Car sharing o vehículos de uso temporal

3 marzo | 2021 | Goodyear

El car sharing es una forma distinta de tener coche que se está imponiendo en muchas ciudades de todo el mundo. En Goodyear te contamos sus pros y contras

Algo más que compartir coche. El concepto car sharing (coche compartido, en inglés) va más allá: se trata de utilizar un coche solo en el momento en el que lo uses y pagar, exclusivamente, por el tiempo de uso o los kilómetros recorridos. Una de las muchas revoluciones que está provocando la era digital y que se notan, y mucho, en el mundo del motor.

Qué es y en qué consiste el car sharing

Se utiliza, principalmente, con vehículos eléctricos y está destinado a un tipo de usuario que solo necesita un coche en momentos muy determinados de su vida diaria. De esta manera, se evita tener un coche en propiedad y los altos costes asociados que eso supone, apostando al mismo tiempo por la movilidad sostenible al no tener emisiones.

Solo un dato para situar el contexto: en 2040, el 57 % de las ventas de turismos y más del 30 % de los turismos en circulación serán eléctricos. Así se desprende de un estudio realizado por Bloomberg. Fabricantes como Goodyear han recogido el guante y apuntan a nuevas experiencias de movilidad sostenibles y seguras para que los desplazamientos diarios sean más sencillos.

En este contexto, debe entenderse el carsharing. Una solución de movilidad que no debe confundirse con el carpooling (el propietario de vehículo comparte su coche, ofertando un determinado trayecto y buscando a otras personas con la misma necesidad de desplazamiento y compartir los gastos) ni con el alquiler convencional de vehículos.

Vehículos de uso temporal

 Cómo funciona el car sharing

El funcionamiento de este concepto de economía colaborativa es muy sencillo. Lo primero es darse de alta en alguna de las empresas que ofrecen este servicio en España, como por ejemplo Share Now, car2go, ClickCar, Emov, Ubeeqo o Respira, entre muchas otras, y validar el carné de conducir para comenzar a operar.

Hay dos tipos de empresas de car sharing: las que tienen sus vehículos en un determinado emplazamiento y hay que desplazarse hasta allí para usarlo, y las que su flota está repartida por la ciudad y solo hay que buscar en el móvil dónde encontrar el coche más cercano. En cualquier caso, una vez que lleguemos hasta el vehículo elegido solo tendremos que subirnos al coche y poner rumbo hacia el lugar elegido.

Todo se hace a través de las aplicaciones para el móvil: ahí encontrarás el coche más cercano, podrás reservarlo hasta 20 minutos antes de tu llegada para que nadie más lo use y lo utilizarás para abrirlo al llegar. Después, solo tienes que usarlo el tiempo que lo necesites y aparcarlo al finalizar tus recados para pagar solo por el tiempo o el trayecto recorrido.

 Precio del car sharing

La mayoría de las empresas que se dedican al car sharing tienen una tarifa en la que se paga por minuto de uso del coche. Sin embargo, también existe alguna compañía, aunque son las menos, que factura por kilómetro recorrido, independientemente del tiempo que se tarde desde que se arranca el vehículo hasta que se aparca y se devuelve a través de la app.

Los precios de car sharing dependen de cada empresa, su coste oscila entre los 19 y 31 céntimos (€) por minuto. Esas tarifas incluyen un mínimo de kilometraje, normalmente 30 o 50 kilómetros, aunque cada empresa y tarifa es diferente.

También ponen a disposición de los usuarios paquetes de minutos con un gran descuento sobre la tarifa habitual que son muy útiles para quienes utilizan a menudo este sistema. Sin embargo, en algunas empresas esos ‘packs’ tienen una limitación temporal y podría darse el caso de que se agotara el plazo para usar el bono contratado y no haberlo hecho, perdiendo el dinero. Por eso, es importante analizar qué uso vamos a dar a esta opción de movilidad para entender cuál es la tarifa que mejor nos viene.

 Ventajas e inconvenientes del car sharing

El car sharing permite tener una conciencia real de la movilidad, sus costes materiales y ecológicos. El usuario puede elegir entre los diferentes modos de transporte de una manera más realista, siempre entendiendo este sistema como una alternativa a los medios públicos de transporte. Con esta nueva fórmula de economía colaborativa solo pagas por el uso del coche cuando lo necesitas.

Pros

  • Evitas los gastos habituales de un vehículo: seguro, mantenimiento, garajes y el propio vehículo.
  • Habitualmente, los servicios de vehículos de uso temporal utilizan coches eléctricos urbanos que debido a su pequeño tamaño facilitan el aparcamiento y al usar una tecnología eléctrica no emiten partículas contaminantes a la atmósfera. Ambos factores se presentan como una combinación óptima para descongestionar el tráfico y las emisiones.

Contras

  • Entre los inconvenientes del car sharing, el más importante es que no puedas encontrar un vehículo cerca de ti cuando lo necesites.
  • También puede suceder que te veas envuelto en un atasco del que no puedas salir y, a pesar de que no te estés moviendo, el contador del coche no deje de crecer al facturar por minuto.
  • Por último, el concepto car sharing implica que hasta que no cierras el coche desde la app no deja de facturar, por lo que si no encuentras plaza de aparcamiento estarás dando vueltas y pagando hasta que des con un hueco. No es una solución para todos los públicos pero sí puede entenderse como el inicio de un nuevo concepto de movilidad.

El car sharing es un concepto muy extendido ya en muchas ciudades de todo el mundo entre quienes no usan a diario un vehículo como medio de transporte, pero pueden necesitarlo puntualmente. Poder utilizar un coche en un momento determinado y pagar solo por ese espacio de tiempo.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan