Miradores en Toledo para disfrutar de sus vistas

28 abril | 2021 | Goodyear

Descubre estos 4 miradores en Toledo y disfruta de las espectaculares vistas de la ciudad toledana con una perspectiva diferente.

Toledo es una de las ciudades más bonitas de España, pero también una capital con historia a raudales en la que las iglesias cristianas se mezclan con mezquitas y sinagogas con naturalidad. Recorrer la ciudad de las tres culturas es un lujo para los sentidos, pero una de las mejores maneras de visitarla es desde las alturas. Por eso, te hemos preparado un recorrido por los mejores miradores de Toledo, de tal manera que puedas disfrutar de los rincones de la que fuera capital del Imperio desde otro punto de vista.

Mirador del Valle

Hay mucho que ver en Toledo, pero no todo el que visita esta preciosa ciudad sale de sus confines para observarla desde las alturas. Los toledanos saben que en algunos de sus miradores están las mejores vistas de la capital manchega y no hay mejor forma de comenzar este recorrido que hacerlo por el conocido como Mirador del Valle.

No es solo uno, sino que se trata de un recorrido que serpentea siguiendo el curso del río Tajo, en la zona sur de la ciudad, y en el que iremos encontrando hasta tres miradores en pocos metros. De derecha a izquierda se encuentran el Mirador de Toledo, el Mirador del Valle y el Mirador de la Ermita del Valle. Los tres ofrecen una perspectiva similar, pero con matices.

En el Mirador de Toledo, por ejemplo, encontramos la mejor perspectiva del Seminario Conciliar Mayor San Ildefonso, aunque a cambio perdemos prácticamente la visión de la Catedral. El Mirador de la Ermita, por su parte, es perfecto para encajar el seminario, la Catedral, el Alcázar y el castillo de San Servando, aunque tiene el inconveniente de que hay que pararse en plena carretera con el peligro que representa.

Por eso, la mejor opción es el Mirador del Valle, el que se encuentra en el medio de los tres, y que es el más famoso de toda la ciudad. No solo podemos ver perfectamente los lugares más emblemáticos de la ciudad de las tres culturas, sino que, además, nos permite fotografiar también el Tajo rodeando la ciudad. Un lugar ideal para hacer fotos de día y de noche, por lo que si tienes una buena cámara, no dudes en acercarte hasta allí (está a unos 4 km del centro) para inmortalizar el momento.

Un truco para el visitante: desde el Mirador del Valle encontrarás la subida al Cerro del Bú, donde se consigue una de las mejores panorámicas de toda la ciudad de Toledo y, además, se puede visitar este primitivo asentamiento y los restos arqueológicos que aún hoy siguen allí.

Mirador del Valle

 Mirador del Puente de Alcántara

El Puente de Alcántara es uno de los accesos a Toledo desde la zona este. Aquí encontramos otro buen mirador a la izquierda del puente, aunque no tengamos mucha altura. La visión nos permite una preciosa panorámica del Alcázar y de la muralla que rodea buena parte de la ciudad, al mismo tiempo que conseguimos también que aparezca la propia torre del puente.

Al otro lado del puente hay otro mirador, pero tiene el problema de que se encuentra casi a nivel del río, por lo que se puede ver la muralla y la torre del Puente de Alcántara, pero casi se tapa por completo el Alcázar. Otra mirada a la ciudad para descubrir todo lo que Toledo tiene que ofrecer al visitante.

 Mirador del Puente de San Martín

Al otro lado de la ciudad, en el oeste, encontramos el Puente de San Martín, otro de los accesos históricos a la Toledo medieval. En esta zona encontramos el Mirador del Puente de San Martín, ubicado en un parque infantil y que permite divisar no solo el puente, sino también la muralla y el Monasterio de San Juan de los Reyes.

Pero los toleanos recomiendan pasear hasta esa zona y caminar a izquierda y derecha del puente, ya que desde allí se pueden conseguir preciosas fotografías de esa parte de la ciudad, bañada cómo no por el omnipresente Tajo. Otra forma de conocer Toledo desde el exterior de la muralla y de maravillarse tanto de día como de noche con las excepcionales vistas.

 Miradores del centro de Toledo

Pero no todos los miradores de Toledo están fuera de la muralla. En el interior de la ciudad también encontramos lugares en las alturas para disfrutar de impresionantes vistas de la ciudad. Uno de los mejores es la Iglesia de los Jesuitas, donde se puede subir a la torre para conocer Toledo desde el cielo. Eso sí, no es accesible para todo el mundo ya que hay que subir 134 escalones.

Otro buen lugar para subir a lo más alto de Toledo es la Iglesia de San Román, donde también se permite subir a su torre de estilo mudéjar. Aquí se disfruta de manera doble, ya que además de subir a una buena altura, esta iglesia está en una de las zonas más altas de la ciudad, por lo que las vistas son espectaculares.

Pero si lo que quieres es ver Toledo desde las alturas, pero de una forma más relajada, terminamos nuestro recorrido por los miradores de la ciudad manchega en el Hotel Carlos V. Allí, en la penúltima planta, se encuentra la Azotea, una espectacular terraza que permite disfrutar de las mejores vistas de la ciudad mientras te tomas un refresco. Sin duda, la mejor manera de terminar una visita por la ciudad de las tres culturas.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan