Turismo en Girona: Les Cols Pavellons, un lujo rural

Si estás pensando en hacer turismo rural por Girona, desde Jordi Canal-Soler y Goodyear te proponemos el lujoso hotel rural Les Cols Pavellons, uno de los mejores lugares para disfrutar de la naturaleza

A través del cristal en frente de la ancha cama vemos el patio de la habitación, vallado, recogido y con algunas hojas caídas que le dan un aire de jardín zen japonés, relajante y tranquilizador. El silencio es casi total. Solo se escucha el canto de algún pájaro mientras despide el sol que empieza a ponerse por detrás de una de las paredes de cristal. Nos quedamos unos momentos en completa calma, esperando que termine el día y empiece la noche, y entonces nos tumbamos boca arriba y contemplamos el tintineo de las estrellas a través del techo acristalado de la habitación…

Pavellons Les Cols no es un hotel cualquiera. Ni por asomo. Es un conjunto de cinco pabellones repartidos en los mismo terrenos que el Mas Les Cols, un reconocido restaurante de Olot, en la provincia de Girona. Pavellons Les Cols surgió con la voluntad de crear un espacio donde la reflexión y la conversación sustituyeran el ruido y el ajetreo del día a día para proporcionar un descanso nocturno en comunión con el exterior, especialmente el cielo, pero también la tierra. Con sus paredes y techo de vidrio, los Pavellons Les Cols permiten vivir una experiencia de vivac en plena naturaleza pero sin renunciar al confort de una cómoda cama, unas suaves sábanas y una habitación caliente. Es una vivencia filtrada a través de una arquitectura de cristal moderna y de líneas sencillas que ofrece una vuelta a la vida salvaje pero desde la civilización.

Les Cols

Los muros de vidrio teñido, dispuestos con precisión, permiten mantener la intimidad en todo momento sin renunciar a la luz o a la libertad de espacio: dentro de la habitación la superficie parece expandirse más allá de los 20 o 30 metros cuadrados de la estancia y sobrepasa la extensión fundiéndose la mirada en un horizonte natural creado por el jardín minimalista.

Cuando entramos en el recinto lo hicimos a través de una puerta que nos abrió la vista a un mundo diferente, una especie de acceso a un jardín secreto que supone toda una experiencia sensorial, ingresando en un espacio de apariencia austera pero lleno de sutiles estímulos. No hay recepción, sino un simple atril junto a la puerta del que arranca un camino que conduce a través de un corredor de cañas de acero lacado en verde hacia los pabellones. A medida que caminamos hacia el pabellón el suelo varía para pisar texturas diversas y empezar a abrirnos los sentidos: hierba, plancha, suelo volcánico, malla metálica, cristal, agua,… nos permiten llegar a la habitación introduciéndonos en un espacio que rompe con la arquitectura clásica del siglo XX. El único mueble, la cama, y el resto, un vacío lleno de naturaleza…  

La mañana siguiente empieza con un baño relajante en la bañera-ducha fundida con el paisaje, en un juego de agua que recuerda las pozas de los ríos y las cascadas de las montañas, otra conexión directa con el espacio natural de los cercanos volcanes de la Garrotxa.

Les Cols

El desayuno se sirve en la cama, un capricho forzado porque es el único mueble de la habitación donde se puedan poner las bandejas. No hay prisa para degustarlo, ya que merece tomárselo con tiempo: los ingredientes son de productores locales respetuosos con el entorno y la calidad, como embutidos de Can Japot, pan del horno de leña Nàsia, yogur de La Fageda, queso de Farró y mermeladas de temporada.

Nos costará salir de la habitación. El espacio singular, la comodidad de este contacto con la naturaleza y la tranquilidad que se respira en su interior nos invitará a quedarnos. Pero llegado el momento, hay que salir. No lo hacemos vacíos: nos llevamos una bolsa con comida para el camino. Queso, vino, pan y embutidos que degustaremos ahora sí, en plena naturaleza real, quizá paseando junto a las aguas tranquilas del cercano río Fluvià o en la sombra del mágico bosque de La Fageda d’en Jordà. Pero sea donde sea, seguro que evocaremos de nuevo la noche pasada bajo las estrellas y recordaremos el placer de sentirse humanos otra vez entre la tierra y el cielo.

The following two tabs change content below.
Jordi Canal-Soler
Nacido en Barcelona en 1977, es un aventurero, escritor y fotógrafo especializado en viajes. Tiene un par de libros de viaje publicados: TIERRAS DEL NORTE (Nova Casa Editorial 2016) sobre un viaje por Alaska y el Yukon y VIAJE AL BLANCO (Editorial UOC 2014) sobre una expedición al Polo Norte. Además, ha colaborado en otros seis libros, participa habitualmente en varios programas de radio de viaje, ha publicado más de un centenar de artículos en diferentes revistas especializadas y es reportero de viajes en NewsCat TV.