El Priorat: descubre qué ver y hacer en la comarca tarraconense

25 febrero | 2021 | Goodyear

¿Pensando en una escapada cuando sea posible? En Goodyear hacemos un recorrido y te recomendamos qué ver y hacer en tierras tarraconenses

El coronavirus ha cambiado la vida tal y como la conocíamos y cada vez es más habitual buscar planes en los que el campo y las zonas apartadas están ganando terreno a los museos y las grandes ciudades. Uno de esos destinos poco conocidos pero que se merece una visita es la comarca del Priorat, una zona de la provincia de Tarragona que engloba a un total de 23 localidades en las que conseguiremos aislarnos del mundo al mismo tiempo que disfrutamos de un maravilloso viaje por la España desconocida.

Dónde está El Priorat

La provincia de Tarragona atrae cada año a millones de turistas que quieren disfrutar de las famosas playas de la Costa Dorada y del resto del litoral. Sin embargo, a pocos kilómetros de distancia, encontramos la comarca del Priorat: un enclave conocido por sus viñedos entre los seguidores del enoturismo, pero en el que también es posible visitar pueblos medievales, restos de cartujas casi milenarias y emplazamientos imposibles sobre riscos de 1.600 metros de altura.

Aunque Falset es la capital de la comarca y la localidad donde se puede visitar el antiguo Castillo de los Condes de Prades, hoy reconvertido en museo, lo cierto es que la población más famosa del Priorat es Siurana. No solo es uno de los pueblos más bonitos de Tarragona, sino que se puede ampliar a toda España: su ubicación en lo alto de una enorme roca, sus miradores con vistas sobre el pantano, sus calles empedradas…

Siurana

Todo en Siurana es espectacular y, por eso, es uno de los lugares más visitados para hacer turismo activo. De hecho, cada año visitan esta zona muchos escaladores que aprovechan las rutas abiertas en los riscos para ascender hacia el antiguo castillo y la iglesia de Santa María, de estilo románico.

Tanto Siurana como otras zonas de la Sierra del Montsant son ideales para hacer turismo en estos tiempos de pandemia. A los pies de las montañas, cerca del pequeño pueblo de La Morera de Montsant, se encuentra la Cartuja de Escaladei, el primer monasterio cartujo conocido en España y que se comenzó a levantar en el siglo XII, aunque fue en el XVI cuando alcanzó su momento de mayor importancia convertido en un importante centro de saber. Los restos del monasterio están siendo restaurados actualmente y permiten hacerse una idea de la grandeza que albergó en su pasado.

Qué ver y hacer en el Priorat

Si Falset, Siurana o la Cartuja de Escaladei son algunos de los destinos más visitados del Priorat, sus famosos viñedos hacen de efecto llamada para miles de aficionados al vino de todo el mundo. Pese a que la superficie total de la comarca no alcanza los 500 kilómetros cuadrados, hay dos denominaciones de origen vinícolas: D.O. Priorat y D.O. Montsant.

¿Se te ocurre una mejor manera de aislarte del mundo que viajar hasta esta zona de España con tu coche y disfrutar de preciosas carreteras en las que una curva se enlaza con otra mientras vislumbras los viñedos? El Priorat es la respuesta y sus bodegas son la solución para disfrutar del vino y conocer cómo consiguen hacer caldos conocidos y respetados en todo el mundo. Es, sin duda, una de las rutas del vino imprescindibles en España.

Viñedos del Priorat

Pero una visita al Priorat no es completa sin pasar por dos lugares increíbles. El primero es Porrera, famoso por sus relojes de sol y que es un pueblo perfecto en tiempos de la distancia social. Esos relojes están repartidos por las calles y puedes encontrarlos en cualquier pared: una excusa perfecta para llegar con nuestro coche hasta este punto del este de la comarca y disfrutar también de alguno de sus famosos miradores.

El segundo es la conocida como la Nueva York del Priorat. No, no nos vamos a encontrar a millones de personas caminando apretujadas por las calles de la Gran Manzana, sino que se trata de la Vilella Baixa. Este pueblo, que desprende un enorme encanto medieval, sorprende con construcciones de hasta 9 pisos que están literalmente colgadas sobre el barranco de Escaladei. Además, no puedes dejar de buscar la famosa ‘Calle que no pasa’ y descubrir el porqué de su nombre.

Por último, dos consejos más antes de concluir nuestro viaje al Priorat: el primero, disfrutar de los paisajes de viñedos alrededor de Gratallops, los más bonitos de toda la comarca; el segundo, ascender hasta la ermita de Sant Pau, en La Figuera, desde donde podemos encontrar, posiblemente, las mejores vistas de toda la comarca.

El Priorat es una de las mejores soluciones para hacer escapadas y turismo en tiempos de coronavirus. En esta comarca, además de naturaleza encontraremos belleza y muchas cosas que hacer. En esta época que nos ha tocado vivir, en la que el aislamiento y la distancia social son imprescindibles, esta zona poco conocida de Tarragona nos permitirá disfrutar de parajes extraordinarios sin salir de nuestro país.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan