Qué es el ciclo de homologación WLTP y qué diferencias hay con el NEDC

7 mayo | 2019 | Goodyear

El pasado 1 de septiembre de 2017 entraba en vigor el nuevo protocolo que tendrán que utilizar desde ahora los fabricantes para homologar los consumos de sus vehículos de motor y poder determinar el nivel de emisiones. Se denomina WLTP y viene a sustituir al antiguo NEDC, el sistema que se utilizaba hasta ahora y que ha quedado totalmente obsoleto desde que fuera implantado hace casi tres décadas, en 1992. En Goodyear, te explicamos todo lo que debes saber del ciclo de homologación WLTP y qué diferencias establece sobre el antiguo NEDC.

¿Qué es el ciclo de homologación WLTP?

WLTP es el acrónimo de Worldwide Harmonized Light Vehicles Test Procedure, es decir, del Procedimiento Mundial Armonizado para Ensayos en Vehículos Ligeros. Se trata de un protocolo para homologar los consumos y las emisiones de los vehículos de motor y que se adapta a la nueva normativa europea que ha decidido que para el año 2030, la media de emisiones tendrá que ser un 30% más baja que las fijadas para el año 2021.

La entrada en vigor de este nuevo protocolo no afecta a los vehículos antiguos, pero sí a los que se vendan a partir de ahora. Aunque el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha aprobado una moratoria que permite continuar utilizando en España unos valores intermedios entre el antiguo protocolo NEDC y el nuevo WLTP, lo cierto es que los nuevos vehículos toman como referencia el nuevo sistema de homologación para medir sus emisiones de CO2, lo que afectará a la cantidad que se tendrá que pagar por el impuesto de matriculación.

El antiguo sistema de homologación NEDC se desarrolló en los años 80 y fue implantado en 1992. Desde entonces, todo lo que está relacionado con el mundo del motor ha evolucionado exponencialmente, sobre todo lo que tiene que ver con las emisiones de CO2 debido a las medidas de protección del medio ambiente que se han implantado a nivel mundial. Sin embargo, el antiguo protocolo se ha quedado obsoleto ante las nuevas medidas exigidas y el WLTP nace para garantizar que los fabricantes cumplen con la legislación y toman medidas para rebajar las emisiones.

Tráfico

¿En qué se diferencian el WLTP y el NEDC?

Estamos hablando de dos protocolos que se aplican a nivel internacional y que persiguen el mismo objetivo, que es medir los consumos y las emisiones de los vehículos de motor, pero que son muy diferentes. El principal cambio radica en cómo se llevan a cabo las pruebas ya que en el antiguo protocolo se hacían ‘en laboratorio’, mientras con el nuevo sistema se hacen pruebas en la calle. Con el nuevo protocolo los consumos serán más realistas que con el antiguo NEDC, aunque las nuevas mediciones provocarán que aumente el consumo medio homologado de muchos vehículos de motor.

Tráfico real

Es una de las grandes novedades: los vehículos de prueba salen de los rodillos para medir sus consumos y emisiones en condiciones de tráfico real gracias a unos equipos portátiles diseñados para recopilar datos en carretera.

Velocidad

Hasta ahora la velocidad media en las pruebas del NEDC era de 34 kilómetros por hora, mientras que con el WLTP pasa a 46 km/h. Lo mismo sucede con la velocidad máxima: antes era de 121 km/h y ahora las pruebas llegarán a 131 km/h.

Distancia

En el antiguo protocolo se hacía una simulación a lo largo de 11 kilómetros, mientras ahora se extenderá por encima de los 23 kilómetros, durante los cuales el coche circulará a cuatro velocidades diferentes: baja, media, alta y muy alta.

Temperatura

Hasta ahora las pruebas se hacían a 20 grados centígrados, mientras que con el WLTP esa temperatura desciende hasta los 14 grados, que es menos favorable para los vehículos eléctricos.

Equipamiento

Con el protocolo NEDC sólo se tenía en cuenta la mecánica para aplicar las mediciones, pero con el WLTC contará cada equipamiento, cada extra y cada opción que lleve un vehículo al salir de fábrica.

Pruebas

El antiguo protocolo simulaba tres tipos de uso: ciudad, carretera y mixto. Ahora, el WLTP realizará cuatro simulaciones distintas: ciudad, interurbano, carretera y autopista. Además, antes los vehículos permanecían parados el 25 por ciento del tiempo, mientras que ahora se reduce a sólo el 13 por ciento. Eso afectará negativamente a vehículos que usan el sistema de apagado del motor en semáforos, atascos y similares.

Potencia

La exigencia del protocolo NEDC era escasa: una media de 4 kW y un máximo de 34 kW; con el WLTP pasan a ser de 7 kW de media y 47 kW se potencia máxima.

Ya sabes qué es el ciclo de homologación WLTP y qué diferencias hay con el antiguo protocolo NEDC. Un paso adelante importante para entender los consumos y las emisiones de los nuevos vehículos a motor y aplicar esos datos a los procesos de fabricación que llevan años en funcionamiento.

Good Year Kilometros que cuentan