Circuito de Montmeló: historia, curiosidades y trazado

10 agosto | 2020 | Goodyear

El Circuito de Montmeló es uno de los escenarios del mundial de Fórmula 1, pero en él se celebran otras muchas competiciones. Descúbrelo

Aunque en 1991 todo el deporte español miraba hacia los Juegos Olímpicos de Barcelona que se celebrarían con un enorme éxito al año siguiente, lo cierto es que ese año se inauguró uno de los recintos más importantes para la historia del motor en España: el Circuito de Montmeló, hoy denominado oficialmente Circuit de Barcelona – Catalunya.

Historia del circuito de Montmeló

El 10 de septiembre se inauguraba oficialmente el circuito de velocidad de Montmeló, una gran apuesta por el motor en una comunidad de la que han salido, tradicionalmente, los mejores pilotos españoles de la historia, especialmente en el mundo de las motos. Aunque la primera carrera fue del Campeonato de España de Turismos, todas las miradas estaban puestas en el Gran Premio de Fórmula 1 que se disputaría poco después. Fue el 29 de septiembre, apenas dos semanas después de su inauguración, y reunió a 60.000 espectadores en las gradas. Nigel Mansell fue el ganador de aquella primera carrera del Gran Circo en Montmeló por delante de Alain Prost. Pero lo más importante es que, desde aquel día, la Fórmula 1 no ha faltado ningún año a su cita con este circuito, que se ha convertido en el escenario anual del Gran Premio de España de Fórmula 1. Michael Schumacher, con seis victorias, es el piloto que más veces subió a lo más alto de podio de Montmeló en la Fórmula 1.

Pero este circuito ha sido el escenario de muchas más carreras: por ejemplo, desde 1992 se disputa, de forma ininterrumpida, el Gran Premio de Cataluña de motociclismo, por lo que los mejores pilotos sobre dos ruedas también lo visitan cada año. También hay muchas otras competiciones que se disputan cada año en este trazado catalán: el Campeonato del Mundo FIA de Rallycross, el Campeonato de España de Motociclismo (CEV), el Festival de la Velocidad de Barcelona, el International GT Open, las 24 Horas de Catalunya de Motociclismo o las European Le Man Series (ELMS).

Grada del circuito

¿Cómo es el trazado de Montmeló?

El Circuit de Barcelona – Catalunya es, probablemente, el que mejor conocen las escuderías de Fórmula 1, ya que es el elegido cada año para la mayoría de los test en los que los equipos hacen sus pruebas de cara a la nueva temporada. La razón, además de climatológica, hay que buscarla en el trazado ya que es un circuito muy aerodinámico y que combina una gran recta de meta con curvas de todo tipo.

Montmeló mide 5.451 metros, a lo largo de los cuales hay un total de 16 curvas, 7 a izquierdas y 9 a derechas. Se trata de un circuito que desgasta mucho los neumáticos, por lo que es muy importante cuidarlos durante cualquier prueba que se dispute en este trazado.

Se puede dividir en tres sectores: el primero es el más aerodinámico porque, además de la recta de meta, tiene varias curvas de radio largo en las que la carga aerodinámica es fundamental. Los equipos tienen que conseguir un equilibro en este sentido para que no penalice a los monoplazas cuando lleguen a las zonas más rápidas con las rectas.

El segundo sector, desde antes de la curva 4 hasta el final de la recta de atrás, es el más complicado porque mezcla las necesidades aerodinámicas con la potencia. La curva Campsa, la número 9 del trazado, es una de las más difíciles porque cualquier error puede arruinar la salida a la segunda recta más larga del circuito y ser superados por los rivales.

El tercer y último tramo es el más técnico, con las curvas más lentas del circuito que demandan estabilidad en la frenada al llegar y mucha tracción al salir. Aprovechar los pianos es vital para no perder ni una sola décima en los giros y poder entrar en la recta de meta con la velocidad necesaria para abrir gas a tope durante más de un kilómetro.

Fórmula 1 y EMLS en Montmeló

Este mes de agosto será muy interesante desde el punto de vista competitivo en Montmeló ya que el circuito catalán acoge dos de las pruebas más apasionantes del calendario internacional. El 16 de agosto se disputa la sexta prueba del mundial de Fórmula 1, una cita atípica como lo es todo el calendario automovilístico de este año por culpa de la pandemia de coronavirus.

Dos fines de semana después, el 29 de agosto, se iba a celebrar en este mismo circuito las European Le Mans Series. Se trata de una competición destinada a los prototipos y que cada vez tiene más tirón entre los aficionados, aunque desgraciadamente Cataluña se queda sin disfrutarla. Los organizadores han decidido trasladar la prueba al circuito de ‘Le Castellet’ en Francia, debido a la incertidumbre por los nuevos brotes de coronavirus.

A pesar del cambio de escenario, esta será la tercera prueba de las cinco que componen finalmente la temporada 2020, después de las disputadas en Le Castellet y Spa-Francorchamps, y Goodyear estará presente como proveedor de neumáticos de los equipos punteros que luchan por el título. El fabricante podrá así recibir ‘feedback’ de los cinco circuitos donde se celebran las carreras para seguir mejorando en los compuestos que traslada finalmente a los coches de serie.

El Circuito de Montmeló es uno de los clásicos del motor en todo el mundo como lo demuestran las decenas de competiciones que allí se disputan cada año. A lo largo de sus tres décadas de historia ha sido el escenario de grandes carreras y desenlaces inolvidables y seguirá siendo, en el futuro, uno de los recintos deportivos más importantes del deporte español.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan