Curiosidades de los circuitos míticos de competición

8 junio | 2021 | Goodyear

Los circuitos más míticos de las competiciones de motor guardan miles de secretos y anécdotas a lo largo de las últimas décadas. ¡Descubrelas!

Robos de joyas, aeródromos convertidos en pistas de carreras, espontáneos que saltan a la pista citando a la Biblia, pilotos que aseguran hablar con Dios… Los circuitos míticos y legendarios de las competiciones de motor guardan miles de secretos y anécdotas a lo largo de las últimas décadas. Nos damos una vuelta por el mundo del motor para recopilar las mejores curiosidades.

Mónaco: un circuito de película

Mónaco suele casi coincidir en fechas con el cercano festival cinematográfico de Cannes y no es extraño que el paddock esté copado de “celebrities” y, además, se aproveche para hacer actos promocionales de películas.

Red Bull decoró hace unos años sus monoplazas de Star Wars e incluso llegó a vestir a sus pilotos y mecánicos de soldados del Imperio en homenaje a La Guerra de las Galaxias. Algo peor le salió a Jaguar cuando promocionó la película <iOcean´s Twelve. La “promo” de la película incluía colocar un diamante de 300.000 euros en el morro del monoplaza conducido por Christian Klein, con la mala suerte de que nada más completar la primera vuelta Klein se chocó en la curva de Loews y tuvo que abandonar. Al recoger el vehículo nadie encontró la joya y poco después se supo que ni siquiera estaba asegurada.

Circuito de Montmeló

Silverstone: aquí empezó todo

Silverstone es uno de los circuitos legendarios y prestigiosos de toda Europa. Alberga el Gran Premio de Gran Bretaña de Fórmula 1, el Campeonato Mundial de Resistencia, el Gran Premio de Gran Bretaña del Campeonato Mundial de Motociclismo… y ¡tres antiguas pistas de despegue de aviones!

Y es que el circuito de Silverstone fue empleado como aeródromo militar por la Real Fuerza Aérea británica (RAF) en la II Guerra Mundial. En 1947 esas pistas de aterrizaje se cambiaron a trazado de carreras, pero todavía las tres pistas de despegue son visibles desde el aire.

Fue precisamente Silverstone el circuito que acogió la primera carrera de la historia de la Fórmula , en 1950, donde Farina venció a los mandos de un Alfa Romeo.

En 2003, Cornelius Horan, un ex sacerdote irlandés ataviado con una boina y una pancarta que rezaba “Lee la Biblia. La Biblia siempre tiene razón“, invadió la pista mientras se disputaba el Gran Premio de Fórmula 1; afortunadamente el personal del circuito estuvo rápido y fue retirado de la pista sin que ningún monoplaza lo arrollara. Barrichello acabaría ganando la carrera y Horan fue sentenciado a dos meses de prisión.

Nürburgring: el infierno verde

Venerado y temido a la vez, el rapidísimo y casi centenario circuito de Nürburgring es, entre otras razones, mundialmente famoso por el accidente donde Niki Lauda estuvo a punto de perder la vida. Tan a punto estuvo que incluso se le administró el sacramento de la extremaunción, aunque, milagrosamente, seis semanas después ya estaba de nuevo en la competición.

Nürburgring es noticia en la actualidad porque acaba de anunciar que dos de sus tramos de pista llevarán el nombre de Goodyear. El llamado “circuito corto” se conocerá en el futuro como el “circuito Goodyear” y la horquilla del lado sur del circuito se convertirá en la “curva Goodyear”. De la misma manera el icónico Wingfoot será visible en la torre de cronometraje en el interior de la “curva Goodyear”.

Nurburgring

Spa-Francorchamps: donde Senna hablaba con Dios

Rodeado por el bosque de las Árdenas, en Bélgica, este maravilloso circuito fue testigo de una de las batallas más cruentas de la II Guerra Mundial. Con el enemigo a las puertas, Hitler ordenó una contraofensiva que, si bien en primer lugar logró parar a los aliados, poco tiempo después perdió la guerra. Con el tiempo, las batallas se siguieron produciendo solo que el ruido de los tanques dejó paso al de los coches de carreras.

Si Maradona siempre defendió que fue la mano de Dios quien empujó la pelota a la red contra Inglaterra en el Mundial 86, Ayrton Senna también sostuvo que, en la curva más famosa de Spa-Francorchamps, la de Eau Rouge, por donde se circula a más de 300 kilómetros por hora, hablaba con Dios a menudo.

Monza: el templo de la velocidad

Es uno de los trazados claves en la F1. Circuito de larguísimas rectas donde los monoplazas son configurados de una manera especial que solo se utiliza en Maranello. Todos los pilotos vuelan, pero quizá no tanto como en 1971, donde Monza fue testigo del final más ajustado de la historia: Gethin ganó la carrera superando a Peterson por apenas 0.01 segundos.

Si eres piloto de Ferrari y ganas en Monza, te conviertes automáticamente en la persona más famosa de Italia… o no. Charles Leclerc ganó el Gran Premio de Monza en 2019 pero eso no le sirvió para que el taxista que le llevaba y con el que conversó sobre la carrera lo reconociera como el ganador.

Hay multitud de anécdotas y curiosidades que merecen ser recordadas, esperemos que con la progresiva vuelta a la normalidad tras la pandemia de covid-19, el espectáculo del motor nos siga brindando nuevas historias con las que seguir disfrutando.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan