Drag racing o carreras de aceleración

21 diciembre | 2020 | Goodyear

¿Quieres saber qué son, en qué consisten y cuáles son sus reglas? Hoy en Goodyear, las drag racing

Las drag racing o carreras de aceleración son una disciplina del automovilismo en la que dos coches especialmente preparados para alcanzar velocidades extremas en línea recta compiten para ser los primeros en cruzar la meta. La distancia clásica a recorrer es el cuarto de milla o 402 metros. Los vehículos, llamados dragsters, fácilmente alcanzan los 500km/h, por lo que las carreras tienen una duración muy corta. Aunque es una modalidad relativamente poco conocida en Europa, sobre todo en España, las carreras de aceleración tienen 70 años de recorrido y gran aceptación en otras partes del mundo.

Historia de las carreras de aceleración

A comienzos del siglo XX, la pasión por la velocidad en Estados Unidos llevaba a organizar carreras cortas de aceleración en carreteras abiertas a horas intempestivas, empleando como juez de salida un semáforo. Poco a poco, esta práctica fue ganando adeptos y pronto surgieron asociaciones y clubs que empezaron a organizar las carreras de un modo más seguro y profesional.

La primera carrera de dragsters se organizó en Goleta (California) en 1948, pero no empezó a despegar realmente hasta 1951, cuando Wally Parks fundó la NHRA. Estas siglas corresponden a la “National Hot Rod Association”, que engloba desde entonces las carreras de dragsters norteamericanas. En 1955 se organizó el primer campeonato en Kansas y en 1997 la Federación Internacional del Automóvil (FIA) creó el Campeonato Europeo FIA de dragsters.

Drag Racing Abu Dhabi

Categorías y reglas de la competición

Las carreras se desarrollan por parejas; los vehículos parten de dos pistas paralelas y las salidas están reguladas por un semáforo de siete luces situadas verticalmente, una roja, cinco amarillas y una verde que se encienden a intervalos de 0.5 segundos una de otra; el vehículo que sale tras la señal verde y llega el primero es el ganador. En algunos casos, las cinco luces amarillas se reducen a tres, por lo que hay un total de 5 luces: una roja, tres amarillas y una verde.

Hay varias categorías, pero las más populares y espectaculares son la Top Fuel Dragster y la Funny Cars.

En 2008, Scott Kalitta perdió la vida en el circuito de Englishtown cuando volaba a 483 kilómetros por hora. A raíz de este accidente, la NHRA redujo la distancia de las carreras de Top Fuel y Funny Car del cuarto de milla (400 metros) a solo 300 metros por motivos de seguridad. El resto de categorías continúan compitiendo con la distancia habitual.

Seguridad y características de los Dragsters

Los coches de la categoría Top Fuel están fabricados en fibra de carbono: sus motores producen fácilmente 7000 caballos de potencia y pueden cubrir el cuarto de milla en poco más de cuatro segundos. Obviamente, el gasto en combustible es enorme: un dragster consume 5.7 litros de nitrometano por segundo. Los Funny Cars, o coches divertidos en español, son esencialmente dragsters, aunque están diseñados con el fin de parecerse a los coches de calle. Debido a este diseño son un poco más lento que los dragsters. El peso dificulta la aceleración, de ahí que se eliminen todos los accesorios innecesarios con el fin de ser lo más ligeros posibles.

Estos bólidos cuentan con un motor cerca de las ruedas traseras y un largo bastidor ligerísimo, que lleva montadas también las ligeras ruedas delanteras; de esta forma, con el peso reducido y un gran brazo, se garantiza un par suficiente para evitar el vuelco hacia atrás en el momento de la aceleración inicial. A estas velocidades, los frenos que llevan (pequeños con el fin de no añadir peso extra) no son suficientes para detener estos dragsters en unos cientos de metros sin la ayuda de un paracaídas. Por si fallara el paracaídas, las pistas de drag racing tienen medio kilómetro de asfalto después de la línea de meta, una trampa de gravilla, y al final de la pista hay una red de seguridad. Además, el reglamento exige que los pilotos lleven mono, casco, guantes y máscara de material ignífugo, para evitar los efectos nocivos producidos por los gases de escape y posibles incendios.

Los neumáticos: claves para una adherencia perfecta

Capítulo aparte merecen los neumáticos usados en los dragsters. El objetivo principal es buscar una adherencia superior al peso que gravita sobre las ruedas motrices, y esto no se consigue con unos neumáticos cualquiera: deben ser especiales para buscar la mayor velocidad y aceleración y sin poner en riesgo el control del vehículo.

Goodyear tiene una dilatada experiencia en el desarrollo y fabricación de estos neumáticos, ya que utiliza unos compuestos con una mezcla especial y de sección muy ancha e hinchados a baja presión que garantizan la adherencia de la banda de rodadura al suelo, que se obtiene gracias al sobrecalentamiento y reblandecimiento del caucho. Estos neumáticos cuentan con unas carcasas especiales que permiten su deformación para evitar el deslizamiento.

Las carreras de aceleración o drag races se convirtieron en España en un deporte federado en 2016. Poco a poco van ganando adeptos y, dada su espectacularidad y belleza, seguramente con el tiempo llegue a ser una disciplina de referencia en el mundo del motor.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan