Surf en Barcelona: toda una experiencia mediterránea

1 agosto | 2019 | Goodyear

Hacer surf en Barcelona es toda una experiencia mediterránea, aunque es cierto que no es un destino especial para practicar este deporte, cada vez cuenta con más fanáticos. Cataluña, y en concreto Barcelona, es conocida en el mundo entero por su apertura de mente, su cultura histórica, su gastronomía… y también por su amplia costa. Barcelona es la ciudad mediterránea por antonomasia y quien se decida por este destino para hacer surf ha de tener claro es más complicado porque no todos los días se cumplen las mejores condiciones para el disfrute de la tabla. Hay datos que hablan de una media de 130 días por año aptos para hacer surf. Aun así, en la ciudad de Gaudí y sus alrededores también se puede surfear y disfrutar de este deporte. En Goodyear te contamos dónde encontrar las playas más adecuadas para surfear en Barcelona.

El primer destino a tener en cuenta es la playa urbana de La Barceloneta. Todo el que va a Barcelona visita este carismático arenal elegido como la mejor playa urbana del mundo por la prestigiosa revista National Geographic. Esta playa tiene un problema y es la gran afluencia de bañistas tanto en el agua como en la arena. De entrada, desaconsejamos esta opción en los meses de temporada alta (julio y agosto).

Si vas fuera de temporada, La Barceloneta es posiblemente tu lugar en la ciudad Condal para hacer surf. En invierno hay muchos surfistas rompiendo olas. Como decíamos antes, hacer surf en el Mediterráneo es algo especial, debido a su tranquilidad, pero el período invernal es ideal porque es cuando más revuelto está. En esta playa siempre te encontrarás a gente local practicando surf.

Surfear en los alrededores de Barcelona

Otro de los lugares con más magia de Barcelona es The Killers. Hace años era un lugar secreto y que solo los locales conocían. Aún siguen con ese secretismo, pero poco a poco está siendo un lugar muy visitado por surferos no locales. Por su naturaleza, es el lugar perfecto en las inmediaciones de Barcelona. Aseguran que las olas pueden llegar a alcanzar más de dos metros y medio de altura y, además, llevan más fuerza que en el resto de las playas. Esta playa tiene la ventaja de que puedes ir en metro (línea amarilla dirección Selva del Mar) desde la propia ciudad. Si vas en coche no tendrás problema para aparcar, el parking es gratis.

La desembocadura del Río Besós es un lugar único para surfear en la localidad de Sant Adriá del Besós, a no más de 10 kilómetros de Barcelona. Está considerada como una playa única y con mucho encanto y sigue siendo uno de los lugares favoritos de los surfistas locales por las buenas olas que se encuentran.

Surfear en Masnou

Masnou, uno de los destinos más populares de la costa del Maresme, es otra de las alternativas más serias para surfear en los aledaños de Barcelona. Los expertos aseguran que ahí se pueden disfrutar de las olas más largas de la zona, además se llegan a ver olas de hasta metro y medio. Para los valientes y cuando el mar está bravo dicen que hay olas solo aptas para profesionales. Esta playa es perfecta para ir en Invierno y cuando el viento sopla del Este al Sudeste. En Masnou no solo puedes hacer surf, puedes comer bien y hacer turismo por la zona, un lugar perfecto para “echar el día”.

También en Masnou, en las cercanías, está la playa de La Caleta. Es muy aconsejable ir los días con swell, o mar de fondo, de NE y con SE pero de menor calidad. Sus olas se caracterizan por ser rápidas y ‘tuberas’.

Surf en Sitges

Surfear en Sitges

Un poco más retirado de Barcelona está la playa de El Cementerio, un lugar idílico y con un encanto especial: se surfea en frente del cementerio de Sitges. Es posiblemente el lugar más querido por los surfistas locales. Ir a surfear a Sitges es el plan perfecto porque, además de practicar deporte podrás hacer turismo: disfrutar de la gastronomía local, salir por la noche y disfrutar del animado ambiente nocturno del lugar. Esta playa tiene una pega: aparcar es complicado. Por cierto, este lugar es uno de los “secret points” de los catalanes. Además, ha sido la única playa del mar Mediterráneo que ha acogido una prueba del importante circuito ACL de longboard.

En Sitges también hay otro lugar más que recomendable para surfear y es la playa de Aiguadolç, en la parte urbana del pueblo. Aquí las olas suelen ser a derechas pero pueden aparecer algunas a izquierdas. Los más atrevidos, en días con posibilidades, saltan desde el rompeolas del puerto debido a las corrientes. Esta playa tiene parking pero se llena muy pronto. Si vas por Barcelona y eres aficionado al surf, ya no tienes excusas… Tienes muchos lugares donde disfrutar.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan