Los Acantilados del Infierno y otros acantilados de Asturias que debes visitar

10 diciembre | 2020 | José R. Pérez "Avistu"

Descubre con Goodyear y “Avistu” los acantilados más espectaculares de Asturias

Si piensas en Asturias, seguro que te vienen a la cabeza imágenes de montañas y montes ideales para hacer rutas de senderismo, pero ese color verde de la Naturaleza tiene también otro tono, el azul del Mar Cantábrico y los acantilados que ha modelado con sus furiosos embates.

La costa asturiana está llena de ejemplos de acantilados que podemos observar desde miradores, áreas recreativas o realizando pequeñas rutas en torno a los mismos. Hoy os traemos cuatro acantilados de Asturias que debes visitar en cuanto puedas hacer una escapada al Principado.

Los Acantilados del Infierno

Los Acantilados del Infierno se encuentran muy cerca de Ribadesella, en el Oriente de Asturias y me gustan porque son poco conocidos y menos frecuentados, no hay más que ver el estado del camino paralelo a los mismos.

A los Acantilados del Infierno se accede primero por carretera, hasta el pequeño prado donde se aparca a la entrada del “Área Recreativa del Infierno” (lo sé, suena a sarcasmo), con sus mesas y bancos, y después a pie.

Ni 100 m nos separan del primer “mirador” que, como la mayoría de los que hay en el recorrido, es poco más que un acceso entre las zarzas a un punto saliente desde el que observar los acantilados. Daos un paseo por el sendero, hacia la derecha y buscad otros lugares, cerca del borde pero con precaución, para ir contemplándolos mientras paseáis sin necesidad de llegar tan lejos como hasta la Punta Canto de Palo Verde.

Acantilados del Infierno

Los acantilados de la Playa del Silencio

Ubicada donde el Centro de Asturias pasa a ser Occidente, la Playa del Silencio es una de esas playas espectaculares de Asturias que tiene un nombre que os puede inducir a error, pues no es una playa silenciosa, aunque sí poco frecuentada.

Quienes la conocemos apreciamos el relajante sonido que causan las olas al retirarse de la costa, llevando con ellas durante unos centímetros (o metros, según la fuerza del mar ese día) los guijarros y cantos rodados que componen la playa.

Con una serie de escaleras que bajan directamente desde el monte al mar (esa abrupto cambio de paisaje que tanto me gusta de Asturias), desde la Playa del Silencio (y desde lo alto), hay vistas a un espectacular acantilado a la derecha y hacia varios islotes rocosos y la costa a la derecha.

Ruta de los Acantilados

Los acantilados del Cabo Busto

El Cabo Busto es probablemente la punta de tierra que más se adentra en el Mar Cantábrico en el Occidente de Asturias.

Allí se ha ubicado la más importante ayuda a la navegación que se ha inventado, un faro. Y a los pies del Faro del Cabo Busto se encuentra un pequeño mirador, una plataforma  desde la que podemos contemplar los acantilados y la costa asturiana hasta las puntas de Barayo, a unos 10 km a nuestra izquierda o hasta el Cabo Vidio, a unos 20 km a nuestra derecha.

Una recomendación personal, no os vayáis de Busto sin pasar por la Pastelería Cabo Busto, donde las creaciones de Jhonatan González satisfacen al paladar más dulce. Os lo digo por experiencia.

Acantilados del Infierno

Los acantilados en torno a Luarca

La villa marinera de Luarca, uno de los pueblos de pescadores que es parada imprescindible en una ruta por la costa asturiana tiene tres playas, un río que la cruza serpenteando, uno de los cementerios con mejores vistas del mundo y, por si fuera poco, una playa imposible a los pies de un acantilado.

Digo imposible, aunque debería matizarlo con un “casi”, por la forma de llegar a ella. Sólo se puede hacer por mar o arriesgando el físico, como lo hacen ante un derrumbe las casas agarradas a su parte superior, bajando por un vertical acantilado.

La mejor forma de contemplar este acantilado es desde la Carretera del Faro, a la altura de la entrada del cementerio y unos metros antes del Km2 de la carretera local LU-1.

Y si quieres más vistas espectaculares en la misma zona, disfruta las que hay rodeando el faro por el camino peatonal junto a la carretera, con panorámicas que llegan, de faro a faro, hasta el del Cabo Busto.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan