Qué es el sistema start stop: para qué sirve y cómo funciona

23 marzo | 2020 | Goodyear

Descubre con Goodyear en qué consiste, sus principales ventajas e inconvenientes a la hora de conducir tu coche

Conocido de diferentes maneras, según el fabricante de automóviles que lo utilice, existe un sistema en nuestros coches que nos permite ahorrar combustible y, por tanto, nos ayuda a emitir menos gases contaminantes. Cada vez está presente en más modelos y son multitud los coches que lo montan. Se trata del sistema start stop o de parada automática del motor y su misión principal es apagar el motor cuando detecta una parada prolongada del motor o éste se encuentra al ralentí; después, lo vuelve a encender cuando se pisa el embrague, el freno o el acelerador, según estemos conduciendo un coche manual o automático.

Fundamentalmente, el sistema start-stop tiene como misión principal reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera y hacer nuestra conducción más ecológica. Diversos estudios han demostrado que las emisiones pueden verse reducidas hasta en un 5%, mientras que la disminución en el consumo puede variar entre el 8% y el 15%, dependiendo de la marca y modelo de tu coche.

¿Cómo funciona el sistema start stop?

El funcionamiento del sistema start stop es aparentemente sencillo: cuando el motor de nuestro coche está a una temperatura adecuada de funcionamiento normal, la centralita o módulo de gestión del motor corta el combustible y la chispa, lo que apaga el motor cuando detenemos el coche por completo. Decimos “temperatura adecuada” porque, normalmente, este sistema no entrará en funcionamiento recién arrancado, cuando el motor está frío.

Otros componentes como la radio, las luces o el aire acondicionado (si no está a pleno rendimiento), seguirán funcionando tirando de la energía de la batería. Es este mismo elemento el que, una vez levantemos el pedal del freno o pisemos el embrague, dotará de energía al motor de arranque y el motor vuelva a funcionar.

Como te contamos, el sistema no entrará en funcionamiento en determinadas circunstancias. Aparte de esas causas citadas como el motor frío o un uso excesivo del aire acondicionado, el estado de la batería (nivel de tensión, carga, temperatura), la temperatura exterior (por debajo de 3 grados centígrados) o la presión del servofreno y la dirección asistida pueden afectar al sistema.

Sistema Start Stop

¿Qué diferencia a los coches con start stop?

La evolución de estos sistemas ha sido enorme en los últimos años y el arrancar de nuevo el motor se hace en menos de medio segundo, sin que el motor se vea afectado. Para conseguirlo, los ingenieros automovilísticos han tenido que trabajar en el reforzamiento de varios elementos del coche para que el sistema star stop funcione correctamente y no afecte a otras partes del coche.

Así, las baterías de los coches que incluyen el sistema start stop suelen ser tener una mayor capacidad, ya que se les exige un trabajo mayor. Igualmente, el motor de arranque ha sido reforzado para aumentar su vida útil y soportar los continuos arranques del motor.

También se han diseñado alternadores inteligentes, constituidos para generar un rendimiento alto que disminuye el consumo de combustible y las emisiones de CO2. Estos alternadores inteligentes son más eficientes a bajas revoluciones del motor ya que su alta potencia permite una rápida carga de la batería.

Y, evidentemente, los sistemas start stop cuentan con una unidad de control específica, compuesta por sensores de velocidad que permiten conocer en qué momento exacto debe o no accionarse el sistema de arranque del automóvil.

En la gran mayoría de los modelos, el sistema puede desconectarse, a elección del conductor, gracias a un botón ubicado por lo general en la consola central o junto a la caja de cambios. Eso sí, el sistema funciona, por así decirlo, de serie: es decir, cuando volvamos a arrancar de nuevo el motor, tras haber estado aparcado, el sistema volverá a actuar. De esta manera, el sistema no puede desconectarse para siempre a no ser que acudamos a un servicio oficial o taller y procedan a la anulación del sistema o a la retirada del fusible, algo que, dependiendo de la marca y modelo de nuestro coche, no siempre es posible.

Recientemente, se ha patentado un nuevo sistema de start stop para coches en movimiento. Se trata de una tecnología que apaga el motor de combustión durante la conducción, con lo que no consume combustible. El motor se apaga en el momento en el que el conductor deja de pisar el acelerador o los frenos y el vehículo puede mantener su velocidad al rodar por inercia, por ejemplo, en una ligera pendiente hacia abajo. Cuando el conductor pisa un poco el freno o el acelerador, el motor vuelve a arrancar. Con ello, se prometen reducciones extra de consumo y emisiones en torno al 10 por ciento.

Problemas relacionados con el sistema start stop

A pesar de ser un sistema que se ha ido perfeccionando a lo largo del tiempo, sí es posible que su uso debilite determinados elementos de nuestro coche.

  • En cada arranque se produce un retraso imperceptible en la lubricación del motor que, a la larga, puede producir desgastes en el interior del mismo.
  • Aunque son motores de arranque reforzados, la vida útil de estos motores, respecto a un modelo que no abuse de paradas y arranques, disminuye notablemente.
  • Las baterías del vehículo son especiales; no obstante, las altas demandas de tensión en numerosas ocasiones debilitan los vasos del interior de la batería
  • El alternador, al sufrir un uso intensivo también, se debilita antes que un coche sin start stop.

El sistema start stop garantiza que ahorraremos combustible y emitiremos menos gases contaminantes; pero, al mismo tiempo, puede afectar a diferentes mecanismos del automóvil y darnos algún susto no deseado. Un buen mantenimiento de nuestro vehículo ayudará a que tanto este sistema como el resto de componentes del coche funcionen al cien por cien.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan