Movilidad eléctrica: cómo se adaptan las ciudades

31 agosto | 2021 | Goodyear

Repasamos las claves de la movilidad eléctrica y el modo en que las ciudades se adaptan a la nueva realidad del transporte eléctrico

Las ciudades están cambiando poco a poco, se adaptan a las nuevas necesidades de movilidad de los ciudadanos y, desde hace pocos años, se está generalizando que en el centro de todas las decisiones debería estar el peatón y no los coches de combustión interna. Según la Agencia Europea del Medio Ambiente, las ciudades apenas ocupan un 2% de la superficie terrestre; sin embargo, alrededor del 56% de la población mundial vive en las ciudades. Ya hay más de 500 urbes que superan el millón de habitantes.

Con estos datos sobre la mesa, el objetivo de todas las autoridades se centra en lograr ciudades más eficientes, sostenibles y teniendo siempre en el centro de todas las decisiones a las personas. En este nuevo contexto, el concepto de movilidad va, por tanto, mucho más allá de los vehículos.

 Hacia una nueva normalidad eléctrica

La Unión Europea presentó el pasado mes de diciembre su estrategia de movilidad sostenible e inteligente, un informe sobre el que sientan las bases de cómo será el transporte en el futuro cercano en la UE para alcanzar los objetivos de transformación verde y digital. Algunas de las metas para 2030 pasan por que al menos 30 millones de coches sin emisiones recorran las calles de los municipios europeos y más de 100 ciudades europeas produzcan un impacto neutro en emisiones derivadas de fuentes fósiles y generalización de la movilidad autónoma.

Para alcanzar estas y otras metas los dirigentes ya están repensando las ciudades del mañana basándose en tres aspectos fundamentales.

Medios alternativos de transporte

En las nuevas ciudades se valora la posibilidad de que las personas se puedan desplazar de un lugar a otro sin usar el coche, caminando o con medios alternativos de transporte. La bicicleta es un medio que no ha parado de crecer en nuestras ciudades, los carriles bici y calles ciclables han ganado mucha importancia en los últimos años. Las ayudas para la compra de bicicletas eléctricas se han normalizado y el bicisharing no para de crecer. Los llamados Vehículos de Movilidad Personal (VMP), como patinetes eléctricos, también han ido encontrando su hueco en la ciudad, aunque con algo más de polémica por la falta de legislación sobre las medidas de seguridad que deben llevar sus usuarios.

Transporte sostenible

Autobuses eléctricos y autónomos

Otro de los objetivos ambiciosos al que tiene que hacer frente cualquier ciudad para una mejor movilidad eléctrica es la electrificación del transporte público. En este sentido, Goodyear equipa en Luxemburgo tres autobuses lanzadera 100% eléctricos autónomos con neumáticos inteligentes que recopilan una serie de datos que son analizados para mejorar la eficiencia del servicio.

No es el único proyecto en el que está involucrado actualmente la compañía. El sistema Drive-Over-Reader (DOR) de Goodyear es un dispositivo capaz de verificar la presión y estado de los neumáticos para transmitirlo de una manera directa a la central y así asegurarse de que todos los autobuses salen con la presión correcta. Un mal inflado de los neumáticos empeora la autonomía y causaría retrasos innecesarios a los pasajeros.

Para que una flota de autobuses eléctricos sea eficiente, los neumáticos, además de llevar la presión correcta, deben tener una resistencia a la rodadura muy baja. Con el objetivo de maximizar la autonomía, muchos autobuses ya han usado neumáticos especiales de baja resistencia a la rodadura de Goodyear con unos resultados muy satisfactorios.

Una ciudad sostenible y agradable para vivir es una ciudad sin ruidos. Y los neumáticos juegan también un papel importante. Al rodar los vehículos, el sonido resuena a través de la cavidad que está llena de aire, que, además del ruido, provoca que poco a poco se vaya desinflando. Las construcciones sin aire, como los neumáticos Goodyear DURAWEB, reducen el ruido y no se desinflan.

Movilidad eléctrica

La década eléctrica

El tráfico rodado en las ciudades genera al menos el 50% de la contaminación y, para atajar este problema, las instituciones crearon primero unos protocolos anticontaminación que limitaron en un principio el acceso a los vehículos más contaminantes. Posteriormente se implementó con los planes municipales, que restringen la entrada a una zona determinada de la ciudad de forma permanente, como Madrid 360 o la Zona de Bajas Emisiones de Barcelona.

En este contexto, todos los fabricantes de automóviles se han ido poniendo fechas en los próximos años para dejar de fabricar vehículos gasolina o diesel. Los híbridos y eléctricos no es que sean el futuro, es que son una realidad.

Transporte sostenible

Ciudades inteligentes

El gran reto de la nueva movilidad urbana eléctrica pasa por el uso del Big Data que recopile y analice los miles de datos de vehículos, autobuses, peatones y semáforos para una mejor y más eficiente organización del tráfico y de la ciudad.

De implementarse rápidamente estas medidas, en pocos años podremos disfrutar de un nuevo concepto de ciudad y de movilidad, más verde y limpia.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan