Claves para la instalación de un cargador de coches eléctricos

22 diciembre | 2021 | Vincent Selva | Hoja de Router

Si estás pensando en instalar un cargador para tu coche eléctrico en tu garaje, en este post te damos las claves para llevarlo a cabo

Son muchas las dudas que asaltan a quienes se plantean adquirir un vehículo eléctrico. Por eso siempre es importante repasar una de las cuestiones que más quebraderos de cabeza provoca como es la instalación de una ‘powerbank’ en el garaje, es decir, el punto de recarga al que enchufaremos nuestro coche cada día para recargarlo.

Viendo el auge que han tenido en los últimos tiempos los coches eléctricos, tanto por parte de la industria como de las administraciones ofreciendo ventajas para quienes los adquieran, es normal que en más de una ocasión hayas pensado en comprarte un vehículo de este tipo. Sin embargo, al igual que le ha ocurrido a otros muchos conductores, puede que te hayas topado con una serie de escollos en tu camino que te harán desistir de tus intenciones. Y muy posiblemente, como muchos otros usuarios cuentan, la circunstancia que haya dado al traste con tus planes no haya sido otra que descubrir cómo instalar un punto de carga en el garaje.

Pero no te preocupes, que a continuación vamos a resolver todas las dudas a este respecto para que tu próximo intento de adquirir un coche eléctrico no sea infructuoso por culpa de este trámite. Más aún, cuando descubras que existen multitud de alternativas en el mercado y que cada día son mucho más accesibles para todos los conductores que quieren poder cargar su vehículo en su propia casa.

Consideraciones a la hora de instalar un punto de recarga en tu garaje

Dando por seguro que en el garaje habrá un enchufe convencional, el procedimiento es tan sumamente sencillo que no será necesario ni tan siquiera una instalación. Es lo que se conoce como recarga ocasional y consiste en conectar a una toma schuko el cable que dará energía al vehículo. Tan sencillo como eso. El problema es que este tipo de carga suele estar limitada a cerca de 10A y solo unos 2,3 kW de potencia, para así garantizar la seguridad en la vivienda, lo que repercute de forma negativa en los tiempos de carga.

Si queremos contar con potencias de carga mayores, normalmente a partir de 16A o 3,68 kW de potencia, entonces es recomendable instalar un punto de carga adaptado a las necesidades del coche que hayamos comprado. Con este tipo de dispositivo contaremos no solo con un cable integrado adaptado al vehículo, sino también con un control de potencia dinámico e incluso los hay que vienen integrados en una aplicación que nos permitirá controlar la carga desde nuestro ‘smartphone’. De esta forma, además de tener un control más exhaustivo de las cargas y, por lo tanto, de las facturas de la luz, también será más cómodo a la hora de iniciar la carga.

¿Cuál es el precio de instalar un punto de recarga?

En cuanto al coste de este tipo de instalación, todo dependerá de distintos factores como los metros de cable que sean necesarios para realizar la conexión y el tipo de punto de recarga que hayamos elegido. No obstante, debes saber que cada vez son más los concesionarios y las marcas que proporcionan los cargadores a sus clientes, e incluso los hay que también se ocupan de los gastos de la instalación. Esta es una de las medidas que al comienzo comentábamos que utiliza la industria para popularizar la venta de este tipo de vehículos.

Según el tipo de instalación, proveedor y otros factores, los precios varían. Desde la Autoridad Reguladora de Energía, Redes y Medio Ambiente (Autorità di Regolazione per Energia Reti e Ambiente – ARERA) han realizado un estudio sobre los diferentes precios concluyendo que:

  • Para dispositivos de carga lenta (hasta 7,4 kW), el coste medio oscila entre 900 euros y 1.500 euros, con un valor medio aproximado de 1.200 euros.
  • Para dispositivos de carga acelerada o rápida (hasta 22 kW), la toma única, con una potencia de 11 kW y sin ningún mecanismo de autenticación ni conexión a internet), los precios van desde 700 y 1.300 euros.
  • Para una columna con 2 puntos de carga de 22 kW cada uno, los precios pueden variar en el rango entre 2.000 euros y 4.000 euros

Desde el RACE también ofrecen información sobre el consumo y coste de este tipo de instalaciones. Un punto de recarga tipo wallbox o base mural puede oscilar entre los 400-700 euros: por un lado el coste del equipo (100 y 350 euros) más la instalación de un circuito exclusivo (máximo 9,2 kW) que será mayor cuantos más metros de cables se necesiten hasta el contador individual. Aseguran que instalar un punto de recarga de coche eléctrico no suele superar los 1.000 euros. Si el coche eléctrico cuenta con una batería de elevada capacidad, tendrás que valorar instalar un cargador más potente. Puedes consultar más información sobre los wallbox en nuestro blog.

Recarga coches eléctricos

¿Qué hago si tengo mi coche en un garaje comunitario?

Esta es una de las preguntas más recurrentes que aparecen en torno al coche eléctrico, si se puede instalar un punto de carga en un garaje comunitario, pero la respuesta es bien sencilla: sí, sin duda. Al igual que ocurre en un hogar unifamiliar, en el garaje comunitario también se puede instalar un punto de carga. El principal detalle es que debes comunicarlo, ya sea al presidente de la comunidad de vecinos o al administrador de la misma, con 30 días de antelación al momento en que vayas a comenzar la instalación del dispositivo. De igual modo, una vez finalizada, tendrás que presentar la certificación técnica correspondiente a dicha instalación.

En este proceso no debes temer que algún otro conviviente se entrometa y vote en contra de tu solicitud para que finalmente, la acaben denegando, impidiendo así la instalación. Debes tener claro en todo momento que la aprobación de la misma no requiere del resto de la comunidad, por lo que esto no será ningún problema. Lo que sí que puede ocurrir es que durante el plazo de 30 días que debes conceder a la comunidad, sus representantes presenten alguna alternativa que ellos consideren más óptima de cara a los intereses de todos. Pero en ese caso, dispondrán de un plazo de dos meses para ejecutar esa alternativa o tú podrás iniciar tu proyecto sin problema.

Respecto al contador, que también suscita muchas dudas, no tendrás que instalar otro distinto al de tu vivienda, sino que en el mismo aparecerá reflejado también el consumo que hagas para recargar las baterías de tu coche. Y por último, debes tener en cuenta que si te has mudado recientemente a un edificio de nueva construcción entonces a buen seguro que cuentas con una preinstalación, ya que es obligatoria su implementación por ley desde el año 2014. Esto, sin duda, te facilitará mucho el procedimiento.

Como verás, si bien es cierto que existen multitud de incógnitas respecto a la instalación de un punto de recarga para alimentar las baterías de un coche eléctrico, también hay multitud de alternativas adaptadas a todo tipo de circunstancias. Así que, si estás pensando en hacerte con uno de estos vehículos no te lo pienses más, que tanto el concesionario como el fabricante del mismo te pondrán todas las facilidades: de ese modo, al llegar a casa podrás recargar la batería y, así, poder seguir disfrutando de la carretera siendo más respetuoso con nuestro planeta.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan