Valencia con niños: dónde ir, qué ver y qué hacer

Te contamos dónde ir, qué ver y qué hacer para disfrutar junto a los más pequeños en Valencia. ¡No te lo pierdas!

La ciudad de Valencia es, por excelencia, uno de los destinos familiares de España. Al viajar con niños a esta ciudad levantina, son muchos los planes en familia que se ofrecen para pasarlo bien, tanto mayores como pequeños. En Valencia, hay múltiples establecimientos amigos de los niños donde pasar grandes momentos con los benjamines de la familia.

La ciencia de la diversión

Sin duda, uno de los mayores atractivos de esta ciudad, donde se unen el disfrute infantil y placer adulto, es la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, en la que se ofrecen un montón de planes en una única localización. Allí podréis llevar a los más pequeños a conocer a los enormes dinosaurios de la exposición ‘Els nostres dinosaures’, para, después, disfrutar de una proyección en 3D en el Hemisfèric y terminar realizando un viaje submarino hacia acuario más grande de Europa, el Oceanogràfic.

El Museo, además, cuenta con una zona dedicada especialmente a niños de 3 a 8 años, llamada L’Espai dels Xiquets, donde pueden experimentar con los sentidos, el agua, los animales y las construcciones, acompañados por monitores.

Y, si tenéis un pequeño amante del espacio en la familia, no olvidéis llevarlo a la zona del Aula del Cadete del Espacio, donde viajará a través el Sistema Solar con Profesor Bombilla y su ayudante Sparky.

Un parque de cuento

Cerca de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, se encuentra el Parque Gulliver, basado en el popular cuento de Jonathan Swift Los viajes de Gulliver. Allí, un gigante tendido en el suelo recrea la escena en la que los liliputienses lo atan con cuerdas, solo que, esta vez, el cuerpo de este gigante está formado por columpios, toboganes y escaleras, donde los niños lo pasarán en grande.

Oceanográfico de Valencia

Turismo acuático

No puede faltar una visita a las playas urbanas de Las Arenas y La Malvarrosa, donde quienes quieran relajarse pueden descansar o darse un baño, mientras los niños continúan divirtiéndose en las zonas de juego habilitadas para ellos y los que busquen más acción podrán realizar actividades acuáticas como el snorkel.

Y, si tenéis la oportunidad de desplazaros fuera de la ciudad, no olvidéis visitar el lago de Anna, para pasar un buen día de pícnic en plena naturaleza y disfrutar de un baño con unas bonitas vistas o alquilar una pequeña barca.

Una aventura de lo más salvaje

Otra de las excursiones divertidas que pueden hacerse en esta ciudad y enamorará a los pequeños es una visita al Bioparc. Al adentraros en este parque, viviréis una verdadera aventura africana gracias a la recreación de hábitats y paisajes como la sabana seca, con árboles típicos de la sabana africana y animales como rinocerontes blancos, avestruces y cebras; un bosque de los curiosos árboles baobabs, donde conviven elefantes, suricatas y dik-dik; o los humedales africanos, que esconden al gran hipopótamo del Nilo en su interior. También podréis encontrar al rey de la sabana en la zona de la sabana verde o ver, en carne y hueso, a los animalillos de la divertida película de dibujos animados visitando la zona que imita a la isla de Madagascar. Toda una aventura salvaje que disfrutar en familia.

Lo más típico de Valencia

Y, antes de marcharse de la ciudad, toca conocer una parte de sus señas de identidad: las Fallas. Aunque quizás no visitéis Valencia en época de Fallas, no os preocupéis, ya que podréis verlas gracias al Museo Fallero. Allí se reúnen cerca de 100 ninots, que reflejan la actualidad de los últimos años con su conocido carácter crítico y burlesco.