Ruta de la sidra en el País Vasco: Descubre el Territorio de la Sidra

Descubre con esta fantástica ruta de la sidra las mejores sidrerías de Euskadi y conoce el maravilloso mundo del Territorio de la Sidra con Avistu y Goodyear. ¿Te animas?

Hay que admitirlo y hacerlo sin complejos, en voz bien alta: los vascos se lo han sabido montar muy bien en Guipúzcoa. Resulta que tienen una ciudad costera, señorial y bonita, como es San Sebastián (Donostia), y a poco más de 6 km, plantan, y nunca mejor dicho, el Territorio de la Sidra, el Sagardoaren Lurraldea en euskera. De esto último os voy a hablar, para contaros un poco de la historia y tradiciones de la sidra vasca y, por supuesto, cómo y dónde beberla en su cuna.

Si uno decide irse de ruta en coche por esa zona del Norte de España, la carretera le llevará a la preciosa Bahía de La Concha y a una playa urbana con encanto. Luzca el sol o nos enfrentemos con paciencia al txirimiri, la llovizna que riega el verde que abunda por esos lares, ese paseo y esa ciudad bien merecen una escapada.

Pero, y es un secreto a voces en cuanto hablas con un donostiarra, cerca de San Sebastián, en lo que durante 40 años fue barrio anexionado por ley, se encuentra el municipio de Astigarraga, inspiración y eje de la otra sidra de España, la sidra vasca. En Astigarraga, y en Hernani y Usúrbil, nace la mayor concentración de sidrerías del País Vasco, aunque podemos encontrarlas repartidas por toda Guipúzcoa. Antes de pisar la primera sidrería vasca, lo primero que deberíamos hacer es conocer mejor la sagardo (sidra) naturala (natural), o sidra no gasificada. Para ello hay que ir a un pequeño edificio de la Kale (Calle) Nagusia, 48.

escanciar sidra

Físicamente eclipsado por el enorme caserón blanco que es la Casa de Cultura de Astigarraga, a la sombra de uno de sus lados se encuentra el Sagardoetxea, el Museo de la Sidra Vasca, visitado por 12.000 personas cada año. En sus escasos 200 m2 de zona de exposición interior se nos desgrana la historia de la sidra natural vasca, una bebida de la que existen referencias escritas, y contrastadas, ya en el año 1382. Desde variedades de manzanas, proceso de recolección, triturado, mezcla (la “receta” incluye un 20% de manzanas dulces, 30% de manzanas amargas, 50% de manzanas ácidas), fermentación e incluso degustación, tenemos una serie de paneles y expositores que muestran, del campo al vaso, todo lo que hay que saber sobre la sidra vasca.

El museo cuenta también en su exterior con un “manzanal pedagógico”, una zona de monte, con una inclinación máxima de un 6%, si por tus condiciones físicas necesitas saberlo con antelación. En los 45 minutos que dura aproximadamente el recorrido, se pueden conocer mejor las diferentes variedades de manzana (hasta 47) que se pueden usar, en las proporciones adecuadas, para producir sidra vasca.

Después de toda esta información, el saber no ocupa lugar, estamos listos ya para irnos de sidrerías… si estamos en la fecha adecuada. A mediados de enero es cuando se da el pistoletazo de salida a la Sagardo Berriaren Eguna, la Temporada de Sidra, con la presencia de algún personaje vasco que bebe la primera sidra que sale de un tonel (Kupela), ante los flashes de decenas de periodistas. En este 2016 fue el surfista Aritz Aranburu quien probó el primer vaso de los 13 millones de litros de sidra elaborados con la cosecha del año pasado.

Sidra en Donosti

 

Esa sidra estará disponible en los gigantescos toneles de cada sidrería, para que al grito de txotx las cuadrillas y amigos se levanten de la mesa y acudan a servirse, vaso en mano. Pero, ojo, sólo hasta abril que termina la temporada, y después la sidra vasca únicamente podrá encontrarse en botella, a la venta también en las sidrerías que abran todo el año o en tiendas on line y físicas.

Si estás preparando una escapada al País Vasco mientras dura la temporada de la sidra, no dejes de visitar estas sidrerías en las que he comido o cenado lo mismo que los locales: tortilla de bacalao, bacalao frito con pimientos verdes, chuleta, queso con membrillo y nueces. Y tanta sidra, al txotx, como aguante tu cuerpo.

Ten en cuenta que el “Menú sidrería”, que viene a costar unos 25 Eur, puede variar de precio de un sitio a otro, o incluso dentro de una sidrería (Sagardotegia en euskera) puede haber diferencias en función de que se oferten más o menos ingredientes, pero una cosa no cambia: hay barra libre de sidra.

escanciar sidra

Sidrería Zelaia

Su tradición sidrera arranca en 1906 con el Bisabuelo de la familia Gaincerain. Las bisnietas de José Antonio, Oihana, Maialen y Jaione, son las que están al frente de la Sidrería desde 2013 cuando recogieron el testigo de manos de su padre.

Mala no les debe salir la sidra, pues fueron los elegidos para abrir la Temporada de Sidra en el 2016 y el salón alargado donde sirven (de pie) las comidas, a la vista de la cocina, se llenó de autoridades, especialistas del mundo de la sidra y periodistas. Pese a la presión, superada con creces la prueba. Y, si como a mí, la carne te gusta muy hecha (es lo que hay), forra el estómago con la riquísima tortilla de bacalao.

Información:

Bº Martindegi 29,

20120 Hernani (Gipuzkoa)

http://www.zelaia.es/

943.55.58.51

943.55.02.81

zelaia@zelaia.es

 

Sidrería Zapiain

A punto de terminar el siglo XVI, a Don Juanes de Zapiain le cae encima una sentencia en contra de su comercio de sidra por vivir fuera de los muros de la ciudad. Es esa la primera indicación de que esta familia ya elaboraba este licor de manzana en 1595. No se sabe qué cantidad de sidra vendía Don Juanes, pero las 6 kupelas de la bodega actual tienen la capacidad de 33.000 litros cada una. Lo que puedas beber lo acompañarás, de pie, de un buen menú de sidrería.

Información:

Kale Nagusia, 96

20115 Astigarraga (Gipuzkoa)

http://zapiainsagardoa.com/es.html

Teléfono: 943 330 033

Fax: 943 555 657

barricas

Sidrería Saizar

Esteban Letxundi comienza a producir sidra “sólo” en los años 70, aprovechando su caserío y explotación agrícola. De entonces a hoy las instalaciones han crecido exponencialmente y la zona de las kupelas ya no es una sino varias, pues esta es la Sidrería más grande que he visitado. En la tienda puedes comprar la sidra en cajas de 12 botellas (22 Eur), 6 botellas (11 Eur), o 4 botellas (7,50 Eur). Y puedes sentarte a comer y levantarte sólo cuando en la mesa alguien sugiera ¡txox!

Información:

Kale-zahar Auzoa, 39

20170 Usurbil (Gipuzkoa)

http://www.sidrassaizar.com/

Tel. Bodega-Oficina: 943364597 –

Tel. Reservas Sidrería: 943373995

Fax 943366412

e-mail: sidreria@sidrassaizar.com

 

Sidrería Rezola

Si, está a 100 metros del centro de Astigarraga, con lo que se puede ir a pie o en coche, pero he de advertir – porque a mí me pilló de sorpresa – que está cuesta arriba. Os aconsejo que no sea la última sidrería por la que pasáis o no sé si llegaréis a subir sin pararos a mitad de camino para coger aire. Rezola es una sidrería tradicional con 2 bodegas y 3 comedores, con un salón en la parte de arriba, abierto hacia las mesas de la parte de abajo. Tienen mesas para comer de pie y también ofrecen la opción de comer/cenar sentado.

Información:

Santio Zeharra ,14

Astigarraga

http://rezolasagardotegia.infotres.com/es/

Tel: 943 55 27 20

Móvil: 608 143 332

rezolasagardotegia@gmail.com

The following two tabs change content below.
José R. Pérez
Desde el año 2008, tras un viaje de 12 meses recorriendo Asia y Oceanía, soy uno de los cuatro editores (y además amigos) de Viajablog, uno de los blogs independientes de viaje más populares en habla hispana. Con varios viajes de más de 6 meses a nuestras espaldas y una media de un viaje cada 15 días, escribimos información práctica y experiencias sobre destinos tan dispares como los Carnavales de Frankfurt, las mejores vistas de Barcelona, cómo preparar la mochila para viajar con Ryanair o consejos para visitar Myanmar. Viajablog es miembro fundador (2012) de Travel Inspirers.