Rutas de senderismo en la provincia de Alicante

Descubre con David Escribano y Goodyear las mejores rutas de senderismo y planes para amantes de la naturaleza, ¡entra!

Año tras año, Alicante se sitúa entre las provincias españolas más visitadas por los turistas, tanto nacionales como internacionales. Este dato, teniendo en cuenta que España es el segundo país del mundo más visitado por turistas internacionales, no es como para dejarlo de lado.

    38.345997-0.490686

    ¿Y qué ve la gente en Alicante? Pues la respuesta no es complicada de encontrar. La costa alicantina es la que tiene más playas de bandera azul en toda España. Ahí queda eso. Añádele una gran calidad de vida y una gastronomía mediterránea que quita el sentido, y poco más te hará falta para convencerte.

    Sin embargo, hay otra cualidad de Alicante que es menos conocida, pero que atrae a muchos turistas amantes de la naturaleza</b: Alicante es bastante montañosa y ofrece a este tipo de viajero un buen número de rutas senderistas. Tras más de dos décadas viviendo – y caminando – por mi tierra, os recomiendo estos tres grandes paseos en la naturaleza alicantina:

    Ruta circular del Puig Campana

    El orgulloso pico del Puig Campana se levanta 1.410 metros sobre el nivel de un Mar Mediterráneo que se encuentra a tan solo 7,8 km en línea recta. Este dato le hace ser el segundo pico más alto en España tan cercano al mar, solo superado por el Pico Pienzu asturiano. Esta proximidad al mar hace que en el ascenso al Puig Campana puedas disfrutar de una de las mejores vistas de la provincia.

    Puedes comenzar la ruta circular del Puig Campana en el aparcamiento de ‘La Font del Molí’, en la localidad de Finestrat. El primer tramo, de unos 4,5 km, apenas deja de ascender (aunque de forma suave) hasta llegar al cruce de camino de Coll de Pouet. Aquí es donde debes decidir si atacas la cima o haces la ruta circular que te devuelve a la fuente.  Si decides subir a la cima, te espera un ascenso pronunciado de unos 2,1 km. Si te decantas por regresar al aparcamiento, te restarán unos 6,5 km de una ruta bastante sencilla.

    En el camino podrás ver otros picos menores cercanos, terrazas de cultivo repletas de árboles frutales y matorrales,  y, más allá, las azules aguas del Mediterráneo bañando la ciudad de Benidorm.

    Verás que la cima del Puig Campana presenta una hendidura que parte una gran roca en dos. Es conocida localmente como ‘El Portell’ y existen varias leyendas que explican esta curiosa morfología. Sin embargo, la que más me gusta es la que cuenta que el héroe francés, Roldán, en una gran batalla con un jefe árabe, soltó un poderoso mandoblazo que su contrincante esquivó por poco y acabó cortando la roca limpiamente en dos. Una de las partes rodó ladera abajo, rebotando sin cesar hasta dar un salto final al mar para convertirse en la famosa Isla de Benidorm. ¿Te la crees?

    Peñón de Ifach

    Subida al Peñón de Ifach

    Es cierto que el Peñón de Ifach no tiene la altura de otros colosos calizos de la provincia alicantina, pero la espectacular visión de esa roca de 332 metros emergiendo de las aguas del Mediterráneo como un poderoso Poseidón desposeído de su tridente, no tiene parangón.

    Situado en la población de Calpe (unos 65 km al norte de Alicante), el parque natural del Peñón de Ifach es una de las excursiones más famosas de Alicante. Al ser un parque natural, la entrada de excursionistas está regulada para no poner en peligro el ecosistema. El sendero pica hacia arriba desde el principio, así que, aunque no lleva más de hora y media alcanzar la cima de la roca, más vale que estés medianamente en forma.

    Al principio atraviesas un pequeño bosque de pinos, pasas un túnel rocoso y ya emerges en la cara norte de la roca. Esa zona es menos empinada, pero más irregular, y en algunos tramos han colocado cuerdas para que tengas algo más de estabilidad.

    Senderismo por Alicante

    En tu ascenso te acompañará el graznido de las centenares de gaviotas que habitan el peñón. No son las únicas aves que encontrarás, ya que el parque natural del Peñón de Ifach se jacta de acoger unas 80 especies diferentes  – entre nidificadoras y migratorias -, siendo cormoranes y halcones las más emblemáticas.

    A unos 600 metros de camino a la cima, hay un bello mirador orientado hacia el este. En los días de máxima claridad, desde aquí puedes contemplar la silueta de la isla de Formentera, hacia el este, y Santa Pola, hacia el sur.

    Tan solo unos 15 minutos más tarde alcanzarás la cima del Peñón de Ifach. Desde ahí contemplarás las playas de Calpe, Altea, Sierra Helada y las grandes montañas del interior, como el Puig Campana. Lo mejor de la excursión llega al descender, cuando te das un merecido homenaje en los muchos restaurantes de marisco que encontrarás en el paseo marítimo de Calpe.

    Maigmó

    Ascenso a la cumbre del Maigmó

    Desde los campos de cultivo del valle del Vinalopó divisas las escarpadas crestas de la Sierra del Maigmó que, desde el año 2007, forma parte del Paisaje Protegido Serra del Maigmó y Serra del Sit, uno de los principales núcleos forestales de la Comunidad Valenciana.

    El pico más alto roza los 1.300 metros y el ascenso hasta él por su cara norte es una de las rutas de senderismo más bellas que puedes hacer en Alicante.

    Un buen lugar para comenzar esta ruta es en el Balcón de Alicante. Cuando te asomas a este mirador, entiendes por qué recibe ese nombre. Puede que sea uno de los mejores miradores de la provincia. Orientado hacia el este, puedes divisar gran parte de la costa alicantina. En los días de mayor claridad, hasta verás la silueta de Tabarca, la única isla habitada de la Comunidad Valenciana.

    La vertiente sur de la Sierra del Maigmó ofrece una ascensión bastante más sencilla que la cara norte. Si solo quieres caminar un rato, quizás esa no sea una mala opción. Sin embargo, si quieres algo más de emoción, la ruta de la cara norte (la zona de umbría) es la tuya.

    Los primeros 10 o 15 minutos discurren por un terreno llano en el que cruzas por un pinar. El Maigmó presenta bosques de pinos y carrascas, además de matorrales y campos de cultivo, formando el típico hábitat mediterráneo.

    Tras este comienzo relajado ya todo es cuesta arriba. En el primer tramo de ascenso no encontrarás ninguna dificultad técnica. Recorrerás un sendero estrecho que comienza entre árboles para salir, al poco, a una zona de matorral bajo que crece entre rocas.

    Después la cosa se anima un poco. Pasas a un terreno algo más inestable y vertical, donde, en algunos pasos entre grandes rocas, encontrarás una cuerda fija horizontal para ayudarte a cruzar alguna zona volada.

    La parte final consiste en tomar aire, analizar las rocas que tienes por delante e intentar escalarlas de la forma más sencilla. Se puede hacer sin ser un montañero con conocimientos. La prueba es que yo lo conseguí sin muchos problemas. La recompensa que te espera arriba te debe motivar.

    Desde el pilón blanco que marca el punto más alto del Maigmó podrás ver la sierra de Aitana (punto más alto de la provincia) y también el cercano pantano de Tibi, inaugurado por Felipe II y que tiene el honor de ser el más antiguo de Europa.

    ¿Te han parecido buenas propuestas? Pues aprovecha la primavera y el otoño para explorar estas rutas senderistas de la provincia de Alicante.

    Rutas de senderismo en la provincia de Alicante

    • Ruta circular del Puig Campana
    • Subida al Peñón de Ifach
    • Ascenso a la cumbre del Maigmó
    The following two tabs change content below.
    David Escribano de
    David Escribano es un redactor de viajes freelance que trabajó durante años en fondos de inversión antes de descubrir su verdadera vocación. Ha realizado viajes de larga duración por los cinco continentes, contándolo en Viajablog desde el 2007. Colaborador habitual en Skyscanner y Rumbo y ocasional en Ocholeguas, se declara como un enamorado de África y los viajes improvisados