Todo lo que tienes que saber sobre los tipos de aceite del motor

24 octubre | 2019 | Goodyear

¿Conoces los distintos tipos de aceite de motor? En Goodyear te explicamos qué significan sus números, las viscosidades del aceite y cuál te va mejor

¿Conoces los distintos tipos de aceite de motor? En Goodyear te explicamos qué significan sus números, las viscosidades del aceite y cuál te va mejor.

Los motores de los coches actuales son auténticas obras de ingeniería con la última tecnología para ser capaces de ofrecer la máxima potencia con el mínimo consumo y con las emisiones más reducidas (que hay que cuidar el planeta). Un elemento fundamental para que el motor de tu coche dé lo mejor de sí y te dure el máximo tiempo posible es el aceite. Sí, como lo oyes, una máquina de vanguardia depende de un ingrediente tan, digámoslo así, terrenal.

¿Qué función tiene el aceite?

Y es que la función del aceite es, principalmente, asegurar la correcta lubricación del motor, facilitando el movimiento de las piezas metálicas y evitando el desgaste de las mismas. Además, al reducir la fricción, evita las pérdidas de energía que se pueden producir.

Una vez conocido el papel crucial que desempeña el aceite en el motor de tu coche, te asaltará la duda: ¿qué aceite tiene que llevar el motor de mi coche? Vamos a intentar contestar a esa pregunta y, de paso, te contamos todo sobre este elemento tan determinante.

Tipos de aceite

Para que un aceite cumpla con sus funciones perfectamente tenemos que cambiarlo periódicamente. Si no lo hacemos, el motor se desgastará mucho más rápido, el filtro se taponará con el tiempo y la temperatura aumentará. Todo ello provocará una avería mucho más cuantiosa que lo que vale sustituir el aceite. Pero, ¿qué tipos de aceite existen?

Aceites minerales

Es un aceite que deriva directamente del petróleo y al que se ha sometido a un proceso de refinado para adecuarlo a la mecánica de tu coche. Los suelen llevar los automóviles de más avanzada edad, principalmente los matriculados antes de 1995. ¿La razón? Los motores de aquella época no estaban preparados para los otros tipos de aceite que veremos a continuación. Por lo general, los aceites minerales suelen ser más baratos, aunque su duración está más limitada por la falta de tecnología de los mismos.

Aceites sintéticos

Son la otra cara de la moneda: los más avanzados. Toman como base los aceites minerales y reciben determinados tratamientos en el laboratorio para el cumplimiento de ciertos requisitos concretos. Son de mayor calidad que los aceites minerales, también más caros, obviamente, pero a cambio obtenemos un aceite de mayor vida útil y capaz de hacer frente a los altos cambios de temperatura que se producen en los motores modernos. Al mismo tiempo, al contrario que otros productos, mejoran su fiabilidad y sus prestaciones con el paso del tiempo.

Aceites semisintéticos

Son el punto medio de los tres. Se trata de una mezcla entre aceite mineral y aceite sintético, con mayor proporción del primero normalmente. El objetivo es lograr un compromiso entre precio, fiabilidad y vida útil.

La viscosidad del aceite

Ya que has descubierto, si no lo sabías, los tipos de aceite del mercado, es hora de hablar de un punto clave de todo aceite, sea del tipo que sea. Nos referimos a la viscosidad. La viscosidad, para que nos entendamos, es el valor clave para conocer la calidad del aceite para tu motor, ya que determina la resistencia del aceite cuando fluye y el funcionamiento del mismo con respecto a la temperatura.

Regulada por la normativa SAE, también hay dos tipos de aceite según su viscosidad: aceites monogrado y aceites multigrado. De los primeros casi te puedes ir olvidando, pues cuentan con un solo tipo de viscosidad a cualquier temperatura (nos obligaría a utilizar dos aceites diferentes a lo largo del año: uno para los meses fríos y otro para los meses cálidos). Los segundos, los comúnmente usados, cuentan con una viscosidad en frío y otra en caliente.

Así, llegamos al galimatías de cifras y letras que vienen en las garrafas de aceite para coche. Sería bastante lioso intentar explicar cómo funciona la nomenclatura, que se basa en una escala realizada por la SAE (Society of Automotive Engineers). Lo que hay que tener claro es que se usan fórmulas similares a estas: 5W-30, 10W-40 ó 20W-50.

El primer número, acompañado de la ‘W’ de Winter (invierno) hace referencia al rango inferior de temperatura (en frío) y el segundo número, al rango superior (altas temperaturas). Hablamos de rangos SAE, no de temperaturas.

0W, 5W, 10W, 15W, 20W y 25W indican, respectivamente, -30º, -25º, -20º, -15º, -10º y -5º, o sea, la temperatura mínima de uso de los aceites. Es decir, por poner un ejemplo, un aceite 25W no podría funcionar correctamente si estuviéramos a -7º o a una temperatura inferior. El segundo número no expresa temperaturas, sino nivel de viscosidad a 100º. Así, 20 es fluido, 30 y 40 semifluido y 50 espeso.

De esta manera, para una mayor protección en frío, se deberá recurrir a un aceite que tenga el primer número lo más bajo posible y para obtener mayor grado de protección en caliente, un aceite que posea un número elevado para el segundo.

¿Qué aceite usa mi coche?

Para hacernos una idea, en España, los más usados son los aceites 10W-30, 10W-40 o 10W-50, más que suficientes para las exigencias de un coche medio y de nuestro clima.

Volviendo a la pregunta del principio sobre qué tipo de aceite que debes usar, la respuesta es bastante sencilla: basta con echar un vistazo el libro del manual del propietario, porque allí el fabricante habrá indicado el aceite más adecuado para nuestro coche, teniendo en cuenta la gran variedad de motores y potencias que existen en los coches actuales.

El aceite es un elemento vital para el buen funcionamiento del motor de nuestro coche y de este elemento dependerá, en gran medida, alargar su vida útil. Por ello es tan importante hacer los cambios de aceite en su momento, así como llevar siempre un buen mantenimiento general del vehículo, poniéndonos en manos de profesionales y eligiendo productos de calidad contrastada.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan