La espectacular ruta que forman las mejores salinas de España

13 agosto | 2019 | Goodyear

La naturaleza nos regala lugares maravillosos sin pedirnos nada a cambio: ríos, montañas, senderos y todo tipo de paisajes inolvidables se van acumulando en nuestra retina para que la memoria eche mano de ellos en cualquier momento.

Entre esos enclaves impresionantes se encuentran los formados por las salinas, lugares únicos en los que se forma la sal y que generan reacciones de asombro entre los visitantes. Esta es nuestra ruta recomendada por las mejores salinas de España.

Salinas del Cabo de Gata, Almería

Son 400 hectáreas de humedales cuyo origen se remonta a la época de los fenicios y que producen cada año 40 millones de kilos de sal. Pero tan importante como la cantidad de cloruro sódico que sale de esta salina es su riqueza ecológica: están registradas más de un centenar de aves diferentes, entre ellas los flamencos que, aunque no anidan en la zona, sí que la utilizan como zona de descanso durante sus migraciones. Además, a pocos metros de las playas, dispone de un mirador ornitológico para poder contemplar con detalle la fauna y la flora del lugar.

Paisaje salinas

Salinas de Torrevieja, Alicante

Se ubica en el interior del Parque Natural de las Lagunas de La Mata y Torrevieja, en la provincia de Alicante, y consta de 1.400 hectáreas que están divididas en dos zonas: la salina de La Mata, de color verdoso, y la de Torrevieja, conocida como la laguna rosa.

Al contrario de lo que sucede en otras salinas, aquí no hay estanques: son los propios expertos los que, moviéndose con una pequeña embarcación, buscan las costras que tienen un mayor grosor de sal.

Salinas de Añana, Álava

Si Martín Berasategui dice que la sal de Añana es “el Rolls Royce de las sales de todo el mundo” es que algo importante tiene este enclave alavés.

Lleva funcionando más de 5.000 años y es una de las pocas salinas de interior que aún perdura.

Dicen los expertos que el truco de su sabor radica en la ausencia de añadidos artificiales y el trabajo esmerado de los salineros de este valle que merece una visita y que sorprende a todo aquel que hasta aquí se deja llegar.

Salinas de Santa Pola, Alicante

El Parque Natural de las Salinas de Santa Pola forma parte de la red de humedales RAMSAR y está considerado como una zona de enorme importancia para las aves. Aquí encontramos flamencos, cigüeñuelas, avocetas, somormujos o garzas imperiales, entre muchas otras especies, que pueden observarse desde algunos de los miradores del parque.

Además, existe un centro de información en un antiguo molino salinero y, aunque no está muy bien señalizada, es una zona para perderse y disfrutar.

Salina de Isla Cristina, Huelva

Pertenece al Parque Natural Marismas de Isla Cristina y está explotada por la empresa Biomaris, que lleva a cabo un trabajo totalmente artesanal desde hace años en el que no tienen cabida los conservantes. El proceso comienza en un pequeño estanque: el agua pasa después a los calentadores y, de ahí, a las llamadas balsas cristalizadoras.
Aunque la flor de sal es su producto estrella, también puedes encontrar sal líquida, sal de curry, lámparas de sal o hasta desodorantes. Incluso te puedes dar un baño relajante en una piscina rellena de aceite de magnesio.

Flamencos en las salinas

Salinas de la Trinidad, Tarragona

En Sant Carles de la Ràpita, dentro del Parque Natural del Delta del Ebro, se encuentra una de las salinas más importantes de toda España.

La belleza del parque natural se puede contemplar desde el mirador de la Punta de la Banya, desde donde se observan decenas de aves como flamencos o gaviotas de Audouin, una especie tan rara como escasa y que tiene en esta zona del Mediterráneo el área de mayor reproducción en todo el mundo.

Joan Roca, el chef con 3 estrellas Michelin de El Celler de Can Roca, es el asesor de la salina, que ofrece multitud de variedades de sal a los visitantes a través de la marca Flor del Delta.

Salinas de San Pedro del Pinatar, Murcia

El Parque Regional de las Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar se extienden durante seis kilómetros por al norte del Mar Menor. Se trata de un humedal protegido en el que encontramos un centro de visitantes en el que nos guiarán por la salina para conocer en profundidad el proceso de creación de la sal, pero también para descubrir a sus habitantes: flamencos, avocetas, cigüeñuelas, charranes o pagaza piconegra, entre otros.

Salinas de Es Trenc, Mallorca

En el Parque Natural de Es Trenc-Salobrar, un Área Natural de Interés Especial de 1500 hectáreas, se encuentran las Salinas de Es Trenc, un enclave que ya ocuparon fenicios y romanos para conseguir sal hace miles de años. Se trata de un lugar mágico en el sur de la isla de Mallorca en el que se dan las condiciones perfectas para la producción de la flor de sal, pero que también es el lugar en el que viven cormoranes, ánades reales y los patos llamados tarros blancos, que pueden contemplarse durante las visitas guiadas que se ofrecen durante casi todo el año. En el interior del parque, además, hay una playa virgen de más de tres kilómetros de longitud.

Salinas de Chiclana y San Fernando

Los intrincados caños que circundan la Isla de León entre Cádiz y Chiclana hacen del lugar una de las grandes zonas salineras andaluzas y parte de estas están dentro del propio Parque Natural de la Bahía de Cádiz.

Las pirámides de sal pueden verse desde casi cualquier zona de la bahía y son la base de los famosos esteros, donde se cría el pescado de piscifactoría más rico de la comarca.

La salina más visitable es la del Centro de Recursos Ambientales, que desarrolla una intensa actividad socioeducativa, un museo, talleres, spas salinos, baños de barro… Aunque si solo quieres hacer una ruta caminando, puedes echar un vistazo a esta simple caminata de 4 kilómetros.

Descubrir algunas de las mejores y más espectaculares salinas de España es una buena excusa para disfrutar de los kilómetros que cuentan. ¿Preparado para elegir destino para tu próxima escapada?

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan