10 villancicos tradicionales para una Navidad… diferente

Te ofrecemos 10 villancicos con los que disfrutarás de estas fiesta de forma algo diferente. ¡Entra y dale al play!

La Navidad tiene su propia banda sonora, y como buenos melómanos no podemos resistirnos un año más a ella. Ya se trate de canciones navideñas cargadas de nostalgia, de villancicos originales en clave de rock, o de los temás más tradicionales para estas fechas. Animar la cena de Nochebuena con una selección de buenos villancicos siempre es buena idea, sobre todo si hay niños en casa. Pero para que no sólo sean los peques quienes disfruten, hemos seleccionado versiones muy especiales de algunos de los villancicos más conocidos. Intérpretes de renombre, ritmos bailables…. Dale al play y no te pierdas esta playlist de villancicos tradicionales para una Navidad diferente.

Arrancamos con la canción más tarareada durante todas las Navidades. Aunque pocos han sabido interpretarla como el gran Sinatra en su álbum A jolly Christmas from Frank Sinatra. Jingle bells fue publicada por primera vez ¡en 1857!, y aunque su traducción al español habla de ‘Navidad, Navidad, dulce Navidad…’, lo cierto es que el tema original trata sobre las carreras de caballo, ¡y ni siquiera menciona estas fechas!

Sergio Dalma es otro artista que se ha atrevido a interpretar villancicos: su versión de El Tamborilero es una de las mejores que puedes encontrar en Spotify (a excepción de la famosísima de Raphael). La pianista Katherine Kenicott Davis compuso la canción en 1941, se cree que tomando como referencia un tema checo.

Noche de paz, noche de amor tampoco puede faltar en la cena de Nochebuena. La canción fue compuesta en alemán por un sacerdote austriaco, y se escuchó por primera vez en público el 24 de diciembre ¡de 1818! en una iglesia de Austria. Por su parte, Mark Bodino es un guitarrista norteamericano que interpreta el famoso villancico con su particular estilo.

¿Qué tal una breve clase de latín con Adeste fideles? El conocido como ‘himno portugués’ (Portugal es uno de los países donde sonaba durante las celebraciones eclesiásticas por Navidad) tiene origen desconocido, o al menos no confirmado (¿un compositor británico? ¿el organista de la catedral de Winchester? ¿el rey Juan IV de Portugal?), y suena más imponente que nunca en la voz del tenor italiano Andrea Bocelli.

Rin Rin es uno de nuestros villancicos infantiles más conocidos, sobre todo cuando es Manolo Escobar quien lo interpreta. Es escuchar este tema y dejarte invadir por la nostalgia de una Navidades blancas, en familia, con multitud de regalos alrededor…

¡A bailar!

Ahora que ya hemos pasado el tramo más tradicional, nos metemos de lleno en la fiesta con La Marimorena. Imprescindible acompañar el estribillo con una pandereta y mucha alegría. La versión de los rumberos Los Chunguitos sin duda anima a ello. Ande, ande, ande…

Pero para saltar a la pista de baile nada como un poco de perreo… navideño. ¿Pensabas que la tradicional Los peces en el río sólo era un tema infantil? Pues escúchalo de nuevo de la mano de Randy & Sam y cambiarás de opinión seguro.

Algo similar ocurre con Pastores venid, un villancico original del siglo XVI y de autor desconocido que la banda The Rockin’ People convierte en un tema que destila energía y buen rollo, y que perfectamente puede servirte de banda sonora a una larga noche de fiesta.

Bajamos un poco el ritmo para escuchar a la versión inglesa de Blanca Navidad, la original, White Christmas, que fue compuesta por el músico de Boradway Irving Berlin en 1941. La canción se popularizó un año más tarde, cuando el cantante estadounidense Bing Crosby la convirtió en el sencillo más vendido de todos los tiempos, honor que con 50 millones de copias vendidas sigue manteniendo.

Si empezamos esta playlist con el archiconocido Jingle Bells, sólo podemos terminarla con el otro villancico más tarareado de todos los tiempos (posiblemente). We wish you a Merry Christmas tiene su origen en algún lugar desconocido de la Inglaterra ¡del siglo XVI!, y en la melódica voz de la neoyorquina Ashanti, suena más seductor que nunca.

Disfruta de esta playlist, ¡y de unas felices fiestas!