10 canciones para no parar de bailar

¿Buscas una lista de canciones para no parar de bailar? Dale al play y déjate llevar con la lista de Goodyear perfecta para ti

Hay un silencio y, de repente, empiezan a sonar las notas de “esa” canción. ¿Cómo se llama? ¿En dónde he escuchado esta canción antes? Sea como fuere, antes de descubrirlo tus pies se están moviendo y tu cuerpo ha empezado a seguir el ritmo. No hay vuelta atrás. ¡No puedes parar de bailar! “¡Qué temazo!” piensas mientras esperas impaciente la próxima melodía.

Te proponemos una playlist con 10 canciones ideales para dejarse llevar y disfrutar de la música. Una selección de distintas épocas y géneros para que nadie diga aquello de “este no es mi estilo”. Porque si algo tienen en común todas ellas es que ¡no podrás parar de bailar!

1. Dancing in the Moonlight (Toploader)

Un clásico. Dancing in the Moonlight fue popularizada en el año 2000 por la banda inglesa de rock alternativo Toplander. Pero…¿sabías que es una versión de una canción más antigua? La versión original data de 1972 y pertenece a la banda franco-americana King Harvest. Sin embargo, ha sido la versión de Toplander la que mayor éxito ha cosechado a nivel global, llegando a conseguir el disco de platino superando las 600.000 copias. Por cierto, en 2007 aparecía como el número 17 de la lista de la BBC “Canciones que odiamos amar”. La odies o la ames, no podrás evitar bailarla.

2. Take On Me (a-ha)

Publicada como sencillo en 1984, posteriormente fue incluida en 1985 en el primer disco de la banda de pop noruega a-ha. Una canción que, sin duda, ha sobrevivido al paso del tiempo y ha crecido en prestigio y reconocimiento año tras año. Pese a su brillante producción y su fantástico sonido new wave, el lanzamiento del sencillo no obtuvo una gran acogida en el Reino Unido, donde únicamente se vendieron 300 copias. La transición a la década de los 90 y la proliferación de los discos recopilatorios rescató a Take On Me del “anonimato” en el que parecía haberse sumido en los años anteriores. Se consolidó como clásico de emisión radiofónica y, desde 1991, obtuvo el reconocimiento merecido como “uno de los sencillos más vendidos del mundo”. No pasa de moda

3. Lose Yourself to Dance (Daft Punk)

Hablar de ritmo y baile es sinónimo de Daft Punk, dúo musical de origen francés que se hizo un hueco inmediato en el género house en Francia durante la década de los 90. Un hueco que se fue haciendo cada vez mayor y que creció en popularidad desde los ritmos synthpop. Es difícil quedarse con una canción de Daft Punk: Lose Yourself to Dance es tan solo la muestra de que la producción de este dúo musical sigue siendo brillante tras años de profesión. Esta canción, lanzada en 2013, expresa la madurez musical de los productores de clásicos como Get Lucky, One More Time, Digital Love o <Harder, better, faster, stronger. Luces, ritmos, atmósfera de baile que trasciende el house más clásico y un directo sencillamente brillante. Con Daft Punk solo hay una posibilidad: Lose Yourself to Dance, “Piérdete en el baile”. Déjate llevar.

4. Time of my Life (B.S.O Dirty Dancing)

Su título original es (I’ve Had) The Time of My Life y se trata de un tema compuesto por Franke Previte, John DeNicola, y Donald Markowitz, incluido en el primer álbum lanzado al mercado por Franke Previte en 1981. Sin embargo, The Time of My Life se ha convertido en una de las canciones más conocidas y bailadas de la historia gracias a su aparición en 1987 en la película Dirty Dancing. Incluso los menos proclives al baile sentirán la tentación de probar, al menos de intentarlo, uno de los bailes cinéfilos más conocidos: la escena final de la película en la que Jennifer Grey se eleva por encima de los brazos de Patrick Swayze y hace saltar por los aires la “moral puritana” de la época. ¿Quién se anima a probarlo?

5. You’re The One That I Want (B.S.O Grease)

¿Podemos hablar de baile sin incluir You’re The One That I Want en nuestra playlist? <Quedaría incompleta. Sin duda, uno de los grandes clásicos que han acompañado las listas musicales en todo tipo de fiestas y eventos. Y aquí no solo podemos hablar del citado pack “bodas, bautizos y comuniones”. No. Esta canción forma parte de la banda sonora de la vida de más de una generación.  Es una de esas canciones que ha trascendido épocas y estilos y que, a día de hoy, sigue formando parte de todo tipo de celebraciones. Esta canción, escrita por John Farrar para el musical de Grease (adaptado a la gran pantalla por el mismo autor en 1978), obtuvo un éxito inmediato en Reino Unido y ha sido uno de los temas más vendidos de la historia. Que sobrevive al paso del tiempo es un hecho que probar hace unos años John Travolta y Olivia Newton-John.

6. Take Me Out (Franz Ferdinand)

Ahora toca saltar. Lanzada al mercado en 2004, Take Me Out es un tema incluido en el segundo álbum de la banda escocesa de indie rock Franz Ferdinand. Si bien muchos conocen el tema, mucha gente confunde el nombre original de la banda con el de su guitarrista principal y vocalista, Alex Kapranos. De hecho, el nombre de la banda rinde tributo al archiduque Francisco Fernando de Austria (Franz Ferdinand en alemán), asesinado en Sarajevo en 1914 precipitando, así, el desencadenamiento de la Primera Guerra Mundial. Take Me Out no solo se consolidó como un éxito a nivel musical, sino que fue reconocida también por la brillante producción de su videoclip, de estilo dadaísta y cuyas imágenes remiten a escenas propias del surrealismo cinéfilo de Terry Gilliam. En definitiva, una canción para disfrutar, para bailar y  “volverse loco”.

7. Shape of  You (Ed Sheeran)

Casi 4 mil millones de reproducciones en Youtube. Se dice pronto. Ed Sheeran es, sin duda, uno de los artistas y compositores más exitosos actualmente. Curiosamente, Shape of You no había sido pensada para formar parte del repertorio del artista británico, sino como un single compuesto y producido para Rihanna. Sin embargo, Ed Sheeran reconoció durante una entrevista en BBC Radio 1 Breakfast Show que ambos artistas decidieron que la canción no encajaba lo suficiente con la personalidad de Rihanna y que, finalmente, el británico guardaría el tema para un futuro disco. Parece que la decisión no pudo ser más acertada. Uno de los versos de la canción dice “ put Van the Man on the jukebox” en referencia a uno de los referentes musicales de Sheeran, Van Morrison. Las millones de reproducciones en plataformas digitales han elevado esta canción a una categoría en la que los discos de platino se quedan cortos. Parece que nadie puede dejar de bailarla.

8. Salta !!! (Tequila)

Rock de finales de los 70 y principios de los 80 para volver a enamorarse de los ritmos hispanoargentinos de Alejo Stivel y Ariel Rot. ¡Tequila está de vuelta! Aunque solo por unos meses. Y es que la mítica banda vuelve a subirse a los escenarios en una gira especial que pondrá punto y final a la trayectoria de uno de los grupos más míticos de rock en castellano. Adiós Tequila! Tour volverá a permitir escuchar en directo temas clásicos como Dime Que Me Quieres, Quiero Besarte, Rock and Roll En La Plaza Del Pueblo o Salta !!! Cuando baje el telón, recuerda: no dejes de bailar y, por favor, ¡salta!

9. Enamorado de la moda juvenil (Radio Futura)

Antes de cerrar (y aunque es difícil elegir) se hace necesario incluir algún tema de la música española de los años 80. Para ello, incluiremos un tema de uno de los grupos considerado más importante, influyente y relevante en la historia de la música pop rock española: Radio Futura. Sin duda, un referente del estilo y el sonido clásico de “la Movida” y, también, uno de los grupos más escuchados en radios y listas de fiesta en bares y discotecas. Enamorado de la moda juvenil es un clásico imperecedero. Anima a seguir bailando y disfrutando. Un clásico para nostálgicos y para todos aquellos que, hoy, disfrutan “su propia Movida”.

10. A lovely Night (B.S.O La la land)

Y para seguir bailando, incluso cuando la fiesta se ha acabado y no queda ningún lugar abierto, un tema con sabor a clásico: A lovely Night, incluida en la banda sonora de la aclamada película musical La la land. Sin duda, una forma perfecta de poner el punto y final…O no.