Ideas para visitar el Castillo de Loarre, escenario de “El reino de los cielos”

Goodyear te presenta de la mano de Surfing the planet una pequeña guía para que aproveches al máximo tu visita al Castillo de Loarre, escenario del rodaje de “El reino de los cielos”

Visitando castillos por el mundo muchas veces nos viene a la mente decir que este lugar es como si hubiese salido de un cuento de hadas o – en contexto más moderno – de una película medieval, donde cerrando los ojos vemos aparecer caballeros vestidos de armadura.

El Castillo de Loarre que se encuentra en la provincia de Huesca, en la ladera de los Pirineos Aragoneses, ciertamente cumple con este requisito, entonces no es sorprendente que inspirara a varios directores para que rodaran algunas escenas de sus películas en dicho castillo.

Castillo de Loarre

Entre otras películas, este castillo fue uno de los lugares protagonistas de la película El Reino de los Cielos, obra del reconocido director Ridley Scott y protagonizada por Orlando Bloom, Liam Neeson y Eva Green. La película fue rodada en el año 2004 y Scott eligió varias locaciones en España (Sevilla, Palma del Río y Ávila entre otros) para ambientar su drama histórico que nos devuelve a la época de las Cruzadas. La historia se centra en el carácter del Balián de Ibelín, importante noble del Reino Cruzado de Jerusalén en el siglo XII. Los primeros 15 minutos de la película El Reino de los Cielos ocurren en el entorno del Castillo de Loarre donde Scott encubrió el castillo en la niebla invernal. Es aquí donde Balián (Orlando Bloom) aparece por primera vez cuando golpea el yunque con ira, mientras modela una espada antes de embarcarse en su peregrinación para conseguir la redención.  La herrería se encuentra a los pies de un imponente castillo, el castillo de Godofredo de Ibelín. En la película quieren que pensemos que nos encontramos en una aldea francesa en el 1184, sin embargo la fortaleza que se identifica en este ambiente invernal, corresponde al castillo de Loarre, en Huesca.

Declarado en 1906 Bien de Interés Cultural y Monumento Nacional, el castillo fue antiguamente usado por la familia Godofredo y se la considera una de las fortalezas románicas mejor conservadas de Europa. Se construyó encima de las ruinas de un fuerte romano, en la sombra de los Pirineos, justo en la frontera entre lo que algún día eran la España Cristiana y la España Musulmana. En este lugar parece como si el tiempo se hubiera parado. El castillo con sus torres imponentes se eleva encima de las rocas grises que lo rodean y gracias a su ubicación remota entre bosques y tierras de olivos, se ha conservado muy bien.

El castillo de Loarre se encuentra a 35 km de Huesca o a 105 km de Zaragoza y recomendamos su visita en vehículo propio aunque desde Huesca también se puede tomar un bus turístico (5 €). La entrada al castillo de Loarre cuesta 3,90 € si queremos visitarlo por libre, mientras que la visita guiada vale 5,50 €.

En una ruta destinada a visitar el castillo de Loarre os recomendamos también visitar otros lugares que no quedan muy lejos y que no aparecieron en la película, pero por su belleza natural bien podrían haber salido.

Los mayos

Son los Mallos de los Riglos, unas impresionantes formaciones geológicas en las sierras del Prepirineo. Estas fantásticas paredes verticales de caliza que alcanzan los 300 metros se formaron en la edad terciaria de la tierra y con el paso del tiempo la erosión las transformó en estos muros de roca cuyo color rojizo viene de los minerales de hierro y de barro que contienen. La vista de los Mallos es especialmente bonita al atardecer. Aparte de los excursionistas, este lugar es un paraíso para los escaladores y los que quieren avistar aves, ya que muchos pájaros construyen sus nidos en los huecos entre las crestas de la montaña.

Para acabar nuestro itinerario, recomendamos incluir otra parada en la ruta, el Castillo de Montearagón, una fortaleza a apenas 7 km de la ciudad de Huesca.  Este castillo que jugó un papel importante en la reconquista de Huesca y luego fue transformado en un monasterio muy poderoso, también se encuentra en un entorno natural fabuloso, encima de una colina de donde se pueden apreciar unas vistas excepcionales de las maravillosas rocas del Salto de Roldán y la Sierra de Guara.

The following two tabs change content below.
Gábor Kovács
Blogger de viaje y fotógrafo húngaro adoptado desde hace una década por Cataluña. Con 40 países y 5 continentes a sus espaldas escribe junto a su otra mitad italiana, Rachele, su blog Surfing the Planet - http://www.surfingtheplanet.com/ donde comparten con los lectores sus aventuras y afición por la naturaleza y culturas locales. Han ganado varios premios y sido citado en diferentes ocasiones entre los blogueros de viaje más populares en lengua española.