Enzo Ferrari: conoce al padre de la mítica marca italiana

17 febrero | 2021 | Antonio R. Vaquerizo

¿Conoces la historia detrás de Enzo Ferrari? En Goodyear hacemos un repaso por la trayectoria del padre de la mítica marca de deportivos italiana

¿Qué sabes de Enzo Ferrari, una de las figuras centrales de la historia del automovilismo? Repasamos la vida del fundador de una de las marcas más legendarias del automovilismo, Ferrari, y la vinculación desde su infancia al mundo del motor.

Il Commendatore: su infancia

Enzo nació el 18 de febrero de 1898 en el seno de una familia acomodada. Propietaria de una pequeña empresa donde se fabricaban piezas y estructuras de metal. Durante el transcurso de 1908, cuando Enzo ya había cumplido 10 años, su padre le llevó junto a su hermano mayor Alfredino (Dino) a una carrera de automóviles al Circuito de Bolonia. Desde ese instante empezó a tener una pasión desatada por las carreras de automóviles.

Dicha afición por la competición, no sentó muy bien dentro del seno de la familia Ferrari, es más, hasta le causó más de un quebradero de cabeza. Ya que su padre quería que él y Dino heredasen el negocio familiar.

Todo se trastocó por el estallido de la Primera Guerra Mundial. El padre de Enzo y Alfredino fueron reclutados como conductores de ambulancias en la retaguardia. Murieron a causa de una fiebre tifoidea.

Enzo cursaba Ingeniería Mecánica, pero no era un buen estudiante y en 1917 también fue reclutado para el ejército italiano. Intentó entrar en la sección automotriz por sus habilidades en la mecánica, pero no lo consiguió. Su destino fue herrar las mulas que usaba el ejército. Durante este período enfermó gravemente de neumonía y estuvo al borde de la muerte.

Al final de la guerra, con la empresa familiar quebrada y los estudios sin acabar, Enzo consigue una carta de recomendación de su coronel de regimiento para poder formar parte de la casa automovilística Fiat pero la misiva no tuvo mucho éxito y en 1919 encontró trabajo como probador y piloto en la marca CMN (Costruzioni Meccaniche Nazionali).

 

Enzo Ferrari: su vida como piloto

A pesar de las reticencias de su madre para que se pusiera delante de un volante, Enzo compró un Alfa Romeo usado y comenzó a competir. Sorprendentemente fue cosechando victorias en las carreras que disputaba y llamó la atención de los de los directivos de la marca de Milán.

Alfa Romeo le contrató para competir como piloto en diferentes carreras entre 1920 y 1924, los resultados fueron buenos, cada vez iba más rápido, pero en 1924 cuando debería de haber corrido el Gran Premio de Francia en Lyon al volante de un P2, uno de los bólidos más rápidos, efectivos e imbatibles del momento, se volvió a Italia. Lo hizo después de disputar las sesiones de pruebas sin que nadie conozca el motivo de su regreso. Este hecho histórico se define como “El Misterio de Lyon”.

Después de este giro en su carrera como piloto se erigió como agente comercial de Alfa Romeo, gracias a este trabajo conoció a su esposa, Laura Dominica Garello.

Alfa de Enzo Ferrari

La Scuderia Ferrari: Alfa Romeo 

En 1929 fundó la Scuderia Ferrari en Módena, dejando los circuitos como piloto de manera oficial en 1931. El equipo se fundó para dar soporte a los pilotos, apoyándolos técnicamente. Tal fue su buen trabajo en esta faceta, que a los cuatro años de su fundación se integró como la  escudería oficial de la marca Alfa Romeo.

El primer coche que desarrolló fue el Alfa Romeo 158 “Alfeta” un modelo mítico que obtuvo un  gran éxito. Este triunfo técnico le posicionó como director del departamento de carreras de Alfa Romeo.

En 1939, Alfa Romeo disuelve la Scuderia Ferrari al imponer que se use el nombre de la propia Alfa Romeo en la Scuderia, esto hace salir de la empresa a Enzo Ferrari que se lo toma como una ofensa a su trabajo.

Salta la segunda Guerra Mundial y todos los planes de Enzo Ferrari de diseñar y construir un coche de carreras propio para superar a Alfa Romeo se van al traste. La fábrica que había constituido en Modena es trasladada a Maranello para intentar evitar los bombardeos de los aliados.

Anuncio Ferrari Goodyear 1985

“Cavallino Rampante”: el origen del símbolo de Ferrari

Tan característico es el rojo en sus superdeportivos como el símbolo de un caballo negro en posición “levade”. Este logotipo tan icónico en el mundo del motor tiene su origen en 1923, cuando Enzo Ferrari ganó una carrera en el Circuito de Savio y gracias a esta victoria conoció a la Condesa Paolina, madre del conde Francesco Barraca. Un héroe de la primera Guerra mundial que murió en plena batalla cuando surcaba los aires con su avión.

Este héroe italiano pintaba en el lateral de su avión un caballo rojo en posición “levade” sobre una nube blanca. La condesa pidió a  Enzo Ferrari que usara el símbolo de su hijo caído en batalla como amuleto, Enzo no lo dudó y aceptó.

Comenzó a usar el caballo en los coches que usaba para correr,  pero hizo algunos cambios del diseño original. El caballo lo pinto en negro en señal de luto y respeto al conde, además eligió un fondo amarillo. El caballo del conde disponía de la cola en posición descendente y el caballo de Ferrari en posición ascendente.

Otro detalle interesante y que no es muy conocido, es que la primera vez que se usó este símbolo fue sobre un Alfa Romeo, no en un Ferrari. Enzo conoció a la condesa en 1923 cuando corría con Alfa Romeo, así que los primeros coches que lucieron el logotipo del “cavallino rampante” fue sobre el fabricante con sede en Milán. Eso sí, solo en los coches que pilotaba Enzo y posteriormente en la Scuderia Ferrari.

Ferrari 637 Goodyear

El primer Ferrari: 1945

En 1945 comienza el desarrollo del primer Ferrari de la historia, equipado con un motor V12 de 1.496 cc que eroga una potencia máxima de 118 CV. Se bautizó como Ferrari 125 S y realizó la primera prueba en carretera el 12 de marzo de 1947.

Este modelo cosechó muchos éxitos en la competición desde el Mille Miglia en 1948 y las 24 Horas de LeMans en 1949.

Pero una de las victorias más importantes para Enzo Ferrari fue la del 14 de julio de 1951 en el G.P. de Silverstone, Inglaterra. Cuando el Ferrari de Froilán González cruzó la meta por delante del Alfa Romeo. La casa madre Alfa Romeo había sido derrotada para siempre. “Me siento como si hubiese matado a mi propia madre”, confesó Enzo Ferrari después de esta victoria.

Desde ese momento los deportivos rojos italianos han sido una institución dentro y fuera de los circuitos, constituyéndose como una de las marcas automovilísticas de ensueño.

Ferrari y Goodyear

Ferrari y Goodyear: una historia en común

  • ¿Sabías que Ferrari y Goodyear tienen muchos puntos en común?
  • Siempre han apostado por la competición como pilar del desarrollo de sus productos.
  • Aplican la última tecnología.
  • Más de 100 años vinculados al mundo del automóvil.
  • La competición donde más éxitos han obtenido ha sido la Fórmula 1

Las dos marcan han participado juntas en numerosos proyectos. En especial, en la Fórmula 1 donde han cosechado éxitos y campeonatos mundiales. Incluso hemos podido ver a Enzo Ferrari junto a sus Ferraris de producción y un monoplaza de Fórmula 1 en 1984 anunciar los neumáticos Goodyear, en las televisiones de todo el mundo.


Pero también los hemos visto enfrentarse en las pistas, como en el conocido duelo con Ford que equipaba Goodyear en las 24 horas de LeMans de 1966.

No se podría conocer hoy en día la historia de la competición de las cuatro ruedas, sin dos de sus protagonistas más célebres: Enzo Ferrari y Goodyear.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan