Vida útil del coche: consejos para prolongar la vida útil de tu coche

Si quieres conseguir que tu coche dure muchos años y lo haga sin sobresaltos, aquí tienes algunos consejos que alargarán la vida de tu vehículo. ¡Toma nota!

Reconozcámoslo: a todos nos da pereza llevar el coche al taller para el mantenimiento. Y es que cuesta mucho desembolsar dinero cuando no hay una avería que salte a la vista. Sin embargo, esas desagradables y periódicas visitas al mecánico pueden estar dando kilómetros de vida a tu coche. Porque en tu vehículo, como ocurre con tu salud, más vale prevenir que curar y un buen cuidado, ya sea verano o invierno, contribuirá a que lo disfrutes durante más años y en mejores condiciones. Aquí tienes algunos consejos para alargar la vida de tu coche.

Realiza un mantenimiento periódico. Sigue las indicaciones del fabricante sobre los periodos de cambio de aceite, ya que se trata de algo fundamental para engrasar las partes móviles, la limpieza y la refrigeración general del motor. Asimismo, también es recomendable seguir las instrucciones del fabricante en lo que respecta a la calidad del aceite. Tampoco dejes de lado la sustitución del filtro ni a otros líquidos, como el de los frenos o el refrigerante.

Lava tu coche con frecuencia.  En lo referente a los coches, si hay algo que dé aún más pereza que llevarlo al taller es lavarlo. No obstante, haciéndolo evitarás que se acumule la suciedad que, además de antiestética, es un foco de corrosión. Es conveniente aplicar agua a presión en los bajos del vehículo para evitar el óxido y tener en cuenta también que un motor excesivamente sucio se refrigera peor y sufre más averías.

Limpieza coche

Sustituye la correa de distribución. No es una operación barata pero no compensa retrasarla. Respeta los plazos establecidos por el fabricante porque, en caso de que se produzca una avería, será de las más caras a la hora de su reparación.   

Atiende a la presión de los neumáticos. Revisa con asiduidad el estado de tus neumáticos y hazlo siempre que tengas previsto salir de viaje. Si la presión es baja, se calentará mucho en los tramos de autopista. No debes descuidar el mantenimiento de los neumáticos, ya que si están en mal estado suponen un grave peligro para tu seguridad.

Cuida la pintura. Insectos, excrementos de pájaros, combustible, sol… Son muchos los elementos que pueden afectar a la pintura de tu vehículo. Si está en mal estado, no solo ofrecerá una mala imagen sino que también disminuirá el precio del coche en caso de que quieras venderlo. Por tanto, protege su exterior y ganará años de vida.

Espera a que se caliente el motor. No subas revoluciones cuando la temperatura de tu coche esté baja. Presta atención a la temperatura del agua y del aceite –si tu vehículo aún es de los que tienen indicadores- para no forzarlo demasiado.

Lograr alargar la vida de tu vehículo es mucho más fácil de lo que piensas. Únicamente tienes que realizar un mantenimiento adecuado y seguir las indicaciones del fabricante para conseguir que tu coche te pasee durante muchos años. Y ¡a rodar!

Sigue estos sencillos consejos para asegurar y prolongar la vida útil de tu coche. Tan sencillo como vigilar el mantenimiento básico, prestar atención al cuidado interior y exterior y mantener una forma de conducción eficiente y sostenible.