Semana Santa de Murcia: momentos y visitas imprescindibles

Repasa las visitas más imprescindibles: momentos y lugares de parada obligada si quieres disfrutar al máximo de Murcia

Murcia sigue siendo una de las grandes desconocidas de España a pesar de que tiene un clima excelente durante todo el año. Se trata de una ciudad ideal para perderse por su coqueto centro histórico, caminar por sus plazas y calles peatonales o disfrutar de una gastronomía espectacular basada en productos de kilómetro 0. Además, posee un patrimonio histórico y cultural sobresaliente que invita a una visita de varios días.

Una buena excusa para descubrir esta urbe es aprovechar los festivos de los próximos días y de paso conocer una Semana Santa muy cercana y diferente a la de otros puntos de España. Esta fiesta está declarada de Interés Turístico Internacional y su figura clave es el escultor barroco Francisco Salzillo, un artista que es capaz de trasladar a sus imágenes una delicadeza y expresividad sin parangón. Acompáñanos en esta ruta para descubrir los mejores momentos de la Semana Santa de Murcia y los imprescindibles de esta histórica ciudad.

Estatuas de la Semana Santa murciana

Los Coloraos, el Silencio y los Salzillos

El primer plato fuerte de la Semana Santa de Murcia es la procesión de la Real, Muy Ilustre, Venerable y Antiquísima Archicofradía de la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo más conocida popularmente como los Coloraos y cuyo origen data de principios del siglo XV. Los Coloraos llevan unos singulares ropajes que combinan elementos barrocos y huertanos. Se diferencian de otras cofradías por su vestimenta de color rojo en la que lucen medias y esparteñas murcianas. Además, otra de sus características es que guardan en sus panzas monas y dulces que reparten durante las procesiones entre el público, una tradición que proviene de épocas en las que se pasaba mucha hambre y de este modo se aliviaban. Es una procesión muy cercana a la gente y de ahí su popularidad.

Otros de los momentos más emotivos y solemnes de la Semana Santa Murciana es la procesión del Silencio que se celebra el Jueves Santo. Parte de la iglesia de San Lorenzo Mártir donde todo el mundo permanece sin mediar palabra y concentrado hasta que se abren las puertas del templo. En ese momento un coro quiebra el silencio y anuncia la salida de los nazarenos y del paso del Santísimo Cristo del Refugio. Todo el recorrido de la procesión está completamente a oscuras y la única luz que alumbra el camino la producen las velas de los cofrades que marcan el camino a seguir.

Pasos de Semana Santa

El tercer gran momento de la Semana Santa de Murcia es la popular procesión de la Real y Muy Ilustre Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno popularmente conocida como los Salzillos y que habitualmente procesiona el Viernes Santo sobre las 8 de la mañana. La gente se acerca a la Iglesia Primitiva de Nuestro Padre Jesús para ver las espectaculares tallas que el artista del barroco Francisco Salzillo creó en el siglo XVIII. De los nueve pasos que procesionan, ocho son del maestro murciano. La novena es la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno, titular de la cofradía y cuyo autor se desconoce. Esta imagen es muy popular porque fue la única que se salvó de una gran riada en 1651. Los cofrades van vestidos de color morado y reparten caramelos y dulces durante una procesión que es amenizada con música de tambores y enormes trompetas arrastradas por carros.

Artesonados de Semana Santa

Los imprescindibles para visitar en Murcia

La Semana Santa puede ser una gran excusa para visitar Murcia. Es una ciudad ideal para gente que le guste disfrutar de un vasto patrimonio cultural e histórico, una gastronomía espectacular a muy buen precio y un ambiente nocturno de lo más animado. La ruta por la capital murciana puede comenzar por la imponente Santa Iglesia Catedral de Santa María. Esta obra colosal tardó más de quinientos años en acabarse por eso tiene una mezcla de estilos de lo más sorprendente. Su torre principal alcanza los 90 metros y es un faro que se divisa desde muchos kilómetros.

Lo mejor es que la zona aledaña a la Catedral de Murcia es peatonal y está atestada de barecitos y restaurantes con terrazas. No te olvides de contemplar las tres preciosas puertas de la Catedral ni su fachada principal que es una auténtica joya del barroco. Muy cerquita del templo se emplaza el Palacio Episcopal o el vanguardista Edificio Moneo que contrasta con el resto de la plaza.

Otro lugar muy interesante es el Real Casino de Murcia. Se ubica en la preciosa calle Trapería y destaca también por su osada combinación de estilos. Sus salones recuerdan a emplazamientos míticos como la Alhambra de Granada, los Museos Vaticanos o Versalles.

De pinchos por Murcia

Tampoco te puedes perder la visita al Museo de Santa Clara que forma parte del real monasterio de religiosas clarisas desde 1365. Es un lugar que resuma historia por los cuatro costados, ya que entre sus muros vivieron tanto emires musulmanes como monarcas castellanos. Acércate hasta su alberca árabe del siglo XIII, un verdadero oasis de paz y tranquilidad. Entre los enseres que se exhiben sobresale el conocido como “el flautista”, una pieza de arte islámico muy peculiar porque tiene un rostro representado y eso no es nada habitual en este estilo artístico.

Aunque Murcia es una capital de comunidad autónoma, su centro está muy recogido. El paseo es muy agradable desde la zona de la Plaza de la Glorieta de España donde se ubica el Ayuntamiento de Murcia encalado de color rojizo inconfundible. A pocos pasos se encuentra el Palacio Almudí y el famoso Puente Viejo o Puente de los Peligros. Justo enfrente se divisa la pasarela del Malecón de Javier Manterola que enlaza con los Jardines del Paseo del Malecón. Esta zona es perfecta para caminar, ir en bici o alquilar una barquita para remar sobre el río Segura.

Tomates murcianos

Pese a que la huerta murciana está a pocos kilómetros, puedes ver, oler y sentir sus productos en el Mercado de Verónicas. Luego es recomendable andar hasta las calles Platería, Trapería o Jabonerías o hasta el precioso Teatro Romea en la plaza de Julián Romea. Allí puedes jugar a buscar los rostros de Beethoven, Mozart y Listz.

Espero que te haya gustado este recorrido por los lugares más singulares de Murcia. Eso sí, antes de que abandones la ciudad te aconsejo que vivas de primera mano el ambientazo que suele haber en la Plaza de las Flores y sus calles adyacentes. Allí comprobarás de primera mano que en Murcia se come de maravilla y que es fácil encontrar locales donde se sigue la máxima de bueno, bonito y barato. No te vayas sin probar algo tan sencillo y sabroso como un tomate con aceite acompañado de mojamas, salazones y huevas. También son muy recomendables los arroces o calderos, las marineras (una tapa de ensaladilla con una anchoa), los zarangollos (un revuelto con calabacín y cebolla), los michirones (un guiso elaborado con habas) o los paparajotes de postre.

Murcia es, sin duda uno de los secretos mejor guardados de España ¿a qué esperas para conocerla?

The following two tabs change content below.
Pau García Solbes
Pau García Solbes es periodista y blogger de viajes. Escribe muy activamente desde hace ocho años en su bitácora elPachinko.com, uno de los blogs más populares de temática viajera en lengua hispana. También, es miembro fundador de las agrupaciones de blogs de viajes Travel Inspirers y Travel with Kids Blogs. Además, es co-autor del libro Viajar con niños, el manual para preparar tus vacaciones en familia de La editorial viajera y ponente habitual en foros turísticos especializados.