10 consejos para el mantenimiento del coche en otoño

29 septiembre | 2021 | Goodyear

Sigue estos consejos para asegurarte que el rendimiento de tu coche sea el correcto ante los cambios de clima

¡Ya llegó el otoño! Y aunque el tiempo nos haya dado una tregua a la espera de que bajen las temperaturas, ya es hora de decir adiós definitivamente al calor al verano. Con la estación más calurosa del año también hemos viajado y disfrutado más de nuestro coche, pero hay que ser previsores: las temperaturas caen de la misma manera que lo hacen las hojas de los árboles y, por eso, ¡tenemos que poner nuestro vehículo a punto de cara a los meses más fríos del año!

Y más este año, otra vez marcado por la pandemia, en el que hemos utilizado el coche para nuestras vacaciones de forma masiva. Las restricciones impuestas para viajar por avión a otros países junto con el miedo al contagio han disparado los viajes por carretera este verano, especialmente a la playa, la montaña o un camping, bien en nuestro país o en Francia o Portugal.

Así que, como es hora de volver a la rutina, hay que hacerlo en condiciones, ¡y también tu coche! Por eso te proponemos estos 10 consejos para empezar tu particular ‘vuelta al cole’ con tu vehículo en las más óptimas condiciones. ¡Te lo agradecerá!

No es la primera vez que hablamos de mantenimiento ya sea específico, en cada época del año, o genérico, para aumentar la vida útil de nuestro coche. Seguir ciertas rutinas de cuidado permitirá garantizar el correcto rendimiento de nuestro coche y la seguridad de sus ocupantes.

¿Por qué revisar el coche después del verano?

El otoño es la época más cambiante del año: un día puedes tener una temperatura alta y un sol estupendo y al día siguiente enfrentarte a una jornada de lluvia, viento o una espesa niebla que apenas nos deja ver dos metros más allá de nuestro vehículo. Si a las inclemencias del tiempo le añadimos la presencia masiva de hojas en la carretera, que son casi tan resbaladizas como la nieve y puede provocar fácilmente aquaplaning, la presencia de animales en la carretera, que con la disminución de horas solares se hacen más presentes y más difíciles de esquivar, no tenemos excusa para no revisar el coche después del verano. Sobre todo cuando, debido a la pandemia, ha sido nuestro refugio seguro contra el covid y nuestro compañero de viaje durante muchos kilómetros de carretera en nuestras vacaciones.

La revisión del coche debe ser lo más completa y exhaustiva posible, pero hay ciertos componentes que son clave. Y uno de ellos, posiblemente el más importante, son los neumáticos. Es importante que tengan la presión correcta y adecuada (el manual del coche siempre te dirá la presión óptima) y que la profundidad del dibujo sea, al menos, de 1,6 milímetros. Ahora bien, si después de un verano de muchos kilómetros ha llegado la hora de cambiar de neumáticos, ten en cuenta que tienes varios tipos y modelos, y para acertar con el neumático correcto, es crucial saber las condiciones climatológicas y el estado habitual de las carreteras por las que vamos a transitar.

Los neumáticos de invierno normalmente se recomiendan si vivimos en zonas con temperaturas permanentes inferiores a 7 grados. El clima en España no suele tener inviernos muy severos, así que cada vez nuestro mercado está aceptando de muy buen grado una generación de neumáticos especiales que permite circular con plenas garantías en condiciones climatológicas cambiantes como lluvia, granizo, aguanieve y nieves heladas. Es decir, son perfectos para nuestro clima.

Son los llamados “All seasons” o todo tiempo en nuestro idioma.  En Europa son tremendamente populares y han crecido un 21% su uso en los últimos cinco años. Son muy recomendables si usamos siempre el mismo juego de neumáticos todo el año y ofrecen un balance de prestaciones en climas cálidos como el nuestro, tanto en verano como en invierno.

Pero, además de tus neumáticos, hay que prestar atención a muchos de los aspectos de tu coche. Por eso, te hemos preparado esta batería de 10 consejos para que mantengas tu vehículo en perfecto estado de cara al otoño y no dejes nada al azar.

Mantenimiento del coche

Vacía tu maletero

Es hora de vaciar tu maletero. Estamos seguros de que este verano habrás jugado en cierta manera al Tetris para encajar maletas, mochilas, artilugios de playa o camping… rumbo a tu destino. Y hay que asumir que los días de sol y playa terminaron y el cajón trasero de tu coche necesita recuperar su espacio habitual, así que, ¡a por ello! Recuerda además que no se trata solo de una cuestión de orden sino también de seguridad.

Viajar con el equipaje cargado correctamente reduce el consumo y reducir el número de bultos (y, sobre todo, que estén colocados correctamente) evita problemas en caso de posibles colisiones. Además, por si todo esto fuera poco recuerda que tu seguro de coche, salvo que lo tengas contratado a todo riesgo (y realmente solo lo ofrecen pocas compañías), no te va a cubrir los desperfectos que se puedan producir en los objetos que lleves en el maletero. Y si lo cubren, normalmente tiene un límite máximo de indemnización. Por cierto, el seguro de hogar tampoco se va a hacer cargo en ningún caso de esos daños, aunque sean objetos que están en el interior de tu casa y figuren como contenido declarado en tu póliza.

Lava tu coche para el otoño

¿Cómo vas a lucir tu coche sin llevarlo reluciente? En verano seguro que sube más gente a tu vehículo que en los días de diario, que haces más kilómetros, recorres más caminos no urbanos e, inevitablemente, el coche se ensucia más. Deja la pereza a un lado y ¡dale un buen lavado! En verano, el chasis del coche sufre más por las largas exposiciones al sol. No es solo una cuestión estética. El lavado a fondo permitirá comprobar si hay zonas desgastadas por el sol o incluso arañazos propios del uso.

Normalmente tenemos tres opciones buenas para quitar todos esos excrementos de pájaros, polvo, arena, que se han ido acumulando en nuestro coche durante los meses de verano:

  • La más fácil pero también la más cara es llevarlo a un túnel de lavado. Lo único que tienes que tener en cuenta es cerrar las ventanillas y quitar el portaequipajes o antena del vehículo.
  • La segunda opción, es el lavado a presión. Es importante leer las instrucciones y saber qué distancia es la recomendable para proyectar el agua al coche. Además, cuando dirijas el chorro hacia las partes blandas, como tubos flexibles de goma, accesorios plásticos o de acrílico, o neumáticos deberías tomar un poco más de espacio para no dañarlos. El agua no debería superar nunca los 60 grados.
  • Por último, si deseas hacerlo a mano, en primer lugar, te recomendamos que empieces a limpiar con un cepillo las llantas, que es el lugar donde se acumula la suciedad más resistente. Necesitarás seguramente productos muy agresivos contra la suciedad acumulada ahí, por tanto, hay que tener cuidado de que no llegue a la carrocería.

Cuando hayas terminado, tira el agua y empieza a limpiar el coche de arriba abajo, para que la suciedad vaya poco a poco cayendo hacia el suelo y termina secándolo con un paño suave. En lo referente a los cristales, somos clásicos: el papel de periódico sigue pareciéndonos el mejor método para que queden perfectos. Un último consejo: no es buena idea lavar el coche a pleno sol. También te enseñamos cómo quitar arañazos.

Lavar el coche

Nivel de líquidos

¿Has mirado el nivel de los líquidos? Lo recomendamos antes de salir de viaje, pero también a la vuelta, sobre todo el líquido refrigerante y el aceite. Para completar la revisión del nivel de todos los líquidos, no te olvides tampoco del limpiaparabrisas y el de frenos. Es fundamental asegurarnos de que todos los niveles de líquido son los correctos de cara al otoño pero también de cara a las inclemencias metereológicas propias del invierno: heladas, nevadas… ¡Preocúpate de llevarlo todo a punto!

Filtros y aire acondicionado

Revisar el filtro del aire es otra de las tareas para el mantenimiento de tu coche en otoño. Del filtro del aire depende que realicemos una buena combustión y por tanto ahorraremos combustible. En invierno, la calefacción gasta menos que el aire acondicionado, ya que aprovecha el calor que genera el motor. Revisa su correcto funcionamiento después de períodos de actividad para asegurarte que tras el parón invernal no falle. Es aconsejable realizar una revisión anual antes del período estival y estar atentos a los primeros síntomas de fallo en el sistema de temperatura.

Mantenimiento del coche

La batería no es eterna

Revisar la batería y su correcto funcionamiento es una de las tareas básicas de mantenimiento durante todo el año, pero especialmente en otoño porque la bajada de temperaturas afecta al rendimiento de una batería gastada. Especialmente sensibles a las temperaturas extremas, es importante revisar su estado de cara al invierno y cambiarla a los primeros síntomas de desgaste.

Revisa la presión y tus neumáticos

Ya te lo comentamos en otro de nuestros artículos, conducir con la presión adecuada en tus neumáticos es siempre fundamental. Lo recomendable es controlar el inflado de las gomas una vez al mes, así que si eres de los que cumple con los consejos, no abandones la rutina de hacerlo periódicamente y si, por el contrario, no lo tienes como un hábito, ¡ya tienes un nuevo propósito para esta vuelta de vacaciones!

Los neumáticos son el primer contacto de nuestro coche con la carretera. Revísalos cuando empieza el otoño para asegurarnos que el estado de la goma y la profundidad del dibujo son las adecuadas. Si no lo haces por seguridad, hazlo por la ITV de neumáticos, circular con una presión inadecuada y con la banda de rodadura desgastada desgaste irregular en la banda de rodadura (nunca puede ser inferior a 1,6 mm) son considerados defecto leve y grave, respectivamente. Si es necesario cambiar neumáticos, repasa los diferentes tipos y aquellos que se ajustan mejor a tus necesidades y a las especificaciones de tu vehículo. Puede que los all season pensados para temperaturas que no bajan de -5 °C sean una buena opción para ti.

Neumáticos todo tiempo

Los limpiaparabrisas también se estropean

El poco uso que les damos en verano y las altas temperaturas, así como la exposición al sol, fomentan que en verano las gomas de los limpiaparabrisas tiendan a estropearse, así que no dejes que las tormentas de otoño te pillen desprevenido y comprueba su estado por si necesitan ser sustituidas. La visibilidad en carretera es un factor clave para evitar sustos desagradables con lluvia, niebla o falta de luz.

Examina las luces

Se trata de un elemento clave en la seguridad, ya que las luces son imprescindibles no solo para ver, sino también para ser visto: por eso, es hora de revisar faros, luces de freno y estacionamiento, luces traseras e intermitentes.

Además de por visibilidad y seguridad en la conducción, examinar las luces en otoño, y en cualquier época del año, es importante a nivel de sanciones. Llevar una luz fundida sin darnos cuenta, puede llegar a suponer una multa de 200 euros. Además, también es importante que los faros estén limpios para proyectar la luz, por lo que recordamos el consejo anterior: lavar el coche para que esté reluciente por dentro y por fuera.

Cuida la visibilidad de la luneta trasera

No le solemos dar mucha importancia, pero utilizamos el cristal trasero muchas más veces de las que pensamos. Aunque el retrovisor derecho también nos sirve para ayudarnos en la conducción, lo cierto es que no tener visibilidad en la luneta trasera puede provocarnos algún que otro problema al circular con nuestro coche en los meses más fríos del año.

Por eso, como sucede con las escobillas, es posible que llevemos meses sin utilizar la luneta trasera. Por eso, haz la prueba antes de ponerte en carretera y comprueba que el calentador funciona correctamente y que hace su trabajo para evitar que se nos empañe el cristal durante el viaje y perdamos visión. Si no funciona, es muy probable que con el cambio de un simple fusible la luneta trasera recupere todas sus prestaciones.

Neumáticos

Elige unos neumáticos adecuados para el otoño

Con la llegada del frío también lo hacen los diferentes tipos de nieve en la calzada y condiciones atmosféricas más adversas como lluvia o aguanieve. Que nuestros neumáticos respondan a cada una de estas circunstancias en las mejores condiciones es fundamental para garantizar seguridad y agarre en carretera. Revisa el estado de tus neumáticos y asegúrate de que la profundidad de la banda de rodadura es de 1,6 milímetros y elige los neumáticos que mejor se ajusten al clima y tus necesidades de conducción.

Los neumáticos todo tiempo afrontan las diferentes condiciones climatológicas propias de cada estación sin necesidad de cambiar de neumáticos. Los Vector 4Seasons SUV Gen-2 de Goodyear cuentan con tecnología SmartTred que se adapta a las condiciones de la carretera a través de zonas específicas en la banda de rodadura. Las láminas 3D de la tecnología Weather Reactive en la banda de rodadura ofrecen una excelente tracción sobre hielo y nieve y proporciona mayor kilometraje.

Este tipo de neumáticos all season son especialmente adecuados en inviernos suaves incluso por debajo de +7ºC, allí donde los neumáticos de verano pierden su rendimiento. La segunda generación de los Vector 4Seasons de Goodyear disponen del marcaje “M+S” y el copo de nieve que los homologan como neumático de invierno.

Por último, no estará de más llevar el coche a tu taller de confianza a pasar una revisión general. Sigue estos consejos para el mantenimiento de tu coche en otoño y asegúrate que su rendimiento sea el correcto de cara a los cambios de temperaturas propios de esta estación del año. Prepara tu vehículo para la transición hacia el invierno y asegúrate de evitar así pequeñas averías alargando la vida útil de tu coche.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan