Tuning, ¿qué es y qué ha sido de esta moda en España?

24 julio | 2019 | Goodyear

El tuning fue una de las tendencias que más fuerte “pegó” en España entre los jóvenes en la década de los 90 y durante los primeros años del nuevo siglo, pero son muchas las causas que han hecho que esta moda haya ido perdiendo fuerza paulatinamente. Conoce toda la historia del tuning en españa a continuación .

Los orígenes del tuning

Tuning es un vocablo de origen inglés que significa “puesta a punto”, “ajuste” o “la sintonización de algo”. Esta palabra se asocia desde hace décadas a la personalización que se realiza en las características de un coche con el objetivo de hacerlo diferente a los demás, que sea una pieza única. Por tanto, se podría definir tuning como la alteración de las características que un coche trae de serie o de fábrica. La personalización puede ser del habitáculo, del exterior o de la mecánica del coche.

El origen del tuning tiene origen en Estados Unidos en la década de los 40. Con el paso de los años, el tuning se convirtió en algo más que una tendencia haciéndose famoso entre los jóvenes y no tan jóvenes de la sociedad norteamericana. En aquellos tiempos hubo grandes celebridades que lo impulsaron como Elvis Presley o Frank Sinatra. Ambos fueron un ejemplo a seguir para la juventud de aquel momento en la personalización de los coches.

La moda del tuning

El tuning llegó a ser tan popular que muchos lo llevaron al límite convirtiendo un coche de fabricación de serie en un vehículo cercano a los de carreras sin permiso legal para circular por las calles, a consecuencia de estos cambios tan radicales.

En España el tuning conquistó a nuestros jóvenes en los 90 pero alcanzó su punto de mayor éxito cuando la moda llegó a Alemania, la cuna de las principales marcas europeas de coches y componentes. Tanto fue así que se creó un sector específico dentro del mundo del motor sobre tuning. El cliente tipo eran los jóvenes de entre 20 y 25 años que buscaban productos especiales como las llantas y equipos de música dotados de muchos watios de potencia.

Una moda de éxito en España

Esta moda tuvo un gran éxito en España, sobre todo porque nuestro país pasaba por un gran momento económico, algo vital para poder hacer frente al coste de los componentes del tuning que destacaban por ser bastante caros. El hecho de que hubiera mucha demanda provocó que mucha gente creara negocios y talleres de mecánica así como de chapa y pintura en torno al mundo de la personalización.

La llegada de internet y la consolidación de los videojuegos también ayudaron al impulso del tuning. Por un lado, internet aportaba un escaparate para todo el planeta de lo que estos coleccionistas hacían con su coche; por otro, los videojuegos daban ideas e inspiraban a todos los seguidores del tuning. El videojuego que más hizo por esta moda noventera fue el míticoNeed For Speed, aunque tampoco hay que olvidarse de la saga de películas A todo gas. Por aquellos tiempos, más que una moda, el tuning era toda una forma de vida.

El tuning en España tuvo su propia personalidad. Era definido como ‘Tuning Barroco’ y era una personalización más basada en el exterior que en las prestaciones mecánicas del coche. Se centraban sobre todo en los ensanches de la carrocería, grandes llantas e interiores de fantasía repletos de colores con equipos de música de gran potencia y grandes escapes que hacían del sonido del vehículo música celestial para los oídos de los aficionados.

Tuning, o el final de una moda en España

Lo que fue casi una religión y una tribu urbana llegó a su fin en los primeros años del nuevo siglo. La crisis golpeó con fuerza a Europa y la recesión económica se llevó por delante la moda. El desempleo azotó a sectores en los que había muchos seguidores del tuning y la mayoría de los negocios del sector se fueron al traste. Los coches tuneados desaparecieron de nuestras calles en poco espacio de tiempo.

Tan aguda fue la influencia de la crisis en el tuning que hasta la revista Maxi Tuning, del grupo Motorpress, cerró. Maxi Tuning llegó a ser la revista más leída de nuestro país: increíble pero verdad.

Pocos años después, allá por 2011, la moda del Tuning recibió la noticia que iba a significar su total desaparición. En enero de ese año entró en vigor el Real Decreto 866/2010 a través del cual se regula la tramitación de las reformas de coches después de su matriculación. Esto, básicamente, abortó cualquier intención de modificar las dimensiones, instalar llantas desproporcionadas o grandes alerones.

La intención de este Real Decreto era prohibir cualquier modificación en un vehículo que pusiera en peligro la seguridad. En estos momentos quien quiera modificar su coche antes de matricularlo, puede hacerlo pero tiene que homologarlo. Esta homologación es muy restrictiva, sobre todo si se compara con años anteriores. A día de hoy en España, solo se permiten ciertas modificaciones realizadas por los fabricantes, nada más… El tuning murió en España, no ha quedado rastro de él.

·

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan