¿Qué son el blistering y el graining?

27 septiembre | 2020 | Goodyear

El blistering y graining son fenómenos que se da en los neumáticos, sobre todo en competición. ¿Sabes por qué pasa? Te lo contamos en este post

Dentro de la Fórmula 1, la competición por excelencia dentro del automovilismo, se habla mucho de la potencia de los monoplazas y de la pericia de los pilotos para manejar esos auténticos cohetes. No obstante, los neumáticos juegan un papel primordial en el éxito o fracaso. Los neumáticos, y la habilidad de un piloto para usarlos bien en la F1 y en cualquier otra categoría de carreras, pueden marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso. Y ahí es fundamental conocer qué son el blistering y el graining.

Los neumáticos y la competición

Usar los neumáticos sabiamente y no forzarlos con una conducción demasiado agresiva puede suponer la diferencia entre subir al podio o sufrir un accidente. Esto no es, como es lógico, algo que competa únicamente al piloto, sino a todo al equipo. Los neumáticos tienden a tener una ventana de funcionamiento óptimo relativamente corta, por lo que las cargas, las presiones de funcionamiento y las temperaturas deben ser controladas y monitorizadas lo mejor posible para garantizar unos resultados óptimos.

Así, por ejemplo, optar por el neumático más rápido, que suele corresponder a un compuesto blando, al comienzo de la carrera permitirá a los pilotos hacer una escapada rápida y sacar una ventaja temprana. Sin embargo, esto puede provocar ser adelantado por los pilotos que están con el neumático más rápido durante los tramos medio y final de la competición.

Los equipos utilizan complejos programas informáticos para simular sus velocidades de carrera utilizando diferentes estrategias, pero una cosa que estos sistemas no pueden tener en cuenta son las estrategias que otros equipos están adoptando y la probabilidad de ser bloqueados, ya sea por competidores más lentos, por la naturaleza del circuito o por incidentes de la carrera como accidentes y coches de seguridad.

Los equipos estudian cuidadosamente la probabilidad de tales ocurrencias y éstas tienen una gran influencia en la estrategia. El clima también es un gran factor, ya que la llegada de la lluvia a menudo manda la mayoría de las estrategias al garete. Pero uno de los factores más importantes a tener en cuenta en cualquier competición es la degradación que sufren los neumáticos durante la carrera y ahí entran en escena dos términos que todo aficionado debe conocer, el graining y el blistering, ya que afectan en gran medida a los neumáticos de los monoplazas de los Fórmula 1.

Mecánicos Goodyear

¿Qué es el graining?

El graining es un tipo de degradación que afecta a la parte exterior de los neumáticos, sobre todo a los delanteros. Se provoca cuando la superficie del neumático adquiere una textura granulosa a causa de que la superficie blanda y adhesiva de la banda de rodadura del neumático, en contacto con el asfalto de la pista, se deforma y va perdiendo virutas y trozos de caucho.

Lo lógico es que estos trozos se adhieran al asfalto, haciendo que el neumático se “lije” y se obtengan mejores prestaciones, ya que hay menor fuerza de rozamiento entre el neumático y la pista. No obstante, puede suceder el efecto contrario. Es decir, la goma que sale del neumático y debería quedar en la pista deja de hacerlo y se adhiere a la banda de rodadura. Con ello, estas virutas y pedazos de caucho se pegan a la banda de rodadura y provocan una sensación de flotamiento y falta de agarre, que genera mayores posibilidades de derrape y más dificultad para controlar el monoplaza.

Normalmente, el efecto se hace más notable en las ruedas del eje delantero y en el neumático que más se calienta. Y es que la razón principal de este fenómeno hay que buscarla en la diferencia de temperatura entre el asfalto y el neumático.

Esto puede producirse por una mala elección del compuesto del neumático, una temperatura del asfalto más fría o por derrapes o frenadas excesivas del monoplaza. Por suerte, lo más habitual es que se acabe eliminando por sí solo con el roce con la pista y por la gestión de los neumáticos por parte del piloto, aunque, eso sí, puede hacer que el monoplaza pierda un tiempo valioso frente a sus rivales mientras dure esa degradación.

Neumáticos Goodyear

¿Qué es el blistering?

Otra forma de degradación es el blistering, que se da cuando la temperatura interior del neumático alcanza un punto crítico y acaba provocando la deformación del dibujo exterior de las ruedas, apareciendo una especie de ampollas en la goma que pueden generar roturas de la banda de rodadura y pérdida de agarre.

Al contrario que el graining, el eje trasero se lleva la peor parte cuando se degrada por blistering, a causa de la alta aceleración y la presión que sufren las gomas. Y es que las causas que provocan el exceso de temperatura dentro del neumático pueden ser diversas, aunque la más habitual se asocia con una conducción demasiado agresiva por parte del piloto.

Otras razones del blistering son una presión indebida de los neumáticos, una mala elección del compuesto de los mismos, que genere el sobrecalentamiento, o determinadas partes del trazado, sobre todo curvas a baja o media velocidad, que por su configuración provoquen que la temperatura se dispare en los neumáticos exteriores.

Para ponerle solución a este problema en carrera hay dos opciones principales: pasar por boxes y cambiar el juego de neumáticos o esperar que las “ampollas” desaparezcan con el paso de las vueltas, esperando a que se desgasten para recuperar el agarre. Tanto una como otra opción suponen una importante pérdida de tiempo, por lo que la decisión final tiene que estar muy bien pensada tanto por el piloto como por el equipo.

El blistering y el graining son dos de los principales tipos de degradación del neumático y demuestran lo importante que es cuidar este elemento para lograr éxitos en la competición, sobre todo en una tan exigente como la Fórmula 1.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan