Turismo en la Feria de Málaga 2019: tu guía para disfrutar

5 julio | 2019 | Goodyear

¡Ya está aquí! Agosto recibe un año más esta particular feria que, como cada verano, inunda la ciudad de Málaga de un ambiente espléndido para recorrer cada uno de sus rincones en unas fechas que se consolidan, quizás, como las preferidas para cualquier malagueño. ¡Y también para los que nos desplazamos hasta allí desde otras ciudades! Del 15 al 24 de agosto la fiesta está asegurada en Málaga. Eso supone que en 2019 habrá un día más de fiesta, se recupera en esta edición una jornada que se había suprimido en las últimas ediciones. La Feria se iniciará la noche del miércoles 14 al jueves 15 con el tradicional pregón y los fuegos artificiales y finalizará el sábado, 24 de agosto. ¡Bienvenidos/as a nuestra guía Goodyear para disfrutar de la Feria de Málaga!

Qué no te puedes perder de la Feria de Málaga

Málaga vive su semana grande. La ciudad se viste de colores para prometernos unos días únicos con la mayor diversión, tanto de día, como de noche. Más de 100 espectáculos gratuitos para todos los públicos auguran fiesta y diversión para todos los malagueños y visitantes. Pero, ¿qué no te puedes perder estos días?

Hay varios momentos que son imprescindibles en la Feria de Málaga. El primero es el pregón, que este año tendrá lugar en la noche del miércoles 14 de agosto, que va seguido de los tradicionales fuegos artificiales. Adelantar esta fecha ha sido una petición de los hosteleros para que malagueños y visitantes disfruten ya aprovechando la festividad del 15 de agosto.

Ferias y fiestas de Málaga

El segundo gran momento de la feria es la Romería a la Iglesia de Santa María de la Victoria. La procesión tiene lugar el primer sábado de la Feria de Málaga: sale del Ayuntamiento hacia el Santuario de Nuestra Señora de la Victoria, donde se produce la entrega de la bandera de la ciudad. Hay jinetes a caballo, carruajes que son tirados por caballos y personas que acompañan a pie la comitiva hasta el templo.

Tampoco te puedes perder el desfile histórico que se celebra el domingo después del último sábado de Feria y recrea la entrada de los Reyes Católicos a la ciudad. El ceremonial incluye la entrega de llaves al Abanderado. El itinerario comienza en la calle Cister y pasa por lugares como la Calle Larios, la Plaza de la Constitución, la Calle Granada, la Plaza de la Aduana y la Calle Alcazabilla.

La plaza de toros de Málaga es otro de los lugares que cobran una vital importancia durante la fiera. La Malagueta es una de las plazas más importantes de toda España y por allí desfilan cada año los mejores maestros del escalafón taurino. Poder disfrutar de las principales figuras del toreo es otro de los grandes atractivos de la Feria de Málaga.

Pero seguro que has oído hablar de la Feria de día y la Feria de noche. ¡Es casi la terminología básica para esta fiesta! La Feria de Málaga se desarrolla en dos zonas: en el centro de la ciudad durante el día y en el recinto ferial, por la noche. Es una de las citas marcadas a rojo en el calendario de la Costa del Sol y cada año más de dos millones de personas acuden a disfrutar de ella. Nosotros, y seguro que tú también, ¡nos apuntamos a las dos! Ya sabes que para conocer bien algo… ¡hay que vivirlo desde dentro!

Málaga: Feria de Día

Málaga y su Feria tienen un protagonista indiscutible: la céntrica calle Larios. En ella encontrarás todo un espectáculo de decoración festiva, colores, un ir y venir de gente, música y, lo que nunca falla –y menos en Andalucía-, altas dosis de buen humor y ganas de pasarlo más que bien. Lo que tampoco pueden faltar son los momentos de tapeo, acompañándolos siempre de un rebujito, un chato de Cartojal, un peligroso vino dulzón malagueño que entra solo en el cuerpo con el calor del verano, o la correspondiente caña. Andalucía no sería lo mismo sin los chopitos, unas raciones de buen jamón o, ya que estamos en Málaga, ¡los espetos!

Pero, siguiendo con la Feria de Día, en el centro de la ciudad encontrarás calles engalanadas para la ocasión, actividades para toda la familia y todo tipo de baile y cante. Y así… ¿quién no se arranca a intentarlo con el flamenco? Los ingredientes para ello, desde luego, ¡están más que disponibles! Así que habrá que intentarlo, ¡vergüenza fuera! Muy atento a las actuaciones y actividades diarias en la Plaza de la Constitución, Plaza de Uncibay, Plaza Mitjana, Plaza de Las Flores, Plaza del Obispo, Plaza de San Pedro de Alcántara, Calle Larios y Plaza de la Merced.

La Calle Larios es el epicentro de la fiesta: es la arteria peatonal más transitada de toda la ciudad y el lugar que vertebra toda la celebración durante las horas de sol. El ambiente es tremendo, gracias en parte a las charangas y los grupos de verdiales que actúan por todas partes: se trata de un cante popular, propio de los Montes de Málaga, que se escucha a todas horas durante la Feria.

No faltan las sevillanas ni las actividades para niños: la Feria de Málaga está pensada para que pueda disfrutar toda la familia y, sobre todo en la Feria de Día, los pequeños de la casa tienen mucho protagonismo. El Paseo del parque, el Palmeral de las sorpresas y el Muelle Uno son lugares en los que poder darse un respiro del gentío que llena las calles del centro de la ciudad… antes de retomar la celebración con más fuerza que nunca.

Málaga fuegos artificiales

Málaga: Feria de Noche

Con más de medio millón de metros cuadrados de Feria de Noche, exactamente 512.000, el recinto ferial te da la bienvenida con su inmensa portada que da acceso a casi doscientas casetas de feria pertenecientes a diferentes organizaciones y entidades malagueñas, siempre al ritmo del flamenco y la copla. Buen ambiente, buena comida, música y ¡casetas de entrada gratuita! No te pierdas el paseo y enganche de caballos con itinerario oficial por el recinto ferial ni las actuaciones de baile típico malagueño en la Caseta de los Verdiales. Disfruta de las casetas en el Real de la Feria con actuaciones en directo y atracciones de feria en un recinto preparado para el disfrute del visitante.

El Real está estructurado en partes bien separadas: hay una zona destinada a las casetas y otra, a las atracciones de feria. Incluso dentro de la zona de casetas hay diferencias: mientras las que están situadas más al norte tienen más ambiente y están dirigidas a un público más joven, las del sur son más familiares y es un área más indicada para comer más tranquilos, por lo que suele ser la que eligen las familias, sobre todo aquellas que tienen niños más pequeños. En la zona donde se reúnen las atracciones de feria se dan cita los amantes de las diversiones más arriesgadas, pero también los más pequeños que buscan entretenerse con sus juegos o los amantes de tómbolas, casetas de tiro, etc.

La música no falta y en el Real de la Feria hay tanto conciertos como actuaciones en directo todos los días. La mayoría de los grupos locales suelen pasar por la Caseta de la Juventud, mientras los grupos nacionales e internacionales ofrecen las actuaciones más multitudinarias en el Auditorio Municipal llamado Cortijo de Torres y que está pegado al recinto ferial.

Lo normal es que la Feria de Noche arranque cuando comienza a bajar el sol y se alargue hasta altas horas de la madrugada. Sin embargo, en los últimos años son muchos los visitantes que también se acercan hasta el Real de la Feria a la hora de comer, dado que el ambiente es mucho más tranquilo que por la noche y, de esa manera, también pueden disfrutar de las casetas y las atracciones. Además, a mediodía las casetas ofrecen algunas degustaciones gratuitas, lo que hace un efecto llamada hacia la feria.

Decoración en la Feria de Málaga

El origen de la Feria de Málaga

La Feria de Agosto es la fiesta grande de verano de Málaga. Pero aunque es una cita ineludible para malagueños y visitantes, la feria tiene un trasfondo histórico que pocos conocen. Y es que las fiestas conmemoran la entrada de los Reyes Católicos en la ciudad allá por el 19 de agosto de 1487. Desde entonces se decidió hacer una fiesta anual que recordara aquella efeméride, aunque años más tarde cayó en el olvido. No es hasta 1887 cuando, en la conmemoración del IV Centenario de la entrada de los Reyes Católicos en Málaga, las fiestas de verano resurgen en todo su esplendor. Hoy en día es una de las celebraciones más importantes de toda Andalucía.

¿Qué ver en Málaga?

Pero además de historia, cultura, diversión y fiestas, la ciudad de Málaga es el centro neurálgico de la Costa del Sol y su área metropolitana. Resérvate unos días para disfrutar de la Feria de Málaga pero también del resto de la ciudad. Conoce la Alcazaba y la Catedral de Málaga, el Castillo de Gibralfaro y el teatro romano, pasea por las calles del casco antiguo y recorre los museos de la ciudad: el Museo de Arte Contemporáneo, el Museo Picasso o el Museo Thyssen forman una espectacular oferta cultural en la ciudad, aunque hay muchos más que merecen la pena visitar. Te proponemos una ruta de dos días por Málaga pero te quedarás más.

¿Qué ver en la Costa del Sol? La Axarquía, con sus montes, valles, acantilados y playas, te esperan. Nerja te enamorará y si eres una amante del cine, no dudes en recorrer los escenarios de películas como Los hombres que no amaban a las mujeres. Además de los pueblos blancos, el litoral y su gastronomía, Málaga también tiene un plan especial para quien viajen en familia. La ruta más divertida con niños está en el Pueblo Pitufo. Nosotros ya tenemos las maletas preparadas. Y tú, ¿te apuntas al plan? Feria de Málaga y ruta para disfrutar lo mejor de Málaga.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan