Canciones alegres y melancólicas para esta Navidad

15 diciembre | 2015 | Goodyear

Te presentamos nuestra playlist de canciones alegres y melancólicas para amenizar y endulzar la Navidad. ¡No pienses más y dale al play!

Playlists de Navidad hay muchas, pero esta puede ser una temporada complicada para aquellos a quienes no les gusten los coros o los villancicos infantiles. La verdad es que esta época del año es un batiburrillo de emociones, una confusión de nostalgia y felicidad bien capaces de sembrar una lagrimilla en el corazón de cualquier empedernido. La falta que nos hace quien ya no nos acompaña, la presencia contagiosa de niños que dan significado a la Navidad, los recuerdos de cuando fuimos así también nosotros, nos dejan sentimientos que no sabemos verbalizar. Es la música la que nos ayuda en épocas como ésta y no faltan ejemplos de grandes canciones que nos traen la alegre melancolía de la Navidad.

 

“What Christmas Means to Me”, Stevie Wonder

El bajo y las campanillas introductorias dan el toque: es tiempo de fiesta y las señales están por doquier: en el acebo, en los villancicos y las caras sonrientes. “Todo esto y mucho más”, canta Stevie Wonder. Confesamos, aún así, que el secreto está en la forma adictiva con la que nos hace mover el cuerpo y dar palmas al compás este tema. Desde aquí a la Navidad aún tenemos tiempo de sobra para bailar.

“Santa claus go straight to the ghetto”, James Brown

James Brown no encaja en la etiqueta de la melancolía, pero está en el top ten cuando hablamos de Groove contagioso. Esta petición llena de “soul” para que San Nicolás pase por el ghetto es una referencia directa a la infancia del “padrino del funk”, de cuando era aún muy pobre y no podía celebrar la Navidad. Si dependiera de Brown, ningún niño del ghetto pasaría por lo mismo. Fijaos especialmente en la sección de metales que da cuerpo al tema: podía ser la propia definición de clásico.

“Merry Christmas (I Don’t Want To Fight Tonight)”, The Ramones

¿Los punks también celebran la Navidad? Parece que sí, y hasta aprovechan la época para hacer las paces con sus novias. Y éste es un himno a la belleza de las cosas simples: los acordes que ya les oímos a los Ramones tocar tantas veces y la crudeza de “me gustas, te gusto y así es como debe ser”. ¿Para qué complicarse?

“Must Be Santa”, Bob Dylan

Bob Dylan encarnó el espíritu polka, el toque de folk europeo, e invitó a una serie de amigos para, en espíritu de fiesta total, reinterpretar el original de 1960 de Mitch Miller. El resultado es una fiesta, con derecho a la sátira por el medio (Dylan cita una lista de presidentes de EE UU que podrían ser renos de Papá Noel), y es bien representado por un divertido vídeo (https://vimeo.con/16822599) que muestra que el cantante guarda aún sentido de humor.

15spotify2

“Santa Baby”, Eartha Kitt

Vamos ahora hasta 1953 y a la voz de una descendiente de esclavos que nació en una plantación de algodón, marco que ayuda a contextualizar el valor de Eartha. “Santa Baby” fue blanco de versiones de gente como Kylie Minogue o Madonna pero, perdónennos el purismo, ninguna llega al nivel del original. El timbre de Eartha, siempre natural y honesto, es fuego  que calienta cualquier invierno.

“Saw Mommy Kissing Santa Claus”, The Ronettes

El tema es definitivamente insólito y, en el mundo de hoy, sujeto a muchas interpretaciones: un niño coge a su madre besando a Papá Noel a escondidas… A los mandos de la mesa de mezcla estaba el legendario Phil Spector purificando cada vez más su técnica del “wall of sound” que tendría impacto en toda la música posterior, y el resultado es puro “oro pop”. Las Ronettes, como tantos otros grupos vocales de la época, no duraron mucho más que un disco de originales y una tourné, pero habrían de influenciar a gente como los Beach Boys o Amy Winehouse.

“The Christmas Song”, The Raveonettes

Con las raíces bien hincadas en el camino que nos lleva del Doo Wop hasta a los Everly Brothers, los Raveonettes son una banda danesa que mantiene  la tradición del buen pop nórdico. Es una canción sobre como la compañía ayuda a calentar el corazón y un himno para eternos solitarios que, por lo menos una vez por año, necesitan quien los tenga en cuenta.

“Sleigh Ride”, She & Him

Saltamos ahora a otro dúo que también encuentra entre las referencias retro su principal inspiración. M. Ward & Zooey Deschanel ya tenían carreras más que firmes cuando se juntaron para She & Him, pero no fue por culpa de eso por lo que se dejaron sus créditos por manos ajenas. Si cualquiera de los discos de la pareja es un dulce para los oídos, su edición de clásicos de Navidades es una delicia que no nos cansamos de apreciar por lo menos una vez por año.

“Come on! Let´s boogey to the elf dance”, Sufjan Stevens

Como todo en lo que Sufjan se mete, “Songs of Christmas” es un “tour de forcé” que a lo largo de cinco discos se mueve entre la apoteosis y la oscuridad, la mezcla de alegría y melancolía que es el tema que fluye por esta playlist. “Come on, Lets Boogie? nos dice “levántate del suelo y grita, hay muchos motivos para gritar. Papá Noela está llegando”… y ¿qué es eso sino un llamamiento directo a la felicidad?

“Have Yourself a Merry Little Christmas”, Cat Power

Vísperas de Navidad, final de la noche. Con toda la familia ya en la cama, nos quedamos aún en el sofá mirando las brasas que comienzan a enfriarse en la chimenea, acunados por un brandy. La voz cálida de Cat Power nos dice que los problemas quedaron atrás y que estamos volviendo al pasado y a la compañía de quien nos es querido. Emocional y bellísima, ésta es también una forma de desear a quien estáis en ese lado de la pantalla: ¡Feliz Navidad!

 

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan