Turismo en Andorra: aprovecha el verano al máximo

3 junio | 2015 | Goodyear

Para mí, pensar en Andorra era pensar en nieve, en blanco, en decenas de pistas de esquí, remontes, alquiler de equipos, cadenas para el coche… Un sitio de invierno, de frío, de bufanda, guantes y gorro. En definitiva, de ‘ir tapado hasta las orejas’.

 

Aún recuerdo mi cara de sorpresa cuando mis amigos propusieron, allá por el mes de julio, hacer un break entre playa y playa durante el verano y practicar un poco la vida rural, cual Heidi en sus montañas. Y yo, que soy persona de pasar los meses de calor vuelta y vuelta al sol, no salía de mi asombro cuando me propusieron un plan rural para días que, de toda la vida, están destinados a la playa.

 

Pero no quise ser la nota discordante y ser la única persona en descolgarse del plan, así que, con más esfuerzo que ilusión, hacia Andorra que nos fuimos un 10 de julio a pasar 5 días en una casa que alquilamos en un pueblo llamado Ordino. Un coqueto lugar que hizo que, nada más recorrer una de sus empedradas calles bajo la agradable temperatura de la zona en pleno verano, hiciera que acabara dando la razón a mis amigos por la fantástica elección de viaje.

 

Ordino es belleza en sí mismo, sinónimo de calles y casas de piedra, tejados de pizarra negra que en invierno contrastan con el blanco del paisaje nevado, mientras en verano lo hacen contrastando con el intenso verde que cubre las montañas y vistas del Pirineo. En los meses fríos te empujan las ganas de revolotear en la nieve, aun a riesgo de catarro, y en verano la hierba hace lo propio con las ganas de rodar una y otra vez entre tanto verde.

Ordino

A pocos kilómetros están Pal y Arinsal, con sus conocidas pistas de esquí, que pasada la época invernal dejan a su paso preciosas estampas paisajísticas ante las que no podrá contenerse cualquier enamorado de la fotografía. Y en dirección contraria, para encontrar tanto comercio, buenos precios, como entretenimiento, bares y ocio, quedan Les Escaldes, la reconocida zona más comercial de Andorra, junto a Andorra la Vella. En las calles de Les Escaldes es donde paliamos el exceso de tranquilidad de Ordino con una buena sesión de compras practicando, a falta de esquí, el deporte de ir de tienda en tienda. Si además te gustan los spa, no te pierdas Caldea y sus circuitos de piscinas, jacuzzis, baños termales y saunas, todo ello en un entorno único.

 

Por todo ello, a día de hoy, y a poco tiempo de que llegue el verano, ya estoy pensando en proponerles a mis amigos una escapada rural para repetir la fantástica experiencia de combinar playa y montaña y hacer que este verano sea tan especial como el de Ordino.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan