Etiquetado de neumáticos: así cambia el etiquetado europeo en 2021

18 mayo | 2021 | Goodyear

¿Sabes interpretar el etiquetado de los neumáticos? Aprende a interpretar su significado y los nuevos cambios del etiquetado europeo

Tus neumáticos te hablan. ¿Sabes qué dice su etiquetado y toda la información que contienen? ¿Cómo se sabe si un neumático es eficiente? ¿Qué es la adherencia en superficie mojada? ¿Qué es el ruido de rodamiento y cómo afecta en la conducción? Desde Goodyear repasamos los valores claves del etiquetado europeo y qué otra información nos dan los neumáticos.

La nueva etiqueta que es obligatoria desde el 1 de mayo de 2021 conserva parte de la información anterior y añade nuevos datos sobre el neumático. Así, sigue informando de la eficiencia del combustible, un dato que tiene que ver con la resistencia del neumático a la rodadura. También señala la adherencia sobre mojado, es decir, la capacidad de frenado de los neumáticos cuando se hace sobre asfalto mojado. En ambos casos, lo hacen por medio de una escala que va de la A hasta la E, siendo la A la marca más eficiente y la E, la que menos.

Clases de neumáticos

Otro dato que se mantiene, aunque cambia de lugar en la etiqueta, es el del ruido exterior. Se trata de un pictograma que informa sobre el ruido que emiten los neumáticos y se mide en decibelios (dB), aunque en la nueva etiqueta se añadirá una letra: A para poco silencioso, B para ruido moderado y C para un neumático muy sonoro, por encima del límite que marca el reglamento europeo.

Pero, en la nueva etiqueta, aparecen nuevos datos que antes no eran obligatorios:

  • La marca del fabricante o nombre comercial.
  • La identificación del neumático.
  • Las dimensiones del neumático, su velocidad e índice de carga.
  • Si es válido para circular con nieve.
  • Si agarra correctamente en condiciones de hielo.

Es importante saber leer toda esta información, ya que nos permitirá distinguir los mejores neumáticos disponibles en el mercado y que son los ideales para nuestro vehículo. Eso sí, tal y como explica la DGT, “estas normas no se aplicarán a los neumáticos recauchutados, ya que aún no se ha encontrado un ensayo idóneo para medir los resultados”, al menos por el momento.

Este nuevo reglamento ya en vigor se aplica a los neumáticos C1 (neumáticos para turismos) y C2 (neumáticos para vehículos ligeros), como hasta ahora, pero también a los C3 (neumáticos para vehículos pesados). Sin embargo, hay algunos neumáticos excluidos de esta nueva normativa.

  • Neumáticos para vehículos matriculados antes del 1 de octubre de 1990.
  • Neumáticos especiales para todoterrenos de uso profesional.
  • Neumáticos de repuesto para uso provisional tipo T.
  • Neumáticos con un índice de velocidad inferior a 80 km/hora.
  • Neumáticos con llanta de diámetro nominal inferior o igual a 254 mm.
  • Neumáticos con llanta de diámetro nominal igual o superior a 635 mm.
  • Neumáticos destinados a carreras deportivas.
  • Neumáticos de segunda mano, excepto si son importados de un país ajeno a la Unión Europea.

Clases de neumáticos

¿Desde cuándo está en vigor el nuevo etiquetado europeo?

Este nuevo reglamento entró en vigor el 1 de mayo de 2021. En cuanto a los neumáticos que se fabricaron antes de esa fecha, se pueden llevar en los vehículos sin ningún problema y también pueden seguir a la venta con el mismo etiquetado hasta que se vendan. Sin embargo, es poco probable encontrar estos neumáticos ya que los fabricantes han dispuesto de una moratoria de 30 meses para adaptarse a la nueva normativa y prácticamente la totalidad de ellos ha adaptado el nuevo etiquetado a sus ruedas mucho antes de la entrada en vigor de la nueva normativa.

 ¿Qué cambia en el nuevo etiquetado de los neumáticos de la UE?

Este nuevo etiquetado sigue informando de la eficiencia del combustible, la adherencia sobre mojado y el ruido exterior, pero también añade nueva información sobre la nieve o el hielo.

Información básica en el etiquetado

En la parte superior, los neumáticos tienen que llevar obligatoriamente un código QR que da acceso a la parte pública de la base de datos de productos de la UE, con toda la información sobre las ruedas. También el nombre comercial del neumático, su identificación y dimensiones, índice de carga y velocidad. Pero lleva otros nuevos datos muy interesantes.

Agarre en mojado

Esta información muestra la capacidad de un neumático para adherirse a la carretera en condiciones de mojado y el rendimiento que ofrece al frenar sobre mojado. Este rendimiento se clasifica de cinco maneras, con letras que van desde la A hasta la E, siendo la A la mejor valorada. Cuanto más alta sea la puntuación significará que los neumáticos se detendrán antes en carreteras mojadas cuando se frena a fondo.

Eficiencia de combustible

Aunque muchos usuarios lo desconocen, elegir los neumáticos adecuados puede suponer un ahorro de hasta un 20% en el consumo de combustible. Esto también aparece en la nueva etiqueta europea y, como en el caso anterior, se clasifica con cinco letras que van desde la A hasta la E, siendo la A el neumático que más ayuda a ahorrar combustible. La explicación es que los neumáticos con un mayor ahorro de combustible consumen menos al necesitar menos energía para rodar, lo que también ayuda a reducir su impacto medioambiental.

Ruido de rodadura externa

El ruido provocado por los neumáticos también cambia con la nueva etiqueta, pasando de un sistema en el que se medía por 3 ondas de ruido a otro en el que se dará el número de decibelios que genera la banda de rodadura y se calificará con tres letras: A, B o C. Siendo A poco silencioso, B para ruido moderado y C para un neumático muy sonoro.

Los neumáticos con un nivel de ruido bajo oscilan entre 67 y 71 decibelios, mientras que el más alto alcanza entre 72 y 77 dB. Aunque pueda parecer una diferencia escasa, lo cierto es que diferencia de solo 3 decibelios es capaz de duplicar la cantidad de ruido externo que genera un neumático.

Los nuevos indicadores

Estos son los nuevos símbolos que los conductores encontrarán en el etiquetado en vigor desde el 1 de mayo de 2021.

Icono con nieve (en neumáticos de agarre nieve)

El símbolo de nieve indica si el neumático es adecuado para condiciones de nieve extremas. Lo hace por medio de un pictograma en el que aparece una montaña de tres picos y un copo de nieve. Para conocer ese dato, el rendimiento general del agarre sobre nieve se somete a pruebas con factores como la superficie de prueba, la temperatura del aire, el vehículo de prueba, la carga, la presión o la velocidad.

Icono con hielo (en neumáticos para hielo)

Este símbolo consiste en una estalagmita de hielo e indica que un neumático proporciona una distancia de frenado que cumple los valores mínimos de índice de agarre sobre hielo establecidos en la norma ISO en carreteras con hielo en invierno.

Código QR

El código QR que aparece en la zona superior de la etiqueta facilita el acceso a la información del producto en la sección de acceso público de la base de datos de productos para el etiquetado energético (EPREL) con registros de todos los neumáticos disponibles en la Unión Europea.

Identificador del tipo de neumático

Cada neumático debe exhibir un identificador único, que estará colocado en lo alto de la etiqueta y que será una especie de DNI de la rueda, permitiendo conocer su origen y fabricación.

Base de datos europea

 En resumen: estas son las principales novedades

  • El nuevo etiquetado europeo de neumáticos reduce los niveles de calificación, pasando tanto el icono del ahorro de combustible como el de agarre en mojado de 7 a 5 niveles (de la A a la E).
  • Además, el ruido externo de la rodadura se califica de la A (nivel de ruido más bajo) a la C (nivel de ruido más alto).
  • En esta nueva etiqueta de neumáticos aparece un código QR que, al ser escaneado, da acceso a la información del producto.
  • También se incluye un nuevo identificador que debe ser único para cada neumático, así como nuevos símbolos de nieve y agarre sobre hielo para indicar si las ruedas cumplen las condiciones mínimas.

Lo que no indica el etiquetado de nuestros neumáticos

Esta nueva etiqueta, sin embargo, no cubre todos los parámetros relacionados con el rendimiento general de un neumático. Tanto los propios laboratorios de los fabricantes como los análisis que llevan a cabo de forma independiente las revistas de automoción cubren aspectos que no se tienen en cuenta en este nuevo etiquetado.

Como ejemplo, las revistas suelen analizar una media de 15 aspectos del rendimiento de los neumáticos, mientras que las pruebas que Goodyear lleva a cabo en sus laboratorios de desarrollo analizan más de cincuenta criterios, entre los que se incluyen resistencia al aquaplaning, manejabilidad en seco, frenado en seco, estabilidad a alta velocidad, kilometraje, etc.

Eso significa que el etiquetado de neumáticos no puede reemplazar las pruebas de calidad realizadas por laboratorios especializados ni la información proporcionada por los fabricantes, pero sí que aportan información que puede ser muy útil para que los usuarios sean, en última instancia, quienes decidan qué tipo de neumáticos quieren colocar en su vehículo.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan