplen 50 años desde que la vida apacible de algunas pequeñas localidades de Soria, se viese truncada por la llegada de cientos de trabajadores de la Metro Goldwyn Mayer en busca de localizaciones para una nueva superproducción basada en la obra culmen del Premio Nobel Boris Paternak. Toda la provincia se transformó en la Rusia del poeta y honesto médico Yuri Zhivago, un hombre que tiene que luchar por sobrevivir a los acontecimientos y que ve como el destino le arrastra a través de la historia de Rusia desde la Revolución Bolchevique hasta la dictadura soviética.

La elección de la provincia de Soria para el rodaje del 80% de las localizaciones de Doctor Zhivago se resumía en tres razones de peso: Por un lado, era de los pocos sitios en el mundo dónde seguían existiendo las locomotoras de vapor (los trenes son un protagonista más del largometraje), por otro, su paisaje se forma por campos infinitos que podían asemejarse a la gran estepa rusa y finalmente, se encontraba razonablemente cerca de Madrid, donde se estaba rodando algunos de los interiores del largometraje y la recreación de algunos de los escenarios del Moscú Bolchevique.

El rodaje que duró dos años (1964-1965 : un año de preparativos y otro de rodaje) no estuvo exento de complicaciones. A pesar de que el invierno Soriano es famoso por sus abundantes nevadas, el año de la filmación  fue “el año que no nevó en Soria” y el equipo técnico de la Metro, tuvo que improvisar simulando la nieve con polvo de mármol, cera blanca y plásticos blancos. Todo una hazaña.

El rodaje de Doctor Zhivago dejó a la provincia muchos millones de las antiguas pesetas y fue una auténtica revolución para la Soria de la época, que apenas contaba con 15.000 habitantes. Se contrataron cientos de extras, especialistas y técnicos locales. Naves y granjas fueron alquilados para convertirse en almacenes y oficinas (como por ejemplo las antiguas dependencias de la Escuela de Magisterio en El Espolón). A los propietarios de los campos de cultivo se les pagó cosechas enteras por utilizar los parajes y todos los hoteles de la zona colgaron durante dos años el cartel de “completo”.

Muchas fueron las localizaciones de las tierras Sorianas elegidas por el director David Lean, pero quizás, algunas de las más representativas fueron La Estación de Cañuelo de Soria, el pueblo de Candilichera, Ólvega de Moncayo, Villar del Campo o el Pantano de la Cuerda del Pozo .

1280x500_5-pelis2

 

La estación de Cañuelo de Soria

La estación de Soria también conocida con el nombre de Soria-Cañuelo es una estación ferroviaria situada en la ciudad española de Soria en la comunidad autónoma de Castilla y León que se convirtió durante meses en la estación de Yuriatin (Rusia). La estación que data del siglo XIX, está a día de hoy completamente reformada, pero en 1965 fue el escenario perfecto de una estación decadente de cualquier pueblo ruso que vio llegar a la familia Zhivago en una escena mítica de la película. La productora alquiló tres locomotoras de vapor y sesenta vagones ya desechados del servicio de Renfe, que colaboró desinteresadamente en esta cinta de proyección internacional. Sobre las locomotoras, destaca la imponente ‘Mikado 141.2239’, disfrazada para la ocasión como un tren militar ruso en el que viaja el Coronel Strelnikov.

 

El pueblo de Candilichera

Perteneciente a la comarca de Campo de Gomara, provincia de Soria, es una localidad de a penas 500 habitantes que fue elegida por la Metro Goldwyn Mayer por sus interminables campos de cereales que se transformaron en las cercanías del palacio de hielo de Barykino (en la película, un palacete en las afueras de Yuriatin), una casa en mitad de un páramo a la que se le incluyó diversos adornos para que diera la impresión de un palacete de estilo ruso. Todo el entorno, fue cambiando de decorado según las 4 estaciones del año. Especialmente fantasmagórica es la escena en la que se ve el palacete completamente helado (artificialmente) con aullidos de lobos como fondo.

 

Ólvega, los montes Urales rusos

Los parajes solitarios y casi inhóspitos de esta localidad con el imponente Moncayo de fondo, se transformaron en los montes Urales rusos que tan presentes han estado en toda la película. Como anécdota destacar que muchas de las escenas se rodaron en verano y se simuló la nieve del Moncayo con enormes plásticos que reflejaban la luz del sol sobre el monte creando una ilusión óptica que, a la vista del espectador, aparecía como un paisaje completamente invernal. Alguna de las secuencias, no quedaron tan bien como cabía de esperar, y terminaron filmándose en Finlandia (rodar todas las escenas en el país nórdico se descartó por la dificultad de trabajar tantas horas en un clima tan gélido).

 

Villar del Campo: el último tren de la familia Zhivago

Esta pequeña localidad de poco menos de 30 habitantes, según el último censo, tiene un gran protagonismo y una negra anécdota asociada al rodaje. El tren en el que viaja la familia Zhivago hacia Barikino pasa por un pueblo arrasado (Villar del Campo) donde una mujer con un bebé en brazos que trabaja de extra intenta subir al tren y corre paralela a él. La cámara está filmando, así que cuando la mujer se queda enganchada sin poder acceder al vagón, mientras la máquina continuaba imparable. La pobre mujer cayó a las vías y perdió ambas piernas. David Lean (director de la película) siguió impertérrito la escena y aprovechó parte de la misma para su película. Hasta ese punto llegó el “realismo” del rodaje.

1280x500_5-pelis3

Pantano de la Cuerda del Pozo

Situado a escasos kilómetros de la capital soriana, rodeado de pinares y a los pies de los picos de Urbión, se encuentra el pantano o embalse de La Cuerda del Pozo  en el término municipal de Vinuesa. Precisamente entre sus pinares se rodaron muchas las secuencias de huida y batalla de la película.

En entorno del embalse es un lugar único y muy apreciado en la comarca, no sólo para los amantes del cine, sino también por los amantes de la naturaleza. El embalse de la Cuerda del Pozo hace las veces de mar de agua dulce para los sorianos, siendo un lugar de descanso y recreación ideal en un entorno de gran belleza rodeado de pinares.  Pueden verse además los restos del pueblo sumergido de la Muedra, con el campanario que asoma sobre las aguas, y puede disfrutarse de cuatro zonas para el baño: Playa Pita, Las Cabañas, Vinuesa y Cidones.

De entre ellas destaca la Playa Pita, totalmente equipada en verano para pasar un refrescante día junto al agua, con pedalones, chiringuitos, aparcamientos, fuentes, asadores y mesas para comer a la sombra. En todo el entorno del embalse se puede disfrutar además de pequeñas playas de arena más privadas.

 

Hoteles de la zona donde se alojaron los protagonistas y el equipo técnico

Hotel Comercio: el Hotel Comercio, estaba ubicado en la Plaza Mariano Granados, en lo que hoy ocupa la sede de Caja Duero. Aquí se alojó gran parte del elenco de actores:  Cuentan que era frecuente toparse con Geraldine Chaplin que siempre estaba dispuesta a conversar con los lugareños. A Omar Shariff (Doctor Zhivago)  a quién le gustaba pasear tras los rodajes por el parque de la Dehesa con su hijo que participó en el largometraje haciendo del  hijo del protagonista, de ahí el gran parecido físico; o a Julie Christie, la bellísima Lara, a la que le gustaba pasear por los comercios y que hace dos años en el Festival de San Sebastián saludaba a unos amigos aún en el castellano que aprendió.

Hotel las Heras: Es el único que sigue albergando huéspedes bajo el nombre de hotel Leonor Centro. Aunque ha sido completamente remodelado, guarda gran parte de su encanto. Una estupenda opción para quedarnos a dormir en esta ruta por los escenarios donde se rodó Doctor Zhivago.

Hotel La Florida: hoy acoge la Comisaría Nacional de Policía.

 

Soria celebra el 50 aniversario de Doctor Zhivago

La ciudad de Soria ha preparado una exposición que estará en el Palacio de la Audiencia hasta el 30 de noviembre con recuerdos y fotografías de la película y del rodaje.  La exposición repasa el contexto histórico de la novela y la película, sus curiosidades artísticas, la figura del director David Lean, la elección de los actores y lo que supuso para la ciudad de Soria la película.

Entre los objetos se puede contemplar el trineo utilizado en la película para el desplazamiento desde la estación de Barykino hasta el palacete de hielo, una edición ilustrada y fechada en 1958 del libro “Doctor Zhivago”, un carruaje, una balalaika, fotografías originales, planos y documentos de la logística del rodaje. Muchas de las fotografías se han recopilado entre los vecinos de Soria y de los pueblos que participaron ellos o sus familiares como extras en el rodaje o como ayudantes en la logística del equipo cinematográfico.

En mayo se celebraron las IV Jornadas de la Cuchara y el Tenedor organizadas por la Agrupación Soriana de Hostelería y Turismo. El tema del concurso fue el 50 aniversario del rodaje de Doctor Zhivago. Casa Toño (Las Casas), fue el ganador con su tapa ‘Catapán, homenaje Jurados 2002’.  La segunda tapa mejor valorada ha sido la creada por el hotel rural Los Villares, denominada ‘Estreno Doctor Zhivago’; y en tercer lugar ha quedado el ‘Botiquín del Doctor Zhivago’, del Parador de Turismo Antonio Machado. Nada mejor que pasar por estos restaurantes y poder probar estas deliciosas tapas inspiradas en esta película.

Doctor Zhivago es una magnífica narración en la línea del realismo social, que bordea el más puro melodrama y que defiende una postura antisoviética que fue la causa de que llegara a ser prohibida en la URSS (una de las razones por las que se descartó rodar en Rusia en los paisajes reales descritos por Boris Pasternak).

Tras casi dos años de rodaje, el filme se estrenó el 22 de diciembre de 1965 en Estados Unidos. Casi un año después de España (la censura franquista no terminaba de ver con buenos ojos algunas de las escenas), pero habría que esperar casi dos años, hasta el 1 de mayo de 1967 para que el filme se pudiera ver en Soria. Fue en el cine Rex. Fue la primera película que se mantuvo en cartel durante toda una semana en esta sala.

La Metro Goldwyn Mayer, en agradecimiento a la provincia de Soria y sus habitantes regaló a la ciudad su primer parque de columpios, que se instaló en el espacio natural de La Dehesa.

The following two tabs change content below.
Javier Hernández

Javier Hernández

Soy publicista y a ratos escribo en mi blog personal de viajes, Hanway. Tengo la suerte de poder conjugar mi vida profesional con el mayor de mis hobbies, viajar. Siempre he estado ligado a empresas de este sector y actualmente trabajo en Rumbo como responsable de Promoción para destinos turísticos y cadenas hoteleras. Mi mayor pasión, mis hijos