Desgaste irregular de neumáticos: causas y cómo evitarlo

27 octubre | 2021 | Goodyear

Si te has percatado de un desgaste irregular en tus neumáticos, te contamos cuáles pueden ser las causas, posibles soluciones y cómo evitarlo

Se suele decir que la cara es el espejo del alma y la verdad es que el refranero español rara vez se equivoca. Con echar un rápido vistazo a la cara de nuestro interlocutor podemos saber si está feliz, triste, deprimido, o si sufre algún tipo de enfermedad. Podríamos decir lo mismo de los neumáticos: con una mirada a las ruedas de nuestro coche, podemos saber si le falta presión, si tiene algún tipo de problema mecánico, o si, simplemente, ha llegado la hora de cambiarlas. Hoy te contamos todo lo que debes saber sobre el desgaste irregular de los neumáticos: por qué se produce y cómo solucionarlo.

¿Sabes cuándo es el momento de cambiar los neumáticos? Descubre cómo identificar los patrones de desgaste y conviérte en un verdadero “doctor” de neumáticos. A partir de ahora, saber cuándo cambiarlos será pan comido y evitarás un susto innecesario en la carretera.

¿Qué causa un desgaste irregular en los neumáticos?

Exceso de presión

Si el desgaste se concentra en la zona central del neumático, es muy probable que llevemos una presión por encima de lo recomendado y, por tanto, el rozamiento se centra en la parte central del neumático. Siempre debemos llevar una presión acorde a lo indicado en el manual del vehículo.

Falta de presión

Si por el contrario detectamos que el exterior está mucho más desgastado que la zona interior, el problema vuelve a ser una presión incorrecta, pero en este caso inferior a la recomendada.

Alineación incorrecta

El tercer motivo de desgaste irregular viene provocado por un incorrecto alineado del paralelo, que provoca un desgaste mayor en uno de los laterales de la banda de rodadura.

Mal montaje

El desgaste a veces se presenta de forma diagonal y lo apreciamos al notar que las ruedas no están rodando uniformemente. ¿La causa? Seguramente corresponda a un mal montaje del neumático, un desequilibrio de los mismos o unos amortiguadores ya desgastados.

Suspensión en mal estado

Una erosión localizada en forma de sierra en los canales encargados de drenar el agua suele estar asociado a unos amortiguadores en mal estado y un mal reglaje de los parámetros de los alineados.

Antigüedad del neumático

Por último, cuando el desgaste vemos que es regular y que la profundidad del dibujo es inferior al límite legal de 1.6mm, nos encontramos ante unos neumáticos cuya vida útil ha expirado y que debemos cambiar, ya que además de comprometer nuestra seguridad estamos comprometiendo también nuestro bolsillo si nos para la policía.

En cualquiera de los casos comentados, es recomendable el paso por el taller y el cambio de los neumáticos, además de revisar otros elementos que han podido verse involucrados en el desgaste de los neumáticos.

Desgaste de neumáticos

Casi un millón y medio de conductores circulan con neumáticos deficientes

El Real Automóvil club de España (RACE) y Goodyear han constatado en un reciente estudio que circular con gomas desgastadas, deformadas o con una profundidad ilegal es una práctica demasiado habitual entre los conductores españoles. En el informe se revisaron un total de 1.045.242 vehículos, entre ciclomotores, turismos, furgonetas, autobuses, transporte de mercancía y remolques. De ellos, el 4.7% presentaron defectos graves o muy graves en los neumáticos.

Según datos de la DGT, los defectos más comunes encontrados en los vehículos implicados en accidentes de tráfico se concentran en los neumáticos, con un alto porcentaje de reventones o desgaste excesivo, que han jugado un papel definitivo en el siniestro. Por eso es fundamental entender y saber cómo están nuestros neumáticos para disminuir el número de accidentes derivados de un mal estado de los neumáticos

Un buen mantenimiento, la clave para evitar un desgaste irregular

Como todo en la vida, tus neumáticos no son eternos. Aunque siempre es aconsejable seguir unas pautas de mantenimiento, más tarde o más temprano nos tocará cambiar los zapatos a nuestro coche. El desgaste viene propiciado por muchos factores: tipo de conducción, clase de vehículo, uso… Normalmente un turismo convencional, de tracción delantera y uso mixto, se suele recomendar cambiar los neumáticos delanteros cada 40.000 km y los traseros cada 60.000 km. Más allá de esto, por pocos kilómetros que hagamos, las marcas recomiendan llevarlos a revisión a los 6 años y, en cualquier caso, antes de los 8 años deberíamos cambiarlos

De cualquier forma, llevemos neumáticos All seasons o no, prolongar la vida útil de los neumáticos más allá de estos tiempos o cuando presentan altos niveles de desgaste puede acarrear un gravísimo problema de seguridad. Por si fuera poco, no solo no la pasaremos la ITV, sino que es muy probable que consideren el estado de los neumáticos como una infracción grave y nos multen con 200 euros

Uno de los factores que influyen en la conservación de los neumáticos somos nosotros, los conductores. Cuanto más los cuidemos, más nos durarán. Si comprobamos la presión regularmente, mantenemos las ruedas y ejes alineados, además de revisar y asegurarnos de que no existe un desgaste irregular en nuestros neumáticos, evitaremos ser un peligro para la seguridad vial.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan