Series de coches: las 5 series míticas que nos enamoraron

Repasa con Goodyear los coches de las series más míticas de la televisión en este listado de los más increíbles jamás vistos

Son las series que amamos. Y, sobre todo, los coches que amamos. La historia de la televisión no sería lo mismo sin títulos como El coche fantástico o El equipo A. Son, sin duda, series míticas protagonizadas por los coches más increíbles jamás vistos o imaginados. En Goodyear nos apasiona el mundo del motor. Así, de los creadores de las mejores películas de coches, las escenas de persecución más impactantes y los videojuegos de acción que no puedes perderte, llega la lista definitiva: las 5 series míticas de coches que jamás olvidaremos.

Pontiac Trans Am de El Coche Fantástico

Si hay un coche inolvidable que conquistó las pantallas de todas las televisiones en la década de los 80 ese es KITT, el Pontiac Firebird Trans Am V8 negro con mejor voz de la historia de la televisión. Durante sus 90 capítulos, la mítica serie El coche fantástico conquistó a los amantes del motor. KITT compartía protagonismo con Michael Knight (David Hasselhoff) e incluso tuvo su propio enemigo: KARR su gemelo malvado. En 2008 se recuperó la serie con el hijo de Michael Knight como protagonista. KITT se convirtió en un Shelby GT500 KR.

GMC Van Equipo A

“En 1972 cuatro de los mejores hombres del ejército americano que formaban un comando, fueron encarcelados por un delito que no habían cometido, no tardaron en fugarse de la prisión en la que se encontraban recluidos, hoy buscados todavía por el gobierno sobreviven como soldados de fortuna, si usted tiene algún problema y se los encuentra quizá pueda contratarlos…”. Hannibal, Murdock, Phoenix y B.A. Barracus pasaron a la historia de la televisión con la mítica serie El Equipo A, emitida por la NBC entre 1983 y 1987. No menos mítica que su intro es la furgoneta que acompañó en sus aventuras a los cuatro mercenarios: una GMC Van negra con franja roja diagonal. Y no menos reconocible es el Chevrolet Corvette C4 Targa blanco con una franja horizontal roja y motor V8 de 5,7 litros que conducía Phoenix.

El Batmóvil de Adam West

Mucho antes que Christian Bale lo hiciera para la gran pantalla, Adam West se enfundó el traje de Batman para la mítica serie de televisión de 1966. Su batmóvil estaba entonces inspirado en el prototipo Lincoln Futura, de 1955. West declaró que por esa época también le habían pedido interpretar al agente secreto 007 para reemplazar a Sean Connery, pero decidió rechazar la oferta. La serie fue un éxito internacional durante los dos años de emisión (1966-68) y han sido numerosas las reediciones que han mantenido viva hasta nuestros días la esencia “bailonga” del primer Batman. Otra característica que puso de moda la mítica serie de los 60 es el uso de cameos. Durante la segunda temporada se hicieron los famosos “bat-climbs” con la aparición destacada  Bruce Lee como Kato y Ted Cassidy como Lurch.

Ferrari 308i y Magnum P.I.

Entre 1980 y 1988, hubo un detective privado que nos conquistó por su estilo de vida y por su coche. Magnum y su flamante Ferrari 308 GTS formaron un duo perfecto en una de las ya series míticas de televisión. Los escenarios de Hawaii nos cautivaron tanto como el poderoso motor V8 de 2,9 litros y 265 CV del Ferrari de Tom Selleck, el hombre que  no envejece. La serie Magnum PI lo lanzó al estrellato. Cuando Steven Spielberg y George Lucas crearon a Indiana Jones pensaron en Tom Selleck para que diera vida en la gran pantalla al personaje, por ser un investigador. De hecho, incluso llegaron a proponérselo al actor. Sin embargo el gran éxito inicial de la serie y el contrato firmado con la CBS durante varios años, impidieron a Tom Selleck ser Indiana Jones.

El Ferrari Daytona de Corrupción en Miami

Sonny Crockett (Don Johnson) y Ricardo Tubbs (Philip Michael Thomas) tuvieron que compartir protagonismo en Corrupción en Miami con algunos de los coches de lujo más espectaculares: Ferrari. Si algo identifica a la serie, además de sus protagonistas de carne y hueso es el Daytona, el Ferrari 365 GTS/4 con motor 4.3 V12 y 350 CV. La serie usaba una réplica sobre chasis Corvette C3. Pero, ¿había más cochazos? En el tercer capítulo, Sonny Crockett recibe un Ferrari Testarossa blanco con motor V12 con 340 CV, cambio manual de cinco velocidades y 289 km/h, otro icono de la serie.

En este listado de series míticas y de coches aún más míticos, nos hemos dejado fuera el Dodge Charger de El Sheriff Chiflado, el Ford Torino de Starsky & Hutch y los Porsche 930, Mini, Ferrari 308 gts y Lancia Fulvia de Roma Criminal porque pocos pueden competir con el grado de iconicidad de KITT o el Batmóvil original. Aún así, ¿cuáles son tus coches de series favoritos?