Turismo micológico: disfruta del micoturismo en España

6 noviembre | 2019 | Goodyear

¿Nos acompañas por la mejor ruta micológica de España? Los mejores lugares donde coger setas e información sobre las variedades más comunes

Con el otoño llegan las primeras setas de la temporada, una época del año que se ha convertido en sinónimo de buena gastronomía y de productos sanos y naturales recogidos en los mejores paisajes de España. No hay restaurante que se precie que no trabaje las setas y una buena parte de los platos de esta temporada llevan el producto estrella del otoño. Pero detrás de las recetas con setas hay todo un mundo: los amantes del micoturismo se echan a los montes a buscar este tesoro del que existen miles de variedades, pero no todas comestibles. ¿Nos quieres acompañar por la mejor ruta micológica de España? Sólo tienes que revisar tu coche, poner una buena lista de música con las mejores canciones para esta época del año y cargar tu cesta en el maletero: ¡empezamos el viaje!

Consejos para salir en busca de setas

Antes de comenzar nuestra escapada de otoño lo mejor es seguir estos consejos para empezar a buscar setas. Si eres un experto micólogo ya sabrás exactamente lo que hay que hacer, pero si te estás iniciando, sigue estos consejos:

Obtener un permiso

Aunque es cierto que hasta hace unos años no era necesario, el gran aumento de personas que se dedican a recoger setas en otoño ha obligado a las autoridades a poner un coto, ya que las setas, como tantos otros productos, son un recurso limitado. Tan sólo es necesario rellenar una serie de datos en el Ayuntamiento más cercano y tendrás el permiso en tus manos. ¡Cuidado! Recoger setas sin permiso implica un delito y está penado con fuertes multas.

Turismo micológico

Tener precaución

Parece evidente pero es necesario tener mucha precaución. Hasta los amantes de las setas más experimentados pueden tener un fallo y recoger una que no sea comestible. Algunas setas con capaces incluso de provocar la muerte. Si no tienes experiencia o la tienes pero no estás seguro de que las setas que has recolectado son aptas para el consumo, mejor deshazte de ellas. Más vale prevenir que curar.

Prepararse bien

El otoño es, en principio, una época de frío y humedad. Abrígate bien y lleva unas buenas botas que no traspasen la humedad. Es fundamental ir cómodo pero bien preparado par las inclemencias del tiempo. Si vas en tu coche a una ruta por determinar, lleva siempre activado el GPS y lleva el móvil con carga. Es fundamental para no perderse en el bosque. Un botiquín de viaje bien preparado puede salvarte de cualquier inconveniente.

Cesta, helechos y navaja

Es el kit del buen explorador. Una cesta de mimbre será siempre el mejor lugar para transportar las setas. Coloca unos helechos en el fondo para hacer base y coloca las setas con cuidado. A la  hora de cortarlas, hazlo con un corte limpio. Nunca arranques una seta de cuajo, podrás dañar la colonia en la que está creciendo. Fundamental: no te lleves setas pequeñitas. Hay que dejarlas crecer para que este preciado producto siga inundando nuestros bosques cada otoño.

Conservación

Lo mejor es comer las setas cuanto antes, ya que cuanto más frescas, más sabrosas serán. Si tiene que guardarlas hazlo en una bandeja bien separadas y con las láminas hacia abajo. También se pueden congelar. Pero lo dicho, cuanto más frescas, más suculentas estarán.

Valle de Ambroz

Ruta de las setas

Zamora

El oeste de la provincia de Zamora, cerca ya de la frontera con Portugal y Galicia, es una de las mejores zonas para disfrutar del micoturismo en toda Castilla y León. Concretamente las comarcas de Sanabria y La Carballeda ofrecen parajes espectaculares en los que la recogida de setas se alterna con el disfrute del paisaje. La seta más buscada de la zona es la Macrolepiota procera, aunque también hay otras variedades tan ricas y sabrosas como ésta. Además, siempre puedes aprovechar para conocer el famoso Lago de Sanabria, uno de los 10 lagos que te recomendamos por toda España. Otras buenas zonas de esta provincia para la recolección de setas son las de Rabanales, famoso por tener uno de los mejores senderos micológicos de la zona, Trabazos y Alcañices, cerca de la frontera con Portugal, y los alrededores del municipio de Asturianos.

Muniellos, Asturias

Huesca

La famosa estación de Canfranc, en la que se han rodado varias películas, era el destino del tren que comunicaba Francia con España a través de un túnel a principios del siglo XX. Entonces se llevó a cabo una repoblación forestal con más de tres millones de árboles que, hoy en día, ha favorecido la aparición de setas.  Pero es que tanto el Valle de Tena como el Valle de Benasque o el Valle de Hecho son algunos de los mejores destinos de Aragón para el turismo micológico: abundan los boletus, los rebozuelos o las colmenillas, entre muchas otras variedades, y en otoño son decenas los aficionados que disfrutan de su pasión por este producto recogiéndolas en la naturaleza.

Soria

Muy cerca de los Picos de Urbión, a mitad de camino entre Soria y Burgos, se encuentra el pueblo de Navaleno, el epicentro micológico de la provincia soriana. Gracias a los vastos y espesos montes de pinos de esta zona, proliferan más de un centenar de variedades de setas, entre las que destacan los boletus y los níscalos. Es necesario disponer de un permiso para poder recolectar setas, pero con él se puede acceder a todo el espacio protegido de los Montes de Soria, una maravillosa zona natural a la que también pertenecen el Cañón del Río Lobos, el Acebal de Garagüeta, la Fuentona de Muriel o el Sabinar de Calatañazor.

Las setas más buscadas

Hay  miles de variedades de setas en el mundo, pero no todas ellas son comestibles. De hecho, apenas un millar de especies se pueden consumir, por lo que es importante saber diferenciarlas cuando se sale al campo a recogerlas. Estas son algunas de las setas más buscadas y consumidas en España.

Amanita caesarea o huevo de rey

Es la seta más cotizada, tanto por su olor como por su sabor, y se puede cocinar de distintas maneras, incluso cruda en láminas. Es lisa, brillante y presenta un color anaranjado que la hace muy llamativa. Su calidad provoca que sean conocidas como las setas de los césares y también se las llama oronjas, sobre todo en Andalucía.

Amanita

Foto: JovanaKoturov

Boletus edulis

Otra de las setas más cotizadas y que nunca faltan en la carta de un buen restaurante. Tienen un sabor característico diferente a todas las demás y aparecen en todo tipo de bosques con su típico sombrero de color canela. Un auténtico manjar.

Boletus edulis

Macrolepiota procera o parasol

Es una de las más buscadas en la zona de Sanabria y se da sobre todo en bosques de robles y encinas. Hay quien la llama matacandill y hay que tener mucho cuidado con ella ya que se puede confundir con la Macrolepiota venenata, que es tóxica.

Cantharellus cibarius o rebozuelo

Una seta de color amarillo-anaranjado que tiene un olor afrutado muy agradable. Es una especie que se da en bosques de robles, castaños o encinas, entre otras especies tanto en primavera como en otoño. Se usa mucho en guisos y también es conocida con el nombre de chantarela.

Cantharellus

Foto: Andreas Kunze

Lactarius deliciosus o níscalos

Es una seta fácil de distinguir y muy consumida en toda España, pero sobre todo en Cataluña, donde se la conoce como rovellón. Tiene un sabor intenso y es muy utilizada tanto en guisos como para hacer a la brasa.

Lactarius deliciosus

El turismo micológico está de moda y es en una verdadera pasión para muchas personas a las que les gusta disfrutar de la naturaleza y degustar buenos platos de temporada. Disfruta de las rutas de setas y las posibilidades que este producto ofrece en España. No olvides coger tu cesta y… ¡a por setas!

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan